Lo Último

Varisco aún no saludó a los ganadores de la interna

A más de una semana de la elección interna del domingo 26 de agosto, el diputado nacional Sergio Varisco no cumplió con el ritual de rigor de saludar a los dirigentes que lo derrotaron en las urnas. Por disposición de la c

En una ronda de indagatorias entre los principales referentes del sector que se impuso en la interna, se buscó minimizar el dato, poniendo de relieve que “la minoría se ha integrado de un modo rápido para encarar el trabajo de campaña”.

Lo más cercano a una crítica fue cierto tono de ironía que dejó escapar Arturo Vera: “Yo no quiero abrir juicio, no soy muy amigo del teléfono y quizás Varisco intentó comunicarse y no lo consiguió”, dijo el candidato a senador nacional y competidor directo de Varisco en la pasada interna.

Tanto Vera, como el candidato a diputado nacional Gustavo Cusinato, confirmaron ante la consulta de El Diario, que hasta ayer —pasada más de una semana de la elección— habían recibido las felicitaciones por el triunfo electoral de casi todos sus adversarios, entre los que contaron a Juan Ghiano, Jorge D’Agostino, Rubén Villaverde y Alba López. Pero de parte de Varisco, nada.

Según informó el candidato a convencional y principal rival de Varisco en Paraná, Fabián Rogel, el primer contacto que el ex intendente tuvo con los candidatos de la UCR que lo vencieron en la interna fue por un llamado que le efectuó a su teléfono celular el candidato a convencional Luis Brasesco, a los efectos de transmitirle la necesidad de encontrarse —en su condición de presidente del Comité Capital de la UCR— para organizar la campaña electoral con vista al 28 de octubre.

NNAATodo bienNNCC

Al momento de acceder a la requisitoria periodística, Rogel, Vera y Cusinato se mostraron sumamente prudentes para juzgar la actitud de Varisco. Por el contrario, los candidatos se preocuparon por poner de relieve que “hubo gestos muy importantes para una rápida integración de la minoría a la campaña electoral”.

De hecho, por disposición de la carta orgánica del partido, el propio Varisco integrará las listas de candidatos. Claro que en un lugar que no le sirve para pasar de la Cámara de Diputados al Senado de la Nación: será primer suplente de los dos candidatos titulares.

“La minoría está totalmente integrada, no sé si siempre se ha logrado esto. Yo no veo problemas en ese sentido”, evaluó Vera.

“Por una serie de circunstancias, hay muchos radicales que quieren volver a incorporarse al trabajo político, eso explica que la mayoría de la dirigencia se haya puesto en contacto tras la interna. Me parece que existen condiciones para recrear la mística radical perdida, de lo contrario no se explica por qué fue mucha más gente a votar de la esperada por la propia dirigencia”, se entusiasmó Vera, tras repasar que votó el 25 % de un padrón electoral que no ha sido depurado desde 1983.

Vera llegó incluso a comparar la situación actual con el clima que le tocó vivir como presidente del partido en 1997, cuando “veníamos de varios años de derrota del PJ y observé cómo los radicales habían recuperado el deseo de ganar”.

Enfatizó luego que la dirigencia debe responder a ese clima con “la construcción de un proceso de inclusión de todos los radicales”. Y remarcó: “Es lo que estamos haciendo, nos vamos a esforzar para que todos los radicales se involucren”, incluso los que no tuvieron el gesto de saludar a los ganadores.

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad