Lo Último

Solicitan a industrias un ahorro del 50% en el gas

Prevén multas si hay incumplimiento. Priorizan el consumo hogareño, donde la demanda creció 40%.

La crisis energética en el gas ya manifiesta una señal de alerta en la ciudad e impone a las industrias locales nuevas restricciones al consumo.

Según informó el gerente de la distribuidora local Redengas, Mario Luna, se solicitó el viernes a los clientes industriales que reduzcan en un 50% el consumo del gas.

La decisión obedece básicamente a la necesidad de priorizar la entrega a los clientes domiciliarios, quienes por efecto de las bajas temperaturas producen una suba en la demanda.

Para las empresas el riesgo será claro: la interrupción en los suministros de gas las podría obligar a detener la producción o a reemplazar el fluido con algún combustible alternativo como el fueloil, otra situación complicada porque tampoco hay demasiadas cantidades de este combustible.

NNAAAbastecimientoNNCC

Luna contó que la empresa está efectuando los mayores esfuerzos para abastecer con normalidad.

Hoy la firma –como lo hacen todas las distribuidoras del país– tiene que afectar el consumo de los clientes industriales. Por eso se solicitó un ahorro del 50% en la capacidad contratada por cada empresa. El consumo es variable de acuerdo a la producción. Algunas empresas consumen 12.000 metros cúbicos por día. Otras apenas 4.000.

El motivo del pedido es el faltante de gas que tienen las distribuidoras en la inyección de las cabeceras. “No tenemos el gas suficiente por el fuerte crecimiento de la demanda de los clientes residenciales”.

En este sentido dijo que hubo un incremento muy importante en el consumo a consecuencia de que el “gas es muy barato”. Y agregó: “La gente no ahorra y menos ahora, porque no cuesta nada. Al no haber un uso eficiente la demanda crece”. Para ejemplificar dijo que respecto de 2006 aumentó un 40%: una casa que en mayo de 2006 consumía 100 metros cúbicos, este año consume 120 metros cúbicos.

Con el ahorro que se pide a las empresas se logra que haya suficiente gas. “Si no se restringe a las industrias no se podrá entregar a los residenciales. La demanda es más grande que la oferta. Entran 100 metros cúbicos y salen 120”.

Las industrias deberán pagar por cada metro cúbico que consumen por encima de lo autorizado, su correspondiente multa. “No hemos aplicado ninguna a pesar del defasaje. Se imputó la multa por no cumplimiento en meses anteriores donde también se hizo el pedido, pero no se cobró ninguna todavía”.

NNAAReajuste tarifarioNNCC

Para el gerente el problema de la crisis responde a la falta de un reajuste tarifario. “El gas cuesta hoy 13 centavos el metro cúbico sin impuestos. No hubo ajustes de tarifas desde 2001”. Las distribuidoras lo solicitaron pero la decisión es de Enargas y de la Secretaría de Energía.

“Hoy el gas es muy barato y la crisis es la consecuencia de este bajo costo, que no permite realizar inversiones. Nadie invierte en algo que no es rentable”. Luna entiende que la ley de emergencia obligó al congelamiento de tarifas de 2001 “pero años después tendría que haberse acomodado. Ahora es muy complicado salir de esta situación”. Y continuó: “Antes la relación entre gas natural y Gas Licuado de Petróleo (GLP) era de tres veces, más caro este último. Hoy el GLP es ocho veces más caro. Entonces toda la gente quiere el gas natural”. Ocurre que el gas envasado siguió la escala de precios de todos los productos. Es más, prácticamente se dolarizó.

NNAAPara Luna la gente no ahorra gas ni electricidadNNCC

“No es gastar menos, sino usarlo bien”, se lee un cartel ubicado en la entrada al local de Redengas. Para Luna la gente no ahorra: “Un día como hoy (por ayer) con las bajas temperaturas la gente no se mide. Prende la estufa y no la apaga más”.

El ejecutivo desconfió que se ahorre hasta la energía eléctrica: “Hay luminarias prendidas todo el día en algunos domicilios y lo mismo ocurre con el gas”, precisó. A la hora de establecer pautas de cómo usar racionalmente el gas, ejemplificó que se deberían calefaccionar “sólo los ambientes donde la persona se encuentra, no otros”. Habló de otras situaciones como el mantenimiento de los artefactos. “Si no se limpian una vez por año no funcionan correctamente. No calientan porque pierden potencia. Así la gente lo prende más tiempo”.

NNAADatosNNCC

• “Si no se restringe a las industrias no se podrá entregar a los residenciales”.

• Por cada metro cúbico que consuman por encima de lo autorizado las industrias deberán pagar una multa.

• El problema de la firma es que la demanda es más grande que la oferta.

• La demanda por usuario aumentó un 40% en un año.

• Para Luna el gas natural es muy barato. Hoy el gas licuado es ocho veces más caro.

• El gas cuesta 13 centavos por metro cúbico.

NNAAEl efecto en la producciónNNCC

En el país hay nueve distribuidoras de gas. “Redengas es una subdistribuidora y es la única que compra el gas en forma directa. Nosotros le compramos el gas a YPF. Desde allí YPF inyecta el gas en los gasoductos de TGN (la empresa que opera en el transporte de los gasoductos). Esta recibe el gas, lo transporta y lo entrega para nosotros en Aldea Brasilera”, explicó el ejecutivo a Uno.

Las industrias con contratos firmes con la distribuidora de gas sólo reciben los volúmenes que tienen asignados.

El pedido por las empresas distribuidoras de gas a los grandes usuarios que tienen servicios pone en un equilibrio inestable a las industrias. A las empresas se les pide que lleven su consumo al 50%, lo que produce que deban utilizar otro combustible, más caro, o usar gas de todas maneras y verse sometidos a las multas que fija la ley.

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad