Lo Último

gremios

Sánchez y Calveyra impugnan intento de quebrar la CTA Autónoma

Cuestionaron al sector encabezado por Godoy, de ATE, por “debilitar a los trabajadores que luchan”. Como firmantes de un documento nacional, denuncian desfinanciamiento de la CTA. Olarán no firmó.

Los dirigentes de la CTA Paraná y de CTA Autónoma a nivel provincial, Ricardo Sánchez y Silvina Calveyra, son firmantes junto a una treintena de referentes nacionales de la CTA de un documento que impugna la decisión de Hugo “Cachorro” Godoy, secretario General de ATE nacional, de apostar a la ruptura de la CTA Autónoma identificada con Pablo Micheli.

Godoy, con el apoyo de Víctor De Gennaro y del gremio estatal entre otros sectores, rompió con Micheli al que acusó de no acompañarlo en medidas de lucha contra políticas de ajuste promovidas por el gobierno de Mauricio Macri.

En este marco, abrió una nueva casa, en calle Perón, en Buenos Aires, con lo que, casualidades y definiciones políticas de por medio, la nueva organización quedó bautizada en los hechos como “CTA – Perón”.

El documento no fue rubricado por el titular de la CTA Autónoma en Entre Ríos, el dirigente de ATE, Esteban Olarán.

Godoy fue en 2015 candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires en la boleta que encabezó De Gennaro como aspirante a la Presidencia. En Entre Ríos, esa boleta fue motorizada por el socialismo y el PCR (PTP) y sus organizaciones sociales y gremiales.

Rechazo

“La CTA Autónoma no se divide”, se titula el documento que firman entre otros Sánchez y Calveyra que hoy es parte del equipo del Copnaf, convocada por el gobernador Gustavo Bordet.

“En nuestro carácter de directivos del Comisión Ejecutiva Nacional, de secretariados provinciales, de gremios y de organizaciones sociales que constituimos la Central, expresamos nuestro rechazo al intento de ruptura que protagonizan algunos dirigentes en estos días”, se cuestiona.
“Sostenemos que, consciente o inconscientemente, este intento debilita a los trabajadores y trabajadoras que luchan y beneficia a la política gubernamental que continúa con los despidos, la precarización laboral, la rebaja de los sueldos, la carga impositiva a los salarios, la degradación de las jubilaciones y el endeudamiento externo que fue récord mundial durante 2016”, evalúa el sector.

Los firmantes expresaron que “la libertad y democracia sindical no se declaman sino que se ejercitan”. “Somos respetuosos y orgullosos militantes de una CTA que construyó coherencia colectivamente; somos responsables frente a la ofensiva que estamos viviendo los trabajadores y trabajadoras”, dicen. “Hay compañeros y compañeras que han sido parte de la lista que ganó junto a Pablo Micheli la Conducción Nacional en las últimas elecciones y hay otros que no han pertenecido a dicha lista pero que no aceptan que la salida a las supuestas diferencias sea una fractura en nuestra CTA Autónoma”, criticaron.

“Los intentos de ruptura de un grupo de compañeros y compañeras que, sin querer dar la discusión interna tomaron la determinación de trasladarse a otro domicilio, es un nuevo capítulo en el camino de desconocer la voluntad soberana de los miles de trabajadores y trabajadoras que votaron en las últimas elecciones de la CTA-A”, remarcaron.

“No es el primer episodio, ya venimos soportando el desfinanciamiento de la Central mediante el desvío de dinero de los afiliados y el permanente boicot a los esfuerzos de nuestra Central para desarrollar la necesaria unidad de acción sin perder nuestra identidad. También han sido muchos nuestros esfuerzos por intentar acercamientos y evitar la posibilidad de que la Central sea cooptada por lógicas partidarias”, impugnan los firmantes.

Unidad

“El camino frente a los intentos ininterrumpidos del gobierno por hacer retroceder a los trabajadores y trabajadoras es decididamente la unidad en la acción. Y ésta es justamente la principal diferencia que parecen esbozar como irreconciliable quienes apoyan al sector rupturista de nuestra CTA-A. ¿Es la unidad en la acción un camino sencillo? ¿Es un camino lineal y perfecto? NO. ¿Es coherente promover la unidad de acción a nivel provincial pero renegarla a nivel nacional? Creemos que tampoco”, se cuestiona en el texto.

“Quienes tenemos responsabilidades sindicales y sociales sabemos que no siempre se baila en escenarios cómodos. Tenemos la obligación de mirar más allá de nuestro ombligo, dar las batallas en todos los terrenos, tener el coraje de navegar en todas las contradicciones, tener como norte los intereses de nuestros compatriotas. A pesar de los sordos y múltiples intentos de fractura en nuestra Central que se vienen verificando hace más de un año, mantuvimos la iniciativa política y dimos batallas a los ataques del poder en desiguales condiciones”, remarcaron.

En devolución a la crítica de Godoy, impugnaron a ese sector por la ausencia en otras jornadas de lucha. “Otro grado de fortaleza y acumulación hubiéramos tenido si el conjunto de compañeros y compañeras que, irresponsablemente boicotean la política de nuestra Central, hubieran participado activamente en jornadas como la del 29 de abril junto a miles de trabajadores, o cuando vetaron la ley Antidespidos, o en la multitudinaria Marcha Federal, o dando la batalla contra el impuesto al salario, o en la participación activa y militante, a lo largo y ancho de nuestro país en un sinnúmero de conflictos socio-ambientales contra las transnacionales del saqueo, como así también en las acciones y multisectoriales contra los tarifazos, o defendiendo a los compañeros docentes de Tierra del Fuego exonerados y otros tantos cuyos Estados y patrones pretenden desaforar”, recriminaron.

“No seremos parte de una nueva división del movimiento de los trabajadores, no resignaremos nuestra identidad autónoma y no cejaremos en nuestra política de unidad de acción que es lo más solicitado por millones de trabajadores para luchar contra las políticas neoliberales con un grado mayor de efectividad”, remarcaron los firmantes que, finalmente, hicieron un llamado “a todos los dirigentes, delegados y militantes de nuestra Central en todo el país a tomar en sus manos este debate, pasar de las conclusiones a la acción y superar así los insólitos intentos rupturistas”.

“No están en juego dirigentes o nombres. Está en juego el rol que la Central pueda asumir en el destino de nuestro país”, concluye el texto.

Firman y no

Son firmantes del documento, por la conducción de CTA Autónoma, José Rigane, Fernando Acosta, Hugo Blasco, Rita Liempe, Jorge Cardelli, Guillermo Pacagnini, Elía Espen, Rubén Garrido, José Luis Ronconi, Francisco Montiel, Mariano Sánchez Toranzo, Guillermo Díaz, Dora Martínez, Melina Rojas, Jorge Portel, Julio Gambina, Néstor Jeifets, Cristina Chiste, Horacio Catena, José Peralta, Fredy Berdeja. También firman dirigentes de CTA Neuquén, Carlos Quintriqueo, Francisco Gómez, Julio Acosta de La Pampa, Hugo Leglise de San Juan, Arnoldo Nuñéz de Catamarca, Leticia Radke, de Corrientes, Rubén Ortiz de Misiones, Normando Ocampo, de La Rioja, Ramón Gómez, de San Juan, Sergio Charles de Chubut, Gustavo Teres, de Rosario, Marcos Perussini, de Santa Fe, entre otras organizaciones sindicales de base de la CTA.

Por Entre Ríos, firman Sánchez (titular de CTA Paraná); Calveyra (secretaria Adjunta de CTA Entre Ríos); y María Carla Rodríguez y Manuela Muñoz, por el Sindicato de Empleadas en Casas de Familia. No está la rúbrica, en cambio, del titular del CTA Autónoma en Entre Ríos, el dirigente de ATE, Esteban Olarán.

Claves

Notas más
leidas
© 2024 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad