Lo Último

Schiaretti y Juez: vínculos viejos

Hubo un tiempo en que Luis Juez y Juan Schiaretti mantuvieron cierta amistad, a pesar de que ello no convencía al gobernador José Manuel de la Sota. Ahora, estos dos dirigentes se vieron enfrentados duramente en las urnas y dejaron atr&

Schiaretti representa a un peronismo clásico; Juez rompió el bipartidismo UCR-PJ cordobés con una formación política ideológicamente policromática, sin estructuras aún consolidadas.

El «Gringo», como le dicen, nació el 19 de junio de 1949 en el barrio Talleres. Su padre era ferroviario y, además, peronista. No obstante su origen obrero, por sus buenas notas escolares accedió al Liceo Militar General Paz: egresó en 1965, con medalla de oro. Más tarde se recibió de contador público en la Universidad Nacional de Córdoba. Fue allí donde comenzó su militancia política en el Integralismo.

Juez, de 44 años, pertenece a una generación distinta de la de José Manuel de la Sota y la de Schiaretti. Cuando ellos ya militaban activamente en la década del 60 y 70, Juez apenas era un chico (nació en 1963). Ingresó en la Universidad recién en 1982. Allí ensayó su primera militancia. Luego, ya recibido de abogado, comenzó a vincularse con la estructura partidaria del justicialismo. Y en sus primeros tiempos lo hizo en cercanías de José Manuel de la Sota, que desde fines de los 80 gobierna los destinos del PJ mediterráneo.

Pisando los años 90, Juez adhirió a la corriente interna del PJ que lideraba Juan Schiaretti.

Fue gracias a su relación con el «schiaretismo» que accedió a una banca de diputado provincial, tuvo un puesto clave en la empresa Papel Prensa y colaboró con la intervención a la provincia de Santiago del Estero.

Durante bastante tiempo hubo cordialidad entre Juez y Schiaretti. Incluso cuando ya se habían desatado los enconos personales con José Manuel de la Sota, el vicegobernador mantuvo un trato amistoso con Juez en la intendencia cordobesa, que le valió varios regaños de parte del delasotismo. Luego a Schiaretti lo obligaron a medirse en sus gestos.

En el transcurso de la reciente campaña electoral hubo una moderada virulencia entre los candidatos. Juez lanzó duros dardos que Schiaretti replicó.

Sin embargo, por esos años pasados comunes o la afabilidad que mantuvieron, no significa que Schiaretti y Juez sean iguales o parecidos.

Schiaretti seguirá expresando sus apoyos a Cristina Fernández de Kirchner para la elección presidencial del 28 de octubre. Todo indica que Juez se mantendrá distante o esperará que le pidan el aporte de su adhesión.

Schiaretti, si se confirma que es el triunfador, tendrá una Legislatura dominada por el delasotismo. Esto implicará cierta atadura al actual gobernador y a su estructura política en el PJ. Lo que tenga Juez, en la cumbre o el llano, será capital propio.

José Manuel de la Sota anunció que desde diciembre se tomará un «año sabático». Nadie cree que ello sea posible. Los comicios de ayer quizá le hagan revisar ese plan.

Fuente: La Nación

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad