Lo Último

En sintonía

Lo que dejó la llegada de dos ministros de peso en el gobierno nacional. El caso cordobés. La Cámpora y un nombre.

El diario Perfil la caracterizó en su tapa, con pluma de su editora de la sección Política, como la dupla “moderada” del gobierno nacional. Se refería a los ministros de Economía e Interior que la semana pasada estuvieron en Entre Ríos. Las visitas de Martín Guzmán y Eduardo “Wado” De Pedro están enmarcadas en una gira preelectoral que pretende llevar previsibilidad en los territorios. Por eso el titular de la cartera económica apoyó la postura de Gustavo Bordet ante los bonistas que denunciaron al Estado entrerriano en los tribunales de Nueva York. E incluso se encargó de cuestionar a Juan Schiaretti, que llegó a un acuerdo con los bonistas, pero que aún el gobierno nacional debe aprobar. “El problema es que hay algunas provincias que miran un retorno de corto plazo inmediato político y que en lugar ir hacia un acuerdo sostenible prefirieron tener un acuerdo más rápido; otras actúan con más paciencia buscando resolver los problemas de una forma sensata”, dijo el hombre de Alberto Fernández y Cristina Kirchner mientras a las redacciones llegaba el comunicado de Atilio Benedetti saludando el caso cordobés y algunos peronistas lo replicaban en las sombras.

El apoyo de Guzmán a Bordet fue celebrado en el seno del Gobierno. También que haya sido Entre Ríos la primera provincia del raid que tendrá a las dos patas más importantes del Frente de Todos. Es decir un albertista y un camporista. Otros elementos pueden servir para medir la sintonía que existe entre la administración provincial y la central. Las dos visitas de Sergio Massa, la otra parte de peso para la colación oficialista. Marcelo Casaretto es una de las voces económicas en el Congreso. Carolina Gaillard fue de las pocas invitadas la semana pasada para la presentación de la IVE. Ambos también ocupan lugares significativas en comisiones que interesa al Poder Ejecutivo: Presupuesto y Hacienda;  Previsional; Legislación Penal.

La “dupla moderada” con la que se encontró Bordet  quizás sea parecida a la que en supieron integrar Alberto Fernández y Anabel Fernández Sagasti, cuando hacían de embajadores de Cristina Kirchner para conformar el Frente de Todos. Esto fue hace dos años. El Gobernador que buscaba la reelección escuchó, en su momento, dos campanas: la que le indicaba que sin el kirchnerismo se ganaba igual; y quienes apostaban a incorporar a la escudería K, con la que había tenido inconvenientes durante su primer gobierno. Se impuso esta segunda. Detrás de cámara kirchneristas siguen criticando a Bordet, pero cuando se prenden las luces se acaba el murmullo. Generalmente son quienes no están encuadrados en La Cámpora.

Por eso, quizás, cuando Página Política consultó a un miembro del Gobierno si había nombres dando vueltas para las legislativas de este año, se limitó a decir: “Nada che, vos míralo a Tomás Ledesma”. La sugerencia por el camporista con oficina en el Ministerio del Interior fue luego de la foto de De Pedro con su troup, en el espacio que el oficialismo eligió para sus postales.

 

Fuente: Página Política

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad