Lo Último

Legislatura

Con mínimos cambios, el Cannabis Medicinal vuelve a Diputados

La Comisión de Salud del Senado debatió el proyecto. Hubo mociones para que se pusieran más límites y reglamentaciones al autocultivo pero el espíritu del texto se mantuvo. El cambio: en vez de “recomendación” se habla de “indicación” médica como requisito para poder cultivar.
Por: Redacción de Página Política

El proyecto de Ley de Cannabis Medicinal, con media sanción, deberá volver a ser tratado en la Cámara baja luego de una pequeña modificación que tuvo el texto en la Comisión de Salud del Senado.

Donde el proyecto habla de “recomendación médica” como requisito para que alguien pueda cultivar, transportar, hacer uso de la planta en sus diferentes modalidades, o pedir el suministro a una cooperativa de cultivadores, dirá ahora “indicación médica”, tal como surgió del dictamen unánime en la Cámara alta.

Según supo Página Política, hubo posiciones que intentaron una redacción más reglamentaria, disponiendo, por caso, cantidad de plantas autorizadas, o poner límites a determinados usos de la planta que el proyecto original no dispone. Pero finalmente, tras el debate en comisión, se aprobó un dictamen unánime con un par de reformas menores, incluida la mencionada del requisito de la “indicación médica”

De vanguardia

“En la comisión de salud, presidida por la senadora Nancy Miranda, dimos dictamen positivo al proyecto de ley de accesibilidad al cannabis con fines médicos, terapéuticos o paliativos del dolor en Entre Ríos”, informó el senador de Gualeguaychú, Jorge Maradey.

“Acompañamos una iniciativa cuyo marco normativo dispone un acceso oportuno, seguro e inclusivo de quienes requieren utilizar esta planta milenaria como herramienta terapéutica, y asegura también la protección de las economías regionales y populares en materia de producción”, destacó Maradey, profesional de la medicina.

Para el dirigente de Gualeguaychú, este proyecto de ley –de autoría de los diputados Silvia Nené Moreno y Néstor Loggio– “es de vanguardia porque regula una realidad concreta y reconoce el autocultivo, el cultivo para terceros, el cultivo comunitario (asociaciones civiles o fundaciones) y habilita un registro de farmacias autorizadas a comercializar formulaciones magistrales realizadas a base de cannabis”.

Destacó el senador que, además, “es una normativa de avanzada porque involucra al Estado y autoriza a organismos de ciencia y tecnología, laboratorios públicos y centros de investigación, a cultivar a través del otorgamiento de licencias”.

Maradey resaltó que “es un enorme avance en materia de salud y derechos humanos para todos los y las usuarias, dejando atrás prejuicios absurdos y el consiguiente estigma de la clandestinidad e ilegalidad que rodea a las prácticas de cultivo y uso terapéutico”.

La iniciativa entrerriana se enmarca en la nueva reglamentación del cannabis medicinal que dictó un decreto del Poder Ejecutivo Nacional, habilitando el autocultivo. Tiene la particularidad de hacer hincapié y defender la economía social en torno al cultivo de cannabis en la provincia. Deja de lado la comercialización tradicional, salvo para las farmacias que, bajo determinadas condiciones, estén inscriptas en un registro creado por la ley.

El debate en el Senado se daba con una noticia a nivel mundial como telón de fondo: la ONU retiró al cannabis del listado de drogas peligrosas en la que figuran sustancias como la cocaína y la heroína.

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad