Lo Último

PASO en Entre Ríos

Efectos de la elección nacional en la escena provincial

El poder ya fue repartido en Entre Ríos con las elecciones del 9 de junio. Sin embargo, el resultado de la elección nacional incidirá directamente en el escenario político provincial.
Pablo Bizai
Por: Pablo Bizai
pablobizai@gmail.com

Aunque sea estrictamente nacional, la elección del domingo tendrá en cualquier caso un impacto sobre el escenario político provincial, más allá de que en Entre Ríos ya se haya definido todo en las elecciones del 9 de junio: gobernador, intendentes y legisladores provinciales y municipales para los próximos cuatro años.

Macri viene ganando en Entre Ríos desde 2015. Ganó las PASO, las generales y el balotaje de ese año. Bordet llegó hace cuatro años a la gobernación gracias a que Macri eligió un candidato para la provincia que no convenció a la mayoría de los entrerrianos. Aun así, Alfredo de Angeli estuvo a sólo 22 mil votos de ser gobernador.
macri.jpg
Macri ganó también en Entre Ríos y por mucho más margen en 2017, la última elección en la que se votaron sólo cargos nacionales. Entre Ríos ratificó entonces su identidad macrista.

Un eventual triunfo del peronismo en Entre Ríos este domingo, aunque sea por un voto, marcaría un cambio en una tendencia que lleva cuatro años. La provincia ya no estaría pintada de amarillo en el mapa electoral nacional. Y eso sería un mérito para el gobernador Gustavo Bordet: haber recuperado un distrito de la región centro para el peronismo.

Otra elección

Una victoria ajustada del peronismo en Entre Ríos sería festejada desde Buenos Aires, pero no se miraría del mismo modo desde la provincia. Es que aquí el peronismo viene de ganarle a Cambiemos por 22 puntos de ventaja, apenas dos meses atrás, cuando Bordet se convirtió en el gobernador más votado desde 1983, con el 57% de los votos.

Está claro que no se puede comparar una elección con otra. Porque son bien distintas. Las PASO del 14 de abril y las generales del 9 de junio fueron provinciales, definieron gobernador, intendentes, legisladores, concejales. Hubo mucha gente juntando votos por intereses propios y directos.

Ahora, con los cargos provinciales y locales definidos, la tracción de votos de abajo hacia arriba no existe. La corriente es inversa. Las primarias del domingo son nacionales, más precisamente presidenciales. Y en el caso del peronismo no definen nada, porque hay lista única, no sólo de presidente; también de senadores y diputados nacionales.
bordet fernandez.jpg
En todo caso, lo que puede mover como interés personal a la dirigencia peronista entrerriana con cargos asegurados para el próximo período, es la ventaja de contar en la Casa Rosada con un hombre del mismo signo político. No es poca cosa, pero la motivación no es la misma a la hora de militar la boleta.

De cualquier modo, la extrema polarización entre Macri – Pichetto y Fernández- Fernández, que ha encendido luces de alerta en el oficialismo por temor a una derrota en octubre, ha hecho que las primarias del domingo se tomen como una primera vuelta electoral. Y ese contexto que baja por los medios de alcance nacional motiva a los electores, por encima de lo que haga o deje de hacer la dirigencia provincial o local.

Para adentro

La interna provincial del peronismo sigue tan encendida como siempre y sólo fue puesta en sordina por una necesidad electoral de conveniencia mutua.


Aunque sea por un margen muy inferior al del 9 de junio, y aunque la boleta de la fórmula presidencial obtenga más votos que las de senadores y diputados que armó Bordet, un triunfo del peronismo en la provincia terminaría fortaleciendo internamente al Gobernador.

El mandatario entrerriano habrá pasado a ser uno de los constructores de un eventual triunfo nacional del peronismo y un futuro apoyo indispensable –junto al resto de los mandatarios provinciales- para la delicada gobernabilidad del próximo período en Argentina.

En el caso de que vuelva a ganar Macri en Entre Ríos, se habrá ratificado el color amarillo de la provincia. Y se habrá corroborado que en el 57% de Bordet se contaron una gran cantidad de votos macristas.


Por eso es que en Cambiemos no creen que un eventual triunfo de Macri vaya a debilitar a Bordet. El Gobernador –dicen radicales y macristas- podrá prolongar en su segundo mandato lo que ya conoce: su “relación virtuosa” con Macri, que “fue mucho más federal que Cristina” con las provincias.

macri bordet.jpg

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad