Lo Último

Elecciones en Entre Ríos

Cómo serán las últimas cuatro semanas de campaña de Frigerio

En la cuenta regresiva para las elecciones del 22 de octubre, el candidato a gobernador pondrá el acento en que llegó la oportunidad del cambio para Entre Ríos. Buscará que los votantes de Milei lo vean como el más competitivo para ese fin. Apuntará al voto útil y espera que Bullrich no resulte un lastre y gane en la provincia. Seguro de contener los votos de su interna, Frigerio cerrará campaña en Concordia, el bastión de un peronismo al que no le ve margen para crecer.
Pablo Bizai
Por: Pablo Bizai
pablobizai@gmail.com

Rogelio Frigerio no se saldrá de su libreto hasta el jueves 19 de octubre, cuando cierre la campaña para las elecciones del domingo 22. Hasta ahora le ha dado resultado y no se arriesgará con grandes cambios.

A lo sumo, hará algunos ajustes. En las cuatro semanas que restan de campaña, el candidato a gobernador de Juntos por Entre Ríos mantendrá su presencia en todos los departamentos de la provincia, con el foco puesto en los barrios y la cercanía con la gente. En Juntos ven que eso es, justamente, lo que su rival del peronismo, Adán Bahl, no está haciendo.

Como desde el inicio de la campaña –que en rigor habría que rastrear allá por febrero de 2021, cuando comenzó a recorrer la provincia para las elecciones legislativas de ese año– Frigerio procurará mantener una agenda propositiva y evitar dar cualquier discusión personal. Anteponer las propuestas de gobierno a los cruces de campaña.

El lema proselitista intenta sintetizar la idea central de su discurso. “Es ahora” refiere a la oportunidad única que abre esta elección para cambiar de signo político tras dos décadas de gobiernos peronistas. La narrativa de la campaña opositora dirá que luego de una serie de “victorias del cambio” en varias provincias -Chubut, San Luis, San Juan, Santa Fe, Chaco- donde el poder pasó de manos, ahora llegó el turno de Entre Ríos.

Ese es el eje que van a tomar en Juntos, porque entienden que la mayoría de los entrerrianos quiere cambiar. Y en Entre Ríos, a diferencia del orden nacional, las PASO dejaron a Frigerio como el candidato más competitivo para protagonizar ese cambio.

Buena parte de la línea discursiva va a ir por ese camino: la oportunidad que se presenta para que la provincia tome otro rumbo. Y recordar, para los despistados, que en Entre Ríos no hay segundas oportunidades. Sin balotaje, el domingo 22 de octubre se define quién gobernará los cuatro años que siguen.

El final de la campaña será similar al de las PASO. Los últimos diez días Frigerio emprenderá un recorrido más intenso, una suerte de gira maratónica por los 17 departamentos que incluirá encuentros con vecinos en las plazas de las ciudades y pueblos.

El raid terminará en Concordia, con un acto provincial de cierre, el jueves 19. La elección del histórico bastión peronista no es casual. Representa lo que Frigerio piensa de Entre Ríos. La ve como una ciudad con un “potencial enorme” que, producto de las malas decisiones y administraciones, se convirtió en una ciudad con un alto índice de pobreza. Algo parecido a lo que siempre dice de Entre Ríos: “Una provincia con un gran potencial desaprovechado”. Concordia vendría a ser, entonces, “el símbolo de 20 años ininterrumpidos de malas gestiones que nos llevaron al lugar en el que estamos ahora”. En el caso de Concordia serían 40 años, porque el peronismo gobierna en forma consecutiva desde la recuperación democrática de 1983.

 

Algunas claves

Frigerio tiene dos problemas centrales: Javier Milei y Patricia Bullrich. Resumidos en uno: la simultaneidad electoral hace que la elección nacional contamine la provincial. Frigerio necesita que esa contaminación se reduzca a su mínima expresión.

En la elección nacional Milei está arriaba y Bullrich tercera. En las PASO entrerrianas, sin embargo, la elección simultánea de presidente y gobernador hizo que tanto JxC como el peronismo estuvieran por encima de la media nacional. En el equipo de Frigerio apuestan a que esa “provincialización” de la elección los ponga a salvo, para el caso de que los esfuerzos de la candidata a presidente por entrar al balotaje no den resultados.

A diferencia de lo que ocurre a nivel país, en Entre Ríos Juntos tiene al candidato de la oposición mejor parado para ocupar el Poder Ejecutivo.

Desde esa posición, la del candidato más competitivo para producir un cambio de gobierno provincial, Frigerio buscará seducir al votante de Milei, que en las PASO ya cortó a Sebastián Etchevehere de la boleta. El candidato a gobernador de los libertarios quedó unos 80 mil votos debajo de Milei.

Todos esperan que Milei crezca, pero mientras el peronismo desea que arrastre a Etchevehere en desmedro de Frigerio, en Juntos apuestan a que el voto sea ahora más meditado que en las PASO y el elector de Milei vea a Frigerio como un candidato más preparado, menos improvisado para la gobernación. Frigerio es, ideológicamente, la alternativa provincial más cercana que tiene un votante de Milei.

Una de las tareas principales de Frigerio para octubre pasará, entonces, por arrancarle a los electores de Milei un voto útil, mostrándose como la opción más competitiva y seria para producir el cambio que están buscando en la provincia.

Las PASO dejaron a Frigerio en un lugar impensado pocos meses antes: en el mano a mano juntó casi seis mil votos menos que Adán Bahl, el candidato oficialista. Pero la suma de los votos del frente dejó a Juntos por Entre Ríos 52 mil votos arriba. La proporción fue de 45 sobre 38 puntos del peronismo.

La confianza en Juntos pasa por dos supuestos:

1.- Están seguros que Frigerio podrá contener, sino todo, al menos entre un 70 y un 90% de los 57 mil votos que en las PASO reunió su rival interno, Pedro Galimberti. Valoran el gesto del radical de haber manifestado su apoyo, pero confían más en los incentivos que mueve a ese sector a militar la boleta de Frigerio. Los candidatos a senadores, intendente y presidentes de juntas de gobierno y comunas que ganaron la interna por el sector de Galimberti explican la gran mayoría de esos 57 mil votos y el domingo 22 todos ellos estarán en la boleta de Frigerio.

2.- Creen que el peronismo no tiene por dónde crecer, que ya tocó su techo en las primarias  de agosto, debido a internas que se vieron potenciadas por importantes disputas locales en las grandes ciudades de la provincia. En la comparación, observan que al peronismo le ha sido más difícil ordenar su interna tras las PASO, con disputas locales fuertes y parejas en las dos ciudades con mayor población, Paraná y Concordia y sin una normativa interna que contemple como herramienta de contención a la representación de minorías.

La semana pasada, Juntos difundió un sondeo encargado a una encuestadora de prestigio en la que se refuerzan estas hipótesis sobre la contención de votos de la interna y el retroceso del peronismo. Además se pone a Bullrich en el primer lugar para presidente, conteniendo todos los votos de Larreta en Entre Ríos:

Fuente: Página Política
Notas más
leidas
© 2024 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad