Lo Último

Justicia y Política

El aislamiento

Lo que dejaron las elecciones de la Asociación de la Magistratura. Tres sucesos en una semana pintan un cuadro sobre las relaciones en el seno del Poder Judicial.

La elección en la Asociación de la Magistratura y la Función Judicial de la Provincia de Entre Ríos operó como muestra cabal del sentir de sus representados luego de un hecho que no suele pasar a menudo: la destitución de un integrante.

Carlos Chiara Díaz fue eyectado del Superior Tribunal de Justicia (STJ) en febrero de 2017; y Emilio Castrillón en mayo del año pasado.

Los vocales que debieron dar un paso al costado no tuvieron una buena relación con la conducción de la entidad que los representa.

En el caso de Cecilia Goyeneche, sin embargo, fue diferente. La procuradora adjunta venía de integrar una lista de unidad de la actual conducción. De hecho fue, en la primera gestión de Gabriela López Arango, la representante en el Consejo de la Magistratura. Sucedida por una magistrada del mismo palo: la vocal de la Cámara de Casación Penal de Paraná, Marcela Davite. Ese estamento seguirá en manos de un fiscal, Álvaro Piérola.

El proceso que terminó con la destitución de la fiscal anticorrupción –“una expresión periodística” según la correcta descripción de la ministra Rosario Romero, dividió aguas en el Poder Judicial. Goyeneche empujó a que en el seno de la Asociación de la Magistratura se organice una lista para enfrentar a una especie de eje del mal integrado por todos aquellos que no salieron públicamente a defenderla.

Ana Clara Pauletti supo estar en la lista de posibles integrantes para el STJ a instancias de Juntos por el Cambio hace unos años. Su capacidad académica la respalda. El jueves se encontró encabezando una nómina en la que el jury de Goyeneche y la supuesta persecución de la política a un sector del Poder Judicial vertebraron el libreto proselitista de esa propuesta. Enfrente, en cambio, se dedicaron a preguntarle a los votantes cuáles eran las necesidades. La compañera de Cánepa en la fórmula fue Laura Soage; y se completó con Gaspar Ignacio Reca, como candidato a secretario general. A Pauletti la acompañaron  los paranaenses Marcelo Baridón y Leandro Dato, dos militantes activos y públicos del dispositivo Goyeneche. Fueron, incluso, quienes se reunieron con Rogelio Frigerio para encontrarle una salida airosa a la entonces fiscal que terminó siendo destituida.

La elección, entonces, se vivió como un plebiscito en el campamento que se encolumnó detrás de Pauletti y cuya propuesta se dio en llamar Mejor Justicia. La magistrada perdió en su ciudad, Gualeguaychú. Cánepa se impuso en su ciudad, Paraná, y su compañera de fórmula también lo hizo en su terruño, Concordia. En resumen: los integrantes del binomio que fue derrotado en la provincia no pudieron retener sus ciudades. Raro. También llamó la atención de la elección en esta capital, donde explotó mediática y públicamente el jury con una importante cobertura en favor de la fiscal destituida.

Sin bien el voto es secreto, las especulaciones indican que a Pauletti la debería haber votado la mayoría del Ministerio Público Fiscal, organismo que en los últimos años contó con un importante crecimiento de su estructura, sobre todo durante la segunda gestión de Sergio Urribarri cuando se aplicó en Paraná el sistema acusatorio en septiembre 2014. Junto con las unidades de respuestas rápidas y menores, se crearon las de género, que en Paraná no se ha puesto un límite en la comisión de papelones. El femicidio de Fátima Acevedo y la prescripción en la causa por violencia de la ministra Sonia Velázquez, por citar algunos casos.

Con Goyeneche fiscalizando en una mesa y el procurador García evitando hacer la fila por el buen gesto del fiscal Gamal Taleb que le cedió su lugar, la jornada del jueves transitó sin sobresaltos. Hay votos recurridos que se discutirán por estas horas en el escrutinio definitivo, pero no cambian el resultado en favor de Cánepa. La Procuración General será un órgano vertical, pero en el cuarto oscuro no hay política criminal que valga.

Cuando la comunidad judicial se aprestaba a votar, se conoció una lista de funcionarios y funcionarias del Poder Judicial que solicitaron públicamente ser participados del debate por el proyecto de reforma del Consejo de la Magistratura. Lo hicieron con una nota del presidente de la comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara de Diputados, Juan Pablo Cosso. Si se repasa la nómina, la mayoría de los firmantes está vinculada a la Procuración y muchos de ellos apoyaron a Goyeneche durante el proceso. Lo interesante es que dos días después, es decir el viernes, en la misma Cámara participaron de un debate representantes de todos los estamentos del organismo. Es decir la Asociación, el gremio de trabajadores, el Colegio de la Abogacía, la sociedad civil y todas las universidades (las que integran actualmente el Consejo y las que lo integrarían). Fue en presencia de los legisladores de todas las fuerzas y transmitido en vivo y en directo.

Pero hay más. Unas horas antes de las exposiciones en el recinto, es decir el mismo viernes, el Colegio de la Abogacía de Entre Ríos dio a conocer la creación de la “mesa interinstitucional”. Participaron del primer encuentro la vicegobernadora Laura Stratta; la presidenta del STJ, Susana Medina; el presidente de la Cámara de Diputados, Ángel Giano; el presidente de entidad convocante Alejandro Canavesio; y Miguel Ángel Cullen, que se sentó por el Instituto Derecho Penal, Procesal Penal y Criminología. Se podría mal pensar que el ámbito vinculado al fuero penal del Colegio dejó afuera al Ministerio Público Fiscal si no fuese porque en la comunicación oficial se prometió convocarlo más adelante.

Quizás por eso algunos integrantes de la lista que transcendió pidiendo ser convocados para el debate se quejaron al verse reclamando públicamente algo sin ser pre avisados.

El padrón ronda los 900 habilitados y votaron cerca de 600. Más allá de los números exactos, el mundo judicial es muy chico. Podrían estar en un solo grupo de WhatsApp. Verdades y mentiras son fáciles de dilucidar en ese ámbito. O, por lo menos, contrarrestar.  El pequeño mundo del Poder Judicial dio su veredicto. Lo demás son expresiones periodísticas.

Fuente: Página Política
Notas más
leidas
© 2022 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad