Lo Último

Trimarco debe declarar el viernes

Está acusado de la apropiación de cuatro bebés en el hospital Militar durante la dictadura.

El ex general Juan Carlos Ricardo Trimarco fue citado a declarar por el Juzgado Federal de Paraná, acusado del robo de cuatro bebés nacidos clandestinamente en el hospital Militar durante la última dictadura. Según espera la querella en base a las pruebas existentes, el ex represor podría quedar detenido.

Trimarco, ex gobernador de facto y ex comandante del II Cuerpo de Ejército, deberá comparecer el viernes 30 a las 8.30; mientras que el martes, a la misma hora, tendrá que declarar otro represor, Eduardo Constanzo.

Hace dos semanas la abogada Marina Barbagelatta reiteró el pedido de indagatoria efectuado el 8 de marzo, por cuatro niños nacidos en el hospital Militar, dos de ellos hijos mellizos –un varón y una nena– de la militante de Montoneros Raquel Negro, hoy desaparecida. Los otros dos serían también mellizos y el dato de su probable nacimiento en el nosocomio de Paraná surgió en el marco de una causa que maneja el juez federal Norberto Oyarbide.

El martes la jueza federal subrogante Myriam Galizzi –la misma que dictó la inconstitucionalidad de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final– dictó la resolución en la que hizo lugar a la demanda de la querella y citó a Juan Carlos Ricardo Trimarco, con domicilio en calle Luis María Campos 152 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, para que comparezca el 30 de noviembre a las 8.30 en la audiencia indagatoria.

La citación de la magistrada es bajo apercibimiento de ordenarse su inmediata detención en caso de que no comparezca sin causa debidamente justificada.

La jueza también dispuso que la Policía Federal lo identifique por sus huellas dactilares y establezca su estado patrimonial para la posterior fijación de honorarios.

Trimarco fue el primer interventor de Entre Ríos tras el golpe del 24 de marzo de 1976, mientras se desempeñaba como comandante de la II Brigada de Caballería Blindada, con asiento en Paraná. Luego fue ascendido a comandante del II Cuerpo de Ejército, con sede en Rosario y jurisdicción también en Entre Ríos.

Como máxima autoridad militar, la querella considera que tuvo un rol clave en esos casos de robo de bebés y sustitución de identidad, en el caso de los hijos de Raquel Negro, a mediados de 1978. “Él estaba a cargo de la cadena de mandos que permitió la utilización del Hospital Militar como centro clandestino de maternidad”, precisó Guillermo Germano, coordinador del Registro Único de la Verdad y denunciante junto al hijo mayor de Negro, Sebastián Álvarez.

Justamente, demostrar que en Paraná funcionó un centro clandestino donde eran llevadas a parir mujeres que se encontraban detenidas en los campos de concentración de la región es el objetivo final que se persigue en esta causa.

“Pedimos el procesamiento de Trimarco y su detención en cárcel común”, dijo Germano a Uno, y remarcó la esperanza de la parte querellante en que de las indagatorias surjan datos que permitan conocer el destino de los niños secuestrados, que hoy integran la lista de más de 400 personas que continúan con su identidad cambiada en Argentina.

El otro citado a declarar, Constanzo, se encuentra detenido en Rosario por la causa contra el represor Pascual Oscar Guerrieri, de la cual surgieron elementos sobre el traslado de Raquel Negro a Paraná para dar a luz, cuando se encontraba detenida en el centro clandestino de detención La Intermedia, abierto tras el cierre de la Quinta de Funes.

Eduardo Rodolfo Constanzo debe presentarse el martes; para eso la jueza Galizzi solicitó la autorización a su par del Juzgado federal Nº 4 de Rosario. El traslado estará a cargo del Servicio Penitenciario Federal.

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad