Lo Último

Política y universidad

Humanidades tomó distancia del apoyo de Filipuzzi a Frigerio

Ante el Día de la Gratuidad Universitaria, que recuerda el decreto de Perón que suprimió los aranceles, la facultad de Uader tomó distancia de quienes se vinculan con “sectores posicionados en una concepción neoliberal, de una educación y universidad elitista y meritocrática”.
Por: Redacción de Página Política

La Decana y el Vicedecano de la Facultad de Humanidades, Artes y Ciencias Sociales (FHAyCS) de Uader, María Gracia Benedetti y Daniel Richar, respectivamente, rubricaron un documento en el que se diferencian de la decisión de “actores de nuestra universidad” de vincularse con sectores políticos “posicionados en una concepción neoliberal, de una educación y universidad elitista y meritocrática”.

De esta manera, fijaron posición institucional desde la propia Uader contra la decisión del rector Luciano Filipuzzi y de los decanos Daniela Dans (Ciencia y Tecnología) y Carlos Cuenca (Ciencias de la Gestión) de sumarse a los equipos técnicos del precandidato de Juntos por el Cambio y dirigente del PRO, Rogelio Frigerio.

El motivo que justificó el posicionamiento fue la conmemoración del Día Nacional de la Gratuidad Universitaria, fecha que recuerda el decreto de Juan Domingo Perón, del 22 de noviembre de 1949, que eliminó el cobro de aranceles en la educación superior.

“Este hecho fundamental en la historia de nuestra Universidad Pública posibilitó por primera vez el acceso de sectores populares, de las hijas e hijos de los trabajadores a la formación universitaria. El fin del arancelamiento universitario se sumó a los derechos conquistados por la Reforma Universitaria de 1918”, se destacó en el texto de las autoridades de la unidad académica.

Para Benedetti y Richar “el carácter gratuito de la universidad argentina conforma una de las bases fundamentales del sistema de Educación Superior del país, condición que se integra al ingreso irrestricto, la autonomía, las funciones de enseñanza, investigación y extensión y su implicancia para el desarrollo humano, democrático, productivo, cultural y tecnológico de la Nación”.

Las autoridades enmarcaron a la facultad en esa tradición y se reconocieron como “herederos de ese legado, orgullosos de pertenecer a la Universidad pública argentina, democrática, popular y socialmente comprometida con la comunidad de la que forma parte”.

También fijó posición sobre la fecha, aunque sin alusiones expresas al asunto en debate dentro y fuera de la Universidad Autonóma, la Facultad de Ciencias de la Vida y la Salud, que conduce el exrector, Aníbal Sattler: “El 22 de noviembre de 1949 Perón firmó el decreto de Supresión de Aranceles Universitarios. La matrícula universitaria pasó de 40.284 en 1945, a 138.871 en 1955”, rescató el documento de la unidad académica.

“A partir de la sanción de la gratuidad de la educación pública superior fue posible el ingreso masivo a las universidades de jóvenes provenientes de las clases obreras y populares del país, rompiendo con el elitismo que había caracterizado hasta entonces a las altas casas de estudio”, definió la facultad que defendió “el carácter gratuito de la universidad argentina que constituye un pilar fundamental de nuestro sistema educativo, enraizado en la conciencia de derechos del pueblo argentino, y que ha permitido por siete décadas el desarrollo cultural y profesional de millones de jóvenes que son la mayor fuerza viva de nuestro país”.

“La gratuidad del sistema universitario y el desarrollo técnico, científico, profesional, pedagógico y académico que conlleva, fortalecen un proyecto nacional democrático, inclusivo, popular, solidario, soberano y emancipatorio”, definió la facultad.

 

Sin alusiones

El Rector también se refirió a la fecha en redes sociales, aunque tampoco hizo alusión al diferendo que se ha planteado entre quienes conducen la Universidad.

Ratificó, en cambio, que “como cada 22 de noviembre, Día Nacional de la Gratuidad Universitaria, ponemos en valor la sanción en 1949, de un decreto del entonces presidente Juan Domingo Perón, que propició la supresión de los aranceles y el compromiso del Estado Nacional de disponer los recursos necesarios para garantizar la educación superior pública como un derecho”.

Filipuzzi refirió a su gestión en este marco: “En nuestra labor diaria, asumimos ese mismo compromiso, trabajando para que las personas que habitan nuestra provincia, proyecten su futuro y encuentren aquí las posibilidades de formarse, en una Universidad Pública y Gratuita de calidad, compenetrada con las problemáticas y los anhelos de su comunidad”.

Los decanos que lo acompañaron en la decisión política también se manifestaron a través de las facultades que conducen.

Desde FCyT a cargo de Dans se apuntó que la norma rubricada por Perón “fijó el compromiso gubernamental” de financiar la educación superior y “le otorgó además carácter institucional a la autonomía universitaria” que había sido bandera del movimiento reformista décadas antes.

Defendió el texto el rol de la Uader que “ha sostenido por convicción y compromiso para que hijas e hijos de trabajadores entrerrianos” y rescató que la gratuidad “ha sido también una conquista y un triunfo de la democracia, ya que este principio fue anulado por los golpistas y sostenido en los gobiernos de facto posteriores, para ser recuperado de manera definitiva a partir de 1983, reforzado con su estatus constitucional en 1994 y fortalecido a través de sistemas de becas para que los sectores populares también puedan acceder a la Universidad”.

Por su parte, desde la FCG, Cuenca, en calidad de decano afirmó que “la universidad pública, gratuita, de acceso irrestricto, de calidad y comprometida con la sociedad, se defiende trabajando todos los días, gestionando y construyendo sólidamente oportunidades para nuestra comunidad, y en diálogo constante con el momento socio-histórico que transitamos”.

Fuente: Página Política
Notas más
leidas
© 2022 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad