Lo Último

Siete de los nueve diputados quieren fijar las retenciones

El debate de fondo es si se quita al Ejecutivo la fijación de las retenciones. De todos modos, en la pulseada se trata de ver qué sucede con más de 1.900 normas que implican facultades delegadas. El miércoles se pondr&iacu

Hace un año y cuatro meses que la agenda política tiene uno de sus ejes más importantes en la política de retenciones que derivó en el conflicto agropecuario. Implicó cuestiones sociales, económicas, movilizaciones que pasarán a la historia y una polémica que, de un lado, denuncia voracidad fiscal, del otro argumenta distribución de la riqueza. Lo cierto es que todo ese conjunto de implicancias derivó en el 28 de junio, en la derrota del oficialismo, y en una pulseada que ahora gana cuerpo en el Congreso de la Nación.

Llegado el 24 de agosto vencerá la vigencia de una norma, la Nº 26.135, que volvió a ratificar, como sucede desde 1994 a la fecha, cada dos o tres años, la delegación de atribuciones del Congreso al Ejecutivo. En ese conjunto de facultades cedidas se hace dificultoso discernir y repasar un total de 1.901 normas distintas sobre diversas materias. Una, en especial, es la que ha ganado preponderancia en los últimos tiempos que es el manejo del Código Aduanero y, particularmente, la determinación de la alícuota de retenciones a los commodities.

Según lo previsto, este miércoles tiene pedido de tratamiento preferencial el proyecto del bloque del Frente para la Victoria que insiste con una nueva prórroga de un año y la conformación de una comisión bicameral que evalúe la vigencia o no de cada una de esas 1.901 normas enmarañadas en la ley Nº 26.135.

Entre Ríos

Epicentro de ese reclamo agropecuario, en Entre Ríos fue ganando terreno la crítica al gobierno nacional, a su política de retenciones. Perdió el Justicialismo el 28 de junio también aquí y tres diputados oficialistas decidieron abandonar el Frente para la Victoria para conformar un nuevo bloque.

Así planteadas las cosas a la fecha, el miércoles habrá siete entrerrianos que voten en contra del proyecto kirchnerista. El texto pretende retener en poder del Ejecutivo la fijación de las retenciones a los commodities por un año más.

En contra de esa propuesta se alistarán los tres diputados que rompieron con el kirchnerismo, Cristina Cremer de Busti, Gustavo Zavallo y María de los Ángeles Petit, que conforman Peronismo Federal; los radicales Sergio Varisco y Gustavo Cusinato; el socialista Lisandro Viale; y el representante de la Concertación Entrerriana, Emilio Martínez Garbino. En defensa del planteo oficialista votarán los dos diputados nacionales del bloque del Frente Para la Victoria, Raúl Solanas y Nelio Calza.

Dar de nuevo

En general, de la consulta a las voces de la oposición, surge una moción clara en contra de que el Congreso vuelva a delegar sus atribuciones en el Poder Ejecutivo. Y una expectativa de forzar un consenso con el oficialismo que aún retendría la mayoría en el Congreso.

Es así que, sin muchas vueltas, los diputados entrerrianos de la oposición pretenden que el 24 de agosto llegue finalmente el vencimiento de la vigencia de la Ley Nº 26.135. Será a partir de entonces, y sólo si se consigue la mayoría opositora, se planteará como “problema” cómo darle cauce al conjunto de funciones que hoy cumple el Ejecutivo y que recuperaría para sí el Legislativo.

Pero lo más importante, será entonces el momento en que las distintas fuerzas políticas expresadas en el Congreso de la Nación fijen, finalmente, la política económica en lo que refiere a las retenciones a las exportaciones a los commodities.

Si bien hay proyectos previos y posiciones ideológicas firmes, respecto de distintos niveles de intervención del Estado, o acerca de las posibilidades de tratar de modo distinto a los grandes y pequeños productores, el asunto parece planteado como un paso posterior a la pulseada que opositores y dirigentes rurales tiene planteada con el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

Voces, en contra del proyecto oficialista

“Estoy en contra de toda delegación de facultades del Congreso en el Ejecutivo”, enfatizó Emilio Martínez Garbino (Concertación Entrerriana). Hizo saber que rechazará la iniciativa del oficialismo, que tiene pedido de tratamiento preferencial para el miércoles, y planteó como necesidad posterior, sea en manos del Congreso o en poder del Ejecutivo, de “avanzar en una política de segmentación para la fijación de retenciones”. “Si se aplacan los ánimos, se va a poder plantear un nuevo esquema basado en la segmentación”, insistió.

Por su parte, el radical Sergio Varisco enfatizó: “Nosotros vamos a votar en contra de una prórroga a la delegación de facultades. La idea es recuperar para el Congreso todas las facultades”, opinó. Puso el acento, sin embargo, en que el debate estaría requiriendo de “un sinceramiento de la situación económico financiera del país”. “Si bien hay una apertura al diálogo no hay un sinceramiento de lo que el gobierno necesita para gobernar”, advirtió el paranaense.

Respecto de la política de retenciones que debiera darse, Varisco afirmó: “Se está trabajando, incluso con la Mesa de Enlace, en base a que está claro que tienen que bajar a cero las retenciones en maíz, trigo y economías regionales. Se discute que porcentaje bajar en la soja sin desfinanciar el gobierno. Es por eso que necesitamos un sinceramiento de la situación económica del país”, insistió.

Desde el socialismo, Lisandro Viale repasó: “Sesionó el Comité Nacional del socialismo y se expresó en contra de la delegación de facultades y en contra de los superpoderes (que debate el Senado). Nuestro bloque votará en contra de cualquier prórroga”. “Pretendemos articular con la UCR, con la CC un proyecto consensuado respecto de las retenciones que son una herramienta económica que maneja el Ejecutivo pero que el Congreso podrá fijar algunos parámetros”, se adelantó para luego recordar la posición conocida del socialismo en favor de retenciones segmentadas, con distintas pautas de acuerdo al cultivo. No quiso aventurarse más en las salidas que tendrá el asunto en el Congreso: “Los tiempos se agotan y el socialismo apuesta a una salida de consenso. Mucho dependerá de la madurez del oficialismo”, apostó.

María de los Ángeles Petit, titular del nuevo bloque “Peronismo Federal”, precisó que “no hay dictámenes de comisión todavía” respecto del tema en discusión. “Es así que no se conoce el proyecto final que presentará el oficialismo”, hizo notar la diputada que analizó variantes: “Si se insiste con la prórroga, lisa y llana, la idea es eventualmente habilitarla pero dejar afuera de esa prórroga, sí o sí, el tema de las retenciones”, jerarquizó.

“El oficialismo pide un año, la oposición concedería hasta seis meses. Podríamos estar dispuestos a un año porque tenemos que ser concientes que hay un proceso de reorganización legislativa muy grande”, advirtió Petit que, sin embargo, insistió: “Hay muchas alternativas mientras no se vean las dos posturas finales, pero la prórroga así, lisa y llana, la rechazamos. La idea que es que queden fuera de esa prórroga la fijación de retenciones”, enfatizó.

Solanas defiende la postura oficialista

“El 24 de agosto es una fecha clave. Vence la ley que autoriza la delegación legislativa que viene desde 1994 y que incluye 1901 leyes anteriores a la reforma constitucional”, enmarcó su postura Raúl Solanas del Frente Para la Victoria. “En 1999 todos los bloques decidieron prorrogar esta delegación, igual pasó en 2002, en 2004 y en 2006”, añadió.

“Lo primero que hay que decir es que acá hubo una omisión histórica del Congreso de ordenar todo ese marco normativo que incluye el código aduanero. No puede el Congreso reasumir todas esas funciones que nadie tiene muy claro cuales son todas”, advirtió Solanas para argumentar, entonces, que “se necesita un año, con el compromiso de todos los bloques, para que una comisión solucione definitivamente este tema”. “Es de sentido común, es una cuestión de sentido práctico. En la aduana hay miles de posiciones arancelarias a resolver: arroz con cáscara, arroz sin cáscara, auto de tal característica, o de tal otra. Hay cuestiones prácticas que lleva adelante el Ejecutivo. El Congreso debiera abrir una oficina para resolver qué se hace ante la próxima exportación de arroz con cáscara”, ilustró para insistir: “Ningún congreso en el mundo se encarga de estas cuestiones”.

Para negociar

Respecto de las retenciones, particularmente, Solanas dice que el bloque oficialista propone que “se fije una pauta clara: si es para aumentar las retenciones, lo resuelva el Congreso; si es para disminuir, segmentar, etcétera, que sea una herramienta en manos del Ejecutivo”.

Al cuestionar la oposición, que propone segmentación de retenciones, afirmó: “El Frente para la Victoria votó la segmentación y las compensaciones en un proyecto que lo hizo caer Julio Cobos en el Senado. Hubo una segmentación que hoy, por lo bajo, se reconoce que hubiese sido importante”, se quejó.

Al observar la gama de posiciones en la oposición, Solanas consideró que “será muy difícil que puedan acordar sectores del PRO o algunos peronistas disidentes con otros como Claudio Lozano o Eduardo Macaluse que reivindican la intervención del Estado”.

Finalmente, criticó a quienes “se limitan a recibir directivas de la Mesa de Enlace” y, de algún modo se animó a suscribir una consigna que “se empieza a decir en voz alta” en las reuniones de comisión en el Congreso: “Hay algunos que se quejaban de la escribanía que era el Congreso y pretenden fundar la escribanía de la Mesa de Enlace”, criticó.

Luz Alcain para El Diario

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad