Lo Último

Reutemann ya empezó a apretar el freno

“Vamos Lole, ¿para cuándo se define? ¿Va a ser candidato a presidente?”, le preguntaron en un asado con dirigentes radicales aliados en Rosario. “Hay que esperar, el peronismo es un terremoto

Fiel a un estilo que sabe de marchas y contramarchas cuando se trata de definir sus aspiraciones, el senador Carlos Reutemann explicó que todavía “hay que esperar” para definir una posible candidatura presidencial suya en 2011 debido a que “el peronismo es un terremoto”, como consecuencia de las elecciones del 28 de junio.

Reutemann ganó las elecciones a senador en Santa Fe por un pequeño margen, pero ganó. En la campaña había anticipado que aunque se impusiera por un voto iba a considerarse con el respaldo suficiente para apuntarle a la Casa Rosada. Sin embargo, luego del angustioso triunfo decidió llamarse a silencio y poco más se supo de él. Recién volvió a aparecer diez días atrás para participar de una convocatoria de la Mesa de Enlace agropecuaria para consensuar una agenda de temas con la oposición.

Incluso Reutemann fue uno de los muy pocos dirigentes del justicialismo que no aceptó reunirse con Daniel Scioli para conversar sobre la reorganización del PJ. La mayoría de los gobernadores – ya sea en forma pública o reservada – aceptó el convite, pero el santafesino contó en la semana posterior a las elecciones que tenía una llamada de Scioli en el contestador de su teléfono que no pensaba responder. Reutemann y Scioli son dos de los principales precandidatos del peronismo para 2011.

El domingo, el Lole tenía agendado un asado junto a los dirigentes radicales que lo apoyaron en la provincia para las elecciones pasadas, en la localidad de Puerto Gabotto, a orillas del río Coronda. Es la línea del radicalismo que responde al ex senador y actual presidente del club Rosario Central, Horacio Usandizaga, antiguo archienemigo del ex piloto. La idea era festejar el triunfo de Reutemann sobre el socialista Rubén Giustiniani.

“Agradezco el apoyo que me han dado en esta elección y lo voy a valorar siempre porque fue la más dura que me tocó enfrentar. Se ganó por 30 mil votos y sé que el aporte de cada uno contribuyó a la victoria”, sostuvo Reutemann cuando le tocó hablar. También participó del asado su coequiper, la senadora Roxana Latorre.

“Vamos Lole, ¿para cuándo se define? ¿Va a ser candidato a presidente?”, le preguntaron luego desde las otras mesas según consignó el diario La Capital, de Rosario. “Hay que esperar, el peronismo es un terremoto. Tengo que esperar que pase el terremoto en mi propio partido”, fue todo lo que pudieron arrancarle a Reutemann sobre la cuestión.

En cambio se mostró más expansivo para repartir consejos. Así, a los dirigentes radicales les explicó sobre la importancia de preservar la identidad partidaria. “Miren lo que pasó en Córdoba: la UCR no le entregó la sigla a nadie y terminó saliendo segunda, consiguiendo un senador y varios diputados nacionales”, ejemplificó.

Antes de que se marchara, los radicales de Usandizaga le entregaron una carpeta con los datos de la elección del 28 de junio con el detalle pueblo por pueblo, para demostrarle el buen negocio que había hecho en las localidades donde ellos tenían algún referente.

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad