Lo Último

Radicalismo

La opción en ciernes: Lucía Varisco candidata, por afuera

“Estamos con los teléfonos abiertos pero no hubo novedades trascendentes”, dijo Humberto Varisco sobre sus negociaciones empantanadas con Galimberti. Duras críticas a Frigerio y aliados: “Me duele que Benedetti sucumba ante teorías cortoplacistas”. La realidad del MUR tras las muertes de Sergio y Magda Varisco.
Luz Alcain
Por: Luz Alcain
@luzalcain

El tablero, por estas horas, muestra a Paraná fuera de los armados dentro de Juntos por el Cambio. Está afuera, por caso, el varisquismo que no logró avanzar en acuerdos con el espacio que conducen los intendentes Pedro Galimberti y Darío Schneider.

Por estas horas, el grupo que hoy comanda Humberto Varisco tiene “los teléfonos abiertos” con el sector que postula al presidente municipal de Chajarí. Pero mientras le dan forma a un plan B: Lucía Varisco, candidata a diputada nacional por afuera, con el sello del partido Fe.

Dar la interna no es opción: “No nos vamos a prestar al juego de Rogelio Frigerio”, resumió el dirigente ante Página Política, sin mayores explicaciones de la estrategia. Varisco no quiere hablar “por el resto” pero entiende que “la mayoría de los grupos del radicalismo de Paraná están afuera” de los armados planteados para la interna de Juntos por Entre Ríos.

“Nos duele que algunos radicales crean que lo mejor es estar con Frigerio porque es más conocido y le puede ganar al peronismo. Por eso empezamos a hablar con los intendentes. En un principio nos pareció bien pero han tenido un manejo muy torpe”, se quejó Varisco y resumió: “A todo aquel que no fuera de Construir nos han hecho sentir como meros junta votos. En ningún momento se preguntan qué opinamos, qué pensamos, qué se puede hacer. Hoy saber cómo están armando la lista es otra decepción”, dijo.

Asegura que el varisquismo no ha pedido lugares en las listas pero la idea es que “la totalidad de los radicales que no estamos con seguir las encuestas de Frigerio nos sintamos representados. Y esto no sucede”, advirtió.

 

Plan B

“Si esto se mantiene, veremos otras alternativas distintas. No descartamos presentar una lista, por afuera”, anunció. En ese caso, será la diputada provincial Lucía Varisco quien encabece la nómina.

“Hasta el mismo sábado habrá posibilidades de ver qué se hace. Esta tarde (de este miércoles) voy a hablar de vuelta con Schneider. Veremos cómo evoluciona esto. Acompañaremos a ese espacio en la medida en que estemos conformes. No queremos cargos, no queremos ir en la lista. Estamos con un radicalismo que quiera revivir el partido, un radicalismo que no lo manejen desde afuera de la provincia ni desde afuera de nuestro partido”, manifestó.

“Lo escucho a Galimberti y dice cosas que atrapan, contienen. Pero no vemos que esté dando los pasos para llegar a ese objetivo. No es una crítica y no quiero insultar la inteligencia de los intendentes pero posicionarse para el futuro es chiquitaje”, dijo.

Desde su punto de vista, “va a haber un voto castigo”. “Sea Benedetti, sea Galimberti, Lacoste, el propio Frigerio se va a capitalizar esa gran bronca hacia el gobierno nacional y provincial. No puede ser que el radicalismo ceda todo. ¿Por haber sido ministro del Interior, por ser conocido? Me duele que Benedetti sucumba ante estas teorías cortoplacistas de las encuestas”, insistió.

 

El MUR

“Pasamos de todo este último año y más. Hace bastante que no estamos haciendo política. Pero la coyuntura aprieta. Por eso en el congreso radical presentamos un documento para que el radicalismo encabece. No importa quien. Cualquiera mientras no sea un tipo que ni siquiera tiene tonada entrerriana”, fustigó Varisco.

Mencionó las dificultades del MUR (Movimiento de Unidad Radical) en los últimos tiempos. “Pasamos primero por la prisión domiciliaria de Sergio, las apelaciones (tras la condena por narcotráfico). Poco y nada se hizo de política”, dijo.

“A esto se sumó el último trimestre de vida de mi vieja (Magda Varisco) que fue muy complicado. La salud de Sergio se deterioraba. Siempre fue muy escondedor, y me entero por un medio, vocero de los tribunales que mi hermano podía tener cáncer. Sergio quería visitar a mi vieja y demoraban 45 días en autorizarle la salida, entre las 6 y las 9 de la noche. Fue un año muy difícil y vivimos un mes entero en la terapia de un sanatorio”, resumió Varisco.

Autocrítica incluida, insistió con la idea de que no hubo accionar político del MUR: “Cuando hay una agrupación como la nuestra, la cabeza del grupo es imprescindible. Son los errores de los personalismos. Pero en definitiva fue así”.

Fuente: Página Política
Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad