Lo Último

Utcer denunció una “grave precariedad laboral”

En el Día del Periodista, la Unión de Trabajadores de la Comunicación de Entre Ríos (UTCER) reveló la situación laboral de los afiliados al sindicato y condenó los “aprietes permanentes de parte

“Denunciamos públicamente la grave precariedad laboral que afecta al sector, en base a los resultados de un sondeo realizado entre los afiliados al sindicato, que da cuenta de la situación en que se encuentran los trabajadores de prensa y de la comunicación en los medios gráficos, televisivos, radiofónicos y digitales y en instituciones de Paraná”, sostuvo la comisión directiva de Utcer, que ayer dio cuenta del despido de dos periodistas.

A continuación, se reproduce textualmente el resto de la declaración:

Del 100 por ciento de los encuestados, la mitad percibe por su trabajo menos de lo establecido en mayo del año pasado por el consejo del salario como haber mínimo, vital y móvil. Esto es 2340 pesos. Además, el 56,5 por ciento percibe por su actividad remuneraciones que no se corresponden con los convenios vigentes.

A esto se agrega que el 47,8 por ciento de los consultados desempeña tareas que están por fuera de lo acordado con el empleador: de aquí se desprende que los trabajadores realizan otras labores no contempladas en el principio de la relación laboral.

Asimismo el sondeo reveló que el 30,7 por ciento de los consultados trabaja tiempo extra, y de ese total, más del 60 por ciento no percibe una retribución económica por esas horas que exceden lo estipulado.

En este contexto, la necesidad principal del 60,8 por ciento del sector consultado es percibir mayores salarios, para garantizar la satisfacción de sus necesidades alimentarias, sanitarias, educativas y de vida digna.

Si a estos datos le sumamos que el empleo no registrado o disfrazado de legal pero a todas luces informal –trabajadores obligados a facturar al empleador, pasantías gratuitas, etc– continúa siendo un flagelo que no es combatido por los organismos gubernamentales pertinentes, resulta que la situación de vulnerabilidad ha alcanzado una extrema gravedad que no podemos callar en este día.

Además de todo esto, los compañeros siguen funcionando como la variable de ajuste de las ganancias de los empresarios de medios, sufriendo despidos injustificados y al margen de las leyes vigentes, cambios permanentes en las condiciones laborales pautadas, levantamientos en forma intempestiva de programas radiofónicos u otros proyectos comunicacionales que significan un golpe más a la inestabilidad en que desarrollan su trabajo.

Por otro lado, nos siguen preocupando los aprietes permanentes de parte de los empleadores y de los representantes del poder político y económico que impiden el libre ejercicio de nuestra tarea cotidiana.

En este 7 de Junio no queremos conformarnos con agasajos de los empresarios que olvidan respetarnos durante los otros 364 días del año, ni de los funcionarios socios de los intereses de nuestros patrones; sino que exigimos que cesen en forma inmediata los avasallamientos permanentes de nuestros derechos laborales, profesionales y humanos para que el ejercicio de nuestra función de comunicadores no siga siendo una mera utopía.

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad