Lo Último

Urribarri y el titular del Comfer abrieron la jornada de debate

El gobernador Sergio Urribarri, junto al interventor del Comité Federal de Radiodifusión (Comfer), Gabriel Mariotto, dejó inaugurado oficialmente este lunes en Paraná el foro participativo de consulta pública para e

Junto al gobernador y al interventor del Comfer estuvieron el intendente de Paraná, José Carlos Halle; el arzobispo de Paraná, monseñor Mario Maulión; y el rector de la Universidad Nacional de Entre Ríos, Eduardo Asueta. También participaron el ministro de Salud y Acción Social, Angel Giano; legisladores nacionales y provinciales, intendentes de diferentes localidades, funcionarios del gobierno entrerriano y representantes de colegios profesionales, entidades empresarias y trabajadores de la comunicación, entre otros.

Saldar una deuda de la democracia

El gobernador Sergio Urribarri, al hacer uso de la palabra, agradeció al interventor del Comfer y a los demás funcionarios nacionales por haber elegido a Entre Ríos y a Paraná para ser una de las primeras provincias donde se desarrollen estas fases preliminares “de la formidable iniciativa que tomó la Presidenta, que es la regulación de los sistemas y servicios audiovisuales en la Argentina”.

“Estamos agradecidos y felices por ser anfitriones, pero principalmente porque estamos responsablemente decididos a ser protagonistas de este proceso”, aseguró el Gobernador.

Advirtió que con esto se “empieza a saldar una vieja e importante deuda que tiene la democracia con la sociedad argentina”, al tiempo que dijo estar seguro e ilusionado que al finalizar este proceso “alumbrará una norma que garantice preceptos de progreso, pluralidad, diversidad, regionalismo y que a la vez logre uno de los cometidos más importantes, que es la protección de algunos sectores sociales, como la niñez y juventud, de ciertos contenidos que en los países más desarrollados en el mundo se protege”.

Aseguró también que con esta iniciativa lo que se busca es un sistema más sano y democrático, contrariamente a lo que expresan “algunas voces que apresuradamente se levantan” rotulándolo como un intervencionismo del Estado. “Nosotros creemos que lo que se busca y se va lograr es democratizar. Esto que se está intentando hacer en la Argentina hace muchísimas décadas que se lleva adelante con éxito en las sociedades con tradición más democrática y libertaria como Canadá, Gran Bretaña o Estados Unidos”, manifestó Urribarri.

Entendió que la iniciativa significa además “un gran desafío, sobre todo a la creatividad, porque por más que se ofrezcan y se concedan nuevas frecuencias, la sociedad argentina no va a mirar aquellos contenidos malos o de baja calidad”.

Más adelante, el mandatario hizo una analogía de este proceso con las carreras de autos, en los siguientes términos: “Lo que estamos buscando, a mi entender, es que no haya una sola pista, sino que haya varias. Estamos buscando que los dueños de las pistas no sean también los mismos dueños de los autos. Estamos buscando que por esas pistas, garantizando y respetando su propiedad, puedan correr todos los autos que estén en condiciones de correr. Y debe ser el Estado el que regule este proceso, pero no para limitar, porque la limitación la hace la gente con su elección, ya que si no hay contenidos buenos la gente no lo va a elegir”, advirtió el mandatario.

Destacó luego la valentía que significa encarar este proceso ya que por primera vez un gobierno democrático desde el año 1983 toma la decisión de hacerlo. Enseguida hizo mención a un intento que no tuvo éxito llevado adelante por el entonces senador radical entrerriano Ricardo Lafferriere. “Quiero aquí hacer una mención muy especial a un entrerriano que intentó parcialmente saldar esta deuda y no le fue bien, pero el intento valió la pena”, dijo Urribarri mencionando al radical.

Finalmente, remarcó: “Creo que al final de este camino alumbrará la luz. Y a aquellos que se apresuran hablando de que se daña un derecho, les digo que gracias a Dios en este país, y por imperio y decisión del gobierno de Néstor Kirchner, hoy tenemos una Corte Suprema donde la mayoría de sus integrantes accedieron a sus cargos en un proceso inobjetable y en todos sus fallos demuestran cabalmente la independencia de su pensamiento. Por eso no hay que temerle tampoco a esto”, completó Urribarri,

Participación

Por su parte, el interventor del Comfer, Gabriel Mariotto, remarcó que “la metodología de trabajo instaurada -a partir de la inquietud de la Presidenta de la Nación- da visibilidad, participación y voz a un tema silenciado en 25 años”. En ese marco, el funcionario instó a “suplir con mucha participación tanta imposibilidad de hablar de la ley de radiodifusión”.

Recordó luego que en la plataforma de los partidos políticos de 1983, la UCR y el Partido Justicialista proponían cambiar la ley de radiodifusión por una nueva. “Tenemos que preguntarnos por qué la democracia no ha podido asistir a este debate, por qué los ciudadanos nos hemos privado de protagonizar en el Congreso el cambio de ley en la democracia; y cuáles son los intereses tan poderosos que se ven afectados e impiden que la vocación democrática de nuestros legisladores instale temas en las comisiones y en la agenda política”, cuestionó al respecto.

Por lo cual, Mariotto manifestó: “Celebramos con mucha alegría la decisión de la Presidenta de la Nación de instalar el tema. Aún en un año electoral –porque era mito el no hablar de la ley de radiodifusión en año electoral- se instala el tema. Los legisladores ya tienen esta propuesta y sobre todo lo tiene la ciudadanía para, a través de la activa participación, dar miradas oblicuas y críticas que construyan el proyecto definitivo del Ejecutivo y así permitir que la Presidenta de la Nación lo envíe al Congreso y tener el debate intenso que se ha postergado durante este tiempo”, acotó.

Dicho esto, el interventor reflexionó sobre diversas situaciones que atravesó nuestro país. “La sociedad argentina es consciente porque padeció la censura. En la dictadura hemos visto un Estado represivo que, además de matar y desaparecer, se encargaba de silenciar. El Estado censurando la voz”, sintetizó.

Sin embargo, recordó que “en democracia, hay un decreto de necesidad y urgencia que dieron a la Ley la condición de convertirse en una norma terrible, compleja y dañina. Por decreto de necesidad y urgencia, se sumó la obsolescencia técnica y censura al monopolio”. En ese marco, el interventor advirtió: “Ahí echamos mano al Estado, en tanto resorte que no estaba activo para dar legalidad, ejecutividad y pleno ejercicio de los derechos. El Estado salva que una persona jurídica o una empresa se apropie de la voz de todos”.

Trajo a colación algunos conceptos trabajados por el norteamericano y constitucionalista Owen Fiss en su libro “La ironía de la libertad de expresión” recientemente editado. “Aquel Estado que censuraba y reprimía, tiene que ser en democracia el Estado que de garantía de pluralidad y diversidad a todos los ciudadanos”, citó tras sostener que “en ese espíritu se basa nuestra propuesta del proyecto de ley. Recuperar los preceptos firmes y claros de derechos humanos y en línea con lo que plantean los organismos internacionales al respecto en cuanto al respeto al derecho de información y libertad de expresión”, acotó.

En ese marco, insistió en que “hay países muy desarrollados en materia de libertad de expresión con un rol del Estado sólido, porque la libertad de expresión y el derecho a la información empieza y termina en cada ciudadano. No hay grupo monopólico o empresa que sea la única referente de esos derechos”, reiteró.

Y consideró: “Nos cuesta porque estamos acostumbrados a vivir en este sistema mediático que nos parece natural, pero lo último que nos tiene que pasar es acostumbrarnos a cuestiones que atentan contra la libertad de la ciudadanía”.

Aseguró que “al debate hay que hacerlo en este momento” y recordó que “siempre se encontraron excusas en la coyuntura para no tratarlo. Ahora dicen que es un año electoral y nosotros decimos que es una deuda de la democracia”, explicó.

Mariotto consideró que “lo más importante de este tema es la discusión” y rescató que “en este tipo de encuentros se enriquece el texto del proyecto, se le da respaldo a nuestros legisladores y definitivamente –después de más de 25 años de democracia- la vocación de vivir en un sistema mediático ordenado, organizado, plural, diversos y en el que participan sectores sociales sin fines de lucro da otra condición a la ciudadanía”.

Por último, el funcionario consideró la posibilidad de debate como “un cambio cultural muy profundo” e insistió que “no puede ser que en nombre de la libertad de expresión, una empresa se haga cargo de la voz de todos. No podemos perder esta oportunidad y después de una intensa participación, el Congreso debe darnos una ley”, aspiró.

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad