Lo Último

Reclaman por la Ley de la Madera

Escracharon al gerente forestal de Botnia, Mauro Real de Azúa, que vive en Concordia. El ejecutivo dijo que hicieron “inteligencia” en su barrio.

Ambientalistas de Gualeguaychú se movilizaron este viernes hasta Concordia para escrachar por sorpresa al gerente de Desarrollo Forestal de Botnia, Mauro Real de Azúa, quien tiene su domicilio en la Capital del citrus. Los manifestantes llevaron carteles con leyendas como: “Mauro Real, te seguiremos por cielo y tierra” y “Si Botnia no contamina, ¿por qué vivís aquí?”

La protesta se realizó al mediodía frente a la residencia particular del ejecutivo, en calle 25 de Febrero, a metros de la avenida Eva Perón. Hubo gritos y cánticos contra la forestación y reclamaron que se apruebe a nivel nacional la Ley de la Madera, para impedir que Argentina exporte materia prima para las plantas de celulosa del Uruguay.

Mientras se realizaba el escrache, Real de Azúa dialogaba con el sitio Montevideo Portal: “Por lo que me dicen los vecinos que me están llamando permanentemente, son unos 20”, afirmaba.

También contó que la manifestación fue “muy agresiva” y que hacía alusión a sus hijas, llamándolas por su nombre. Añadió que analizará con sus asesores legales si corresponde o no emprender algún tipo de acción judicial.

Según el gerente de la empresa finlandesa, sus vecinos en Concordia estaban “totalmente indignados”, e incluso habrían repudiado a uno de ellos, que se negó a brindar información sobre Real de Azúa, cuando hicieron el “trabajo de inteligencia”.

Real de Azúa, uruguayo de nacimiento, está radicado hace muchos años en Argentina. Trabajó en Tapebicuá y en Tile Forestal.

NNAABuscadoNNCC

En un comunicado, según informó Uno, la Asamblea Ambiental describió: “Mauro Real de Azúa: gerente forestal de Botnia, es uruguayo, su esposa e hijas son entrerrianas y viven en uno de los puntos de tensión en la frontera bilateral (Concordia)”.

En el texto destacaron que según este ejecutivo de la papelera “el área forestal está dando mucho trabajo; una hectárea ganadera emplea a una persona, mientras que una hectárea forestal necesita 100 o más”. Pero aclararon: “Esto es mentira, las áreas forestadas producen despoblación, miseria y trabajo esclavizante”.

Denunciaron que Real de Azúa estuvo al frente de la fábrica Tapebicuá cuando era propiedad de la neozelandesa Fletcher, y mantiene reuniones con los empresarios del sector forestal de Corrientes y Misiones. “Al concretarse estos negocios, la exportación se hace vía Brasil por los puentes que vinculan a la Argentina con ese país. Por tratarse de producción nacional no habría inconvenientes con esta suerte de triangulación, ya que el tránsito es libre entre los estados miembros del Mercosur”, relataron. Para evitar esa triangulación exigieron que se apruebe la ley nacional de la madera.

“Por este y todos los motivos por todos conocidos, seguiremos con estas acciones y con el corte en Arroyo Verde, siendo éste el bastión de la lucha del pueblo de Gualeguaychú y la cuenca del río Uruguay”, concluyeron.

Por su parte, la ambientalista Ivana Vilches, una de las que participó del escrache, advirtió: “Vamos a seguir buscando estos personajes y no los vamos a dejar tranquilos”.

“Después de investigar desde hace bastante tiempo, estábamos buscando a Mauro Real de Azúa, que es un dirigente forestal de la empresa Botnia. Estuvimos en la puerta de la casa un grupo muy grande de la Asamblea con carteles, trayéndole nuestro mensaje”, agregó.

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad