Lo Último

Soñez es la cara visible de Carta Abierta en Entre Ríos

El ex diputado nacional Federico Soñez fue quien tomó la posta de la Carta Abierta para generar un espacio de similares características en Entre Ríos. Este jueves se realizó un panel debate sobre la “Carta Abi

Tal como sucedió en Buenos Aires, con la Carta Abierta rubricada por 750 intelectuales entre los que figuran Horacio Verbitzky, Nicolás Casullo (fallecido en la madrugada de ayer), Ricardo Forster, Jaime Sorín, David Viñas, Norberto Galazo, Noé Jitrik, Eduardo Grüner, Horacio González y José Pablo Feinmann, se intentó este jueves dar los primeros pasos hacia la constitución de un ámbito de similares características en la provincia.

La convocatoria, a diferencia de la de Buenos Aires, pero también de Rosario y de Santa Fe, tuvo la particularidad de ser convocada, oficialmente, por reparticiones oficiales: la Universidad Autónoma de Entre Ríos (Uader); el Ministerio de Salud y Acción Social de la provincia; y el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi). Esto, tal vez, haya podido conspirar, desde el principio, contra un espacio que se presume “filo oficialista” aunque no atado al Estado.

También figuraba entre los organizadores el Instituto Antonio Gramsci que encabeza el ex diputado nacional Federico Soñez quien se constituyó en la cara visible de esta iniciativa en Entre Ríos.

NNAADebateNNCC

La primera actividad tuvo lugar en la noche de este jueves, en el auditorio del Círculo Médico, donde se concretó una disertación de Soñez, acompañado por Juan Giani, de la Universidad Nacional de Rosario y miembro de Carta Abierta.

El tema de la conferencia fue “Carta Abierta y la nueva derecha” y se sintieron convocados, entre otros dirigentes, Ricardo Richardet, Carlos Pastory, Tomás Luján, la titular del Inadi, Cristina Ponce, que presentó a los disertantes, Verónica Fernández, Juan Iturburu y dirigentes vinculados a la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), entre otros.

En su exposición, Soñez se abocó a analizar la crisis financiera mundial, sus consecuencias en la Argentina y posibles murallas que eviten la dureza de las secuelas en el país. Al respecto, consideró inapropiadas las recetas que, al menos oficialmente, presenta el gobierno kirchnerista como soluciones.

“El mercado mundial si existe. Se puede hundir Estados Unidos, se puede hundir Europa. Y nuestros productos principales son los alimentos, no otros”, advirtió Soñez que, así, definió: “Es por eso que la crisis del campo no es cualquier conflicto. No es cualquier pelea la que se da contra la burguesía rural terrateniente”.

“Tenemos que apostar a la producción de alimentos”, insistió Soñez que aseguró que el modelo iniciado por Duhalde y continuado por Kirchner –“digamos un capitalismo local o algo así”- tiene como peso “un 40% de trabajo en negro y un 35% de pobreza”.

“Está claro que no funciona como distribuidor de riqueza”, cuestionó el ex legislador que propuso “una salida keynesiana” que supone que “en vez de pagar al Club de París, al que no se le va a pagar de todos modos, se haga una apuesta fuerte, de plata, por parte del Estado”.

“Hagamos 700 mil viviendas. Ahí si se mueve el empleo. No parece relevante sostener, como se dice, el superávit fiscal. No alcanza con el modelo anterior si no se pone plata y en serio”, señaló Soñez que descalificó la política de “subsidiar a la lumpen burguesía que lo que tiene es un taller de esclavos”.

Por otro lado, consideró erróneo plantear la política de “confrontación con Brasil” y evitar que “se nos llene todo de productos brasileños”.

“La única forma de zafar es regionalmente, poniendo plata con una política expansiva que apueste a las nuevas tecnologías, al desarrollo de la obra pública. No hay por qué insistir con el superávit y evitar el gasto; hay que gastar, poner plata en serio y apostar a los alimentos”, insistió.

NNAADe la Redacción de Página PolíticaNNCC

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad