Lo Último

Tragedia

Un silencio que hace ruido 

El accidente que dejó como saldo cuatro víctimas fatales incomoda al Gobierno, porque el vehículo en el que iba el funcionario es oficial. Qué piensa el Ejecutivo. La causa y el dilema de los autos oficiales.   

Han pasado varios días y no se escuchó una voz oficial que haga referencia a una tragedia pocas veces vista y que involucra a un funcionario. 

En la madrugada del jueves, el auto oficial en el que viajaba el presidente del Instituto Portuario de Entre Ríos, Juan Orrico, impactó de frente con otro vehículo que transportaba a cuatro personas que iban destino a su trabajo en el Frigorífico Fadel de Pronunciamiento. 

A Leonardo Almada, Axel Rossi y los hermanos Lucas y Brian Izaguirre, los encontró la muerte en la ruta provincial 39. Las cuatro víctimas eran oriundas de Basavilbaso. 

El auto oficial, un VW Passat, lo conducía Ruiz Orrico, que se encuentra internado en un centro de salud en Ciudad Autónoma de Buenos Aires. 

 

Dilema 

Tras la tragedia se inició una causa penal de oficio, que la lleva adelante el fiscal Eduardo Santos, luego de que María Occhi se excusara por su relación de amistad con la camarista Evangelina Bruzzo, esposa de Orrico. La querella a cargo de Mario Arcusin pretende que se impute el delito de homicidio culposo agravado. 

Por estas horas se esperan las pericias policiales. Entre ellas la extracción de sangre, un detalle no menor si se tiene en cuenta que el funcionario venía de un evento privado. En ese caso el cuadro judicial podría complicarse. El calamitoso estado de la trama asfáltica podría ser un atenuante.  

En cuanto al gobierno provincial, desde Fiscalía de Estado se inició un sumario, por tratarse de un auto oficial. 

Por estas horas, según supo Página Política, el gobernador Rogelio Frigerio espera información precisa y, cualquier determinación que tome, se la hará saber a Orrico y a los familiares de las víctimas.  

El presidente de la Cámara de Diputados, Gustavo Hein, oriundo de Basavilbaso y ex intendente de la ciudad, estuvo en contacto con familiares de las víctimas. 

Que haya habido silencio estatal tantos días ante semejante tragedia llama la atención. Y más cuando involucra a un funcionario que viajaba en un auto que pertenece al Estado y se encontraba -según todo indica- fuera de una agenda oficial. 

Al inicio de la gestión, el Gobierno hizo del uso y abuso de los autos oficiales parte de su agenda en medios afines. Incluso Frigerio habló de la “desaparición” de 80 vehículos. Según reconstruyó Página Política, la situación se regularizó. Esto significa que aparecieron. En algunos casos, están en reparaciones, porque el deterioro era importante. 

Fuente: Página Política

Claves

Notas más
leidas
© 2024 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad