Lo Último

Todavía no citaron a nadie en la denuncia contra Solanas

A más de un año que la Municipalidad de Paraná presentara la denuncia contra el intendente saliente Julio Solanas por malversación e incumplimiento de los deberes de funcionario público, aún no hay requerimie

Así lo informó el abogado defensor de Solanas y actual concejal, Martín Uranga, cuando se lo consultó por la causa que tramita el Juzgado de Instrucción Nº1 a cargo de la jueza Patricia Yedro.

Cuando la secretaria de Gobierno Rosario Romero, en nombre del municipio, se presentó ante la Fiscalía en turno, a cargo de Leonor Nader, pidió que se investigue la contratación de un fideicomiso en diciembre de 2006. “Entendemos que existen diversas irregularidades en esa contratación y también consideramos que hay una obligación de denunciar al funcionario público”, había explicado Romero en febrero de 2008. Los delitos serían “defraudación, malversación e incumplimiento de funcionario público”, pero aclaró que la presentación hecha “es una sospecha que tenemos. De ahí a que se establezca culpabilidad hay todo un proceso de prueba”.

Hoy lo que sigue abierta es la instancia de “medidas previas”, donde el Juzgado debe determinar si existió o no delito. Entre otras cosas se han pedido pericias contables y documentación al Tribunal de Cuentas, dijo Uranga en diálogo con El Diario.

“Hasta ahora no hay imputación, no hay requerimiento de instrucción formal, no hay citación a indagatoria para nadie”, puntualizó: sigue el proceso de prueba. “Hay que aclarar que no hubo denuncia por robo ni por faltante de un solo centavo, sino por un supuesto desvío de fondos para obras a otros fines”, dijo.

Mala fe

“Hay que detenerse un poco a entender en qué consiste un fideicomiso: en este caso, la obra se ejecutaba y sobre los certificados presentados, el banco giraba el dinero que había sido invertido”, describió Uranga. “Nos parece que detrás de esta denuncia hubo una mezcla de mala fe y desconocimiento de la operatoria”, consideró el concejal.

“No se denuncia robo de fondos públicos. La ruta del dinero está acreditada por el Tribunal de Cuentas, no hay faltante de dinero. El tema es si los fondos venidos de Nación Fideicomiso pueden o no ingresar a Rentas Generales. La obra estaba realizada, son obras por 9 millones, y el banco giró después algo más de 5 millones”. Ahora la causa está en la etapa de “medidas previas”.

“No hay imputación, no hay pedido de indagatoria. Al recibir la denuncia, la jueza primero analiza si existe o no delito. Si existiera delito, debe verse quién puede ser responsable del delito. Lo que hace es pedir medidas previas para hacer un análisis, pedir información a ver si hay o no delito, ver si esta conducta que se menciona constituye o no delito. No es un tema de pruebas”, dijo el abogado.

Detalles

Además de Solanas, también están incluidos en la presentación realizada en febrero de 2008 el ex secretario de Hacienda de la Comuna, César Pross, “y quien fue el gerente de proyectos de una gerenciadora, Sebastián Faure”, había dicho Romero en diálogo con la prensa.

En el escrito presentado a la Fiscal hay “un relato pormenorizado de los actos administrativos que precedieron al fideicomiso y un racconto de lo que pasó después del ingreso de los 5 millones de pesos para obras desde diciembre de 2006 en adelante. En función de eso, hicimos un detalle de las falencias administrativas, los controles que no existieron, las cosas que se omitieron y los perjuicios que para las arcas municipales trajo esta operatoria”, comentó. Estos fondos “no fueron asignados al destino previsto”, sostuvo y agregó, “nosotros aportamos las pruebas que teníamos a nuestro alcance”.

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad