Lo Último

Un buque con soja entrerriana permanece frenado en China

Las autoridades chinas arguyen cuestiones fitosanitarias, pero se trataría de represalias de tipo comercial.

Tres buques con 150.000 toneladas de granos –uno de éstos partió desde el puerto de Diamante con soja entrerriana– están frenados en puertos chinos, a la espera de una autorización para ser comercializados.

Aunque autoridades de esa república argumentaron cuestiones fitosanitarias, se estima que se trata de una represalia comercial contra las exportaciones argentinas ante el freno impuesto por el gobierno argentino a las importaciones de electrodomésticos, juguetes, calzados, textiles y máquinas para herramientas provenientes de China.

Si esta política de trabas pararancelarias continúa, peligrarán ventas de soja por alrededor de 3.500 millones de dólares, además de pérdidas por almacenaje, informó Uno.

Desde el ministerio de Economía se indicó que los exportadores podrían redireccionar sus ventas el próximo año, y auguran pérdidas más acotadas en la campaña 2009, ya que en dicha temporada se podrían tener nuevos destinos.

Sin embargo, empresarios vinculados al mercado de granos reconocen que las restricciones chinas sobre la soja podrían generar un cimbronazo en los precios del producto sobre el que se basa la mayor parte de los ingresos fiscales.

En lo que va del año las exportaciones hacia el país oriental llegaron a los 2.548 millones de dólares, de los cuales 1.122 millones de dólares corresponden a productos primarios.

NNAAExceso de curasemillasNNCC

Los buques bloqueados transportan 150.000 toneladas enviadas por las empresas Louis Dreyfuss y Cargill desde los puertos de Necochea, Bahía Blanca y Diamante.

La información, difundida por fuentes vinculadas a Cancillería, también menciona un cargamento exportado por la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA) por casi 60.000 toneladas, que salieron desde el puerto de Necochea, aunque desde ese origen se remite mayormente trigo. Esto confirmaría que China podría frenar otros productos, además de la cotizada soja, aceites y harinas.

El argumento de los chinos es que los granos que ingresaron a su país fueron producidos con exceso de curasemillas, que ponen en peligro la sanidad de su población.

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad