Lo Último

Se agudiza el conflicto en la Justicia

No arrojó resultados positivos el encuentro de ayer con el Gobierno, según la evaluación de los empleados judiciales, que desoyeron la conciliación. Mañana habrá una audiencia en Trabajo de la que se espera q

En medio de una conciliación obligatoria que fue desoída, los trabajadores judiciales cumplieron ayer un paro de actividades con un altísimo nivel de acatamiento que dejó inactivos a la mayoría de los juzgados, medida que continuará hoy y mañana, según lo resolvió anoche un plenario de la Asociación Judicial de Entre Ríos (AJER), y que podría extenderse cuando se retome la actividad luego de la feria, el 1º de febrero.

La resolución fue la expresión del descontento que hay entre los trabajadores frente a la falta de acuerdos mínimos con el Poder Ejecutivo respecto de una actualización salarial.

Los judiciales salieron ayer de la audiencia que tuvieron con los ministros de Gobierno, Adán Bahl, y de Economía, Diego Valiero, casi con las manos vacías. “No hay nada. No tienen ninguna oferta para hacernos, así que el conflicto se sigue dilatando y no hay solución”, resumió Mabel Pedrero, vocera de la AJER, al término de la reunión, que se adelantó una hora y media: no se hizo a las 12, como estaba previsto, sino a las 10.30.

El encuentro en procura de destrabar un conflicto que ya lleva más de dos meses, acumula un total de 21 días de huelga y que prácticamente ha paralizado la prestación del servicio de justicia en Entre Ríos, se dio en medio de una situación tirante: el sindicato rechazó la conciliación obligatoria que el viernes último dictó la Dirección Provincial de Trabajo, mandato que desoyó y ayer llevó adelante un nuevo paro de 24 horas. Pero además recurrió a la Justicia con una acción de amparo para pedir que se invalide esa de declaración de tregua forzada.

El planteo, hecho ante el Juzgado Correccional Nº 1 a cargo de Pablo Vírgala, estuvo acompañada de una medida cautelar por el que se pidió que se dejara sin efecto los alcances de la conciliación, aunque el juez rechazó ese reclamo.

NNAABalla reclamaNNCC

En realidad, el conflicto judicial -a dos días de que concluya la actividad y se abra el período de la feria, que se extenderá hasta el 31 de enero- ingresó ahora en una disputa jurídica y legal que torna difícil hallar una salida.

Ayer, la Justicia corrió traslado del amparo presentado por AJER a la Dirección de Trabajo para que el organismo que conduce Oscar Balla conteste el planteo. “La Justicia me corrió traslado por lo que tengo que contestar en el plazo de siete días por intermedio de Fiscalía de Estado”, dijo Balla.

Pero el funcionario indicó que antes de que se cumpla ese plazo el Estado contestará el amparo, hecho que ocurrirá, dijo, “seguramente el viernes”. Pero más allá de esos plazos y esas presentaciones cruzadas, aseveró el funcionario, los plazos de la conciliación dictada el viernes, y que los judiciales no acataron, siguen corriendo. Y por eso sostuvo que como el amparo no está resuelto para Trabajo, la conciliación “está vigente”.

Trabajo dictó la conciliación a pedido del Ministerio de Gobierno -cartera de la cual depende- el viernes último, y por un plazo de quince días. Y además fijó fecha para una audiencia de partes para mañana a las 11, y a ese encuentro no sólo convocó a AJER y al Gobierno, sino que además solicitó que el Superior Tribunal de Justicia (STJ) designe un representante. Según dijo Pedrero, el gremio judicial aceptó asistir a ese encuentro, aunque irá sin demasiadas expectativas.

Al defender las facultades de Trabajo para mediar en el conflicto Balla, aseveró que existe un convenio con el Ministerio de Trabajo de la Nación que los habilita a actuar. «Los trabajadores se olvidan que hay un convenio entre Nación y Provincia firmado en el año 2000, que le da a la provincia la autoridad para actuar en los conflictos”, precisó Balla.

NNAADemandasNNCC

El conflicto en la Justicia es esencialmente económico: los trabajadores reclaman una nueva pauta de actualización salarial que supere el índice del costo de vida que mide el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), que para todo el año dio una pauta del 10 %, cuando los trabajadores del Poder Judicial afirman que ese guarismo estaría cerca del 30 %.

Pero además, en coincidencia con un planteo similar hecho por el STJ, reclaman un aumento de la planta de personal -alrededor de 400 cargos, dos veces y medio lo que el Presupuesto 2008 le asignó, que son 150- y una solución a la existencia de personas que trabajan sin percibir salarios. Desde AJER han reiterado que en la Justicia “no hay sueldos altos”, y prueba de ello, aseguran, es la existencia de un 40 % de la planta compuesto por los denominados escribientes, el primer escalón en la carrera, con ingresos de bolsillo de 1.500 pesos.

Los judiciales han cuestionado el hecho de que la solución al conflicto se haya postergado a pesar de que el reclamo lleva más de dos meses. “El Ejecutivo trata de solucionar un problema a tres días de la feria judicial, no hay una voluntad de querer conciliar», dijo la vocera de AJER. “En tres días no se puede hacer magia, hace tres meses que venimos con reclamos. La voluntad de dialogar siempre la hemos puesto, no ha habido voluntad del Ejecutivo”, concluyó.

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad