Lo Último

Legislatura

Papelón y culpas en las contrataciones de alta significación

Se trata de un proyecto de ley que fue aprobado por la Legislatura por unanimidad y Bordet lo vetó. La Asamblea Legislativa debe resolver sobre las pretensiones del Ejecutivo. Malestares en todos lados.

Este jueves puede llegar a prolongarse el papelón que ya tiene varias semanas macerándose. Se trata del veto al proyecto de ley sobre contrataciones de alta significación que la Legislatura aprobó por unanimidad y ahora se tiene que desdecir. Para que el papelón, por lo menos no se exponga en un recinto, la idea es que no se constituya la Asamblea Legislativa, el ámbito que debe aceptar la medida del Poder Ejecutivo. De fracasar la convocatoria en tres oportunidades el veto queda firme. Ese es el plan que aparentemente se trazó.

El segundo llamado es este jueves a las 9. “No he visto a nadie”, se mofó un legislador en modo cronista sobre el cuadro de situación que observa en Casa de Gobierno.

La ley que Gustavo Bordet impugnó regula el procedimiento de contrataciones del Estado, sus entes descentralizados, autárquicos y empresas estatales cuando revisten el carácter de alta significación económica.

Del propio Ejecutivo había surgido la primera iniciativa. Sin embargo, el tema generó interés en las diferentes fuerzas y todos los bloques presentaron proyectos que luego se unificaron en un solo texto y se aprobó sin inconvenientes. Un ejemplo perfecto de las consignas del presente: diálogo, consenso, juntos y todos.

El Ejecutivo rechazó esa ley que reglamenta una manda constitucional por entender que viola precisamente lo que dice la Constitución de 2008. Entiende que el Tribunal de Cuentas no debe tomar intervención desde el inicio de la contratación. La advertencia, según manifestaron diferentes fuentes a Página Política, se señaló en la Contaduría General. Es allí donde insinuaron que se estaban superponiendo atribuciones y funciones. El veto, aseguran conocedores, es la pluma de José Laporte. Lo mejor sería que no trascienda, los legisladores se ofenderían. El asesor Legal y Técnico los manda a estudiar.

En la Legislatura hay enojo y apuntan al Ejecutivo. ¿Quién debió coordinar esto? La pregunta es formulada con enojo. Diputados y senadores se jactan de haber consensuado un proyecto en un tema sensible. Más aún para el Gobernador que le puso el sello de “transparencia” a su narrativa en todos estos años.

La Asamblea Legislativa, en el tercer llamado según el artículo 107 de la Constitución, puede sesionar con el tercio. Cambiemos encontró en esta historia una punta para hacer política. La semana pasada convocó a una conferencia de prensa para cuestionar a Bordet. Si juntan tropa podrían asestarle un dolor de cabeza al Gobernador.

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad