Lo Último

En Entre Rios

JxC se duerme para reclamar la boleta única

Mientras la coalición opositora busca apurar al Frente de Todos en el Congreso de la Nación, el planteo para que se haga una reforma que incluya la boleta única en las elecciones provinciales de 2023 no es un asunto central en la agenda de Juntos por Entre Ríos. Se nota la ausencia de una mesa de conducción provincial.
Pablo Bizai
Por: Pablo Bizai
pablobizai@gmail.com

Es notable la diferencia. Mientras en el Congreso de la Nación Juntos por el Cambio ha hecho de la boleta única una bandera política, en Entre Ríos el tema no figura entre las prioridades de los bloques de la Legislatura.

Es lo que se desprende de una consulta que realizó este miércoles Página Política en las bancadas opositoras, tanto de Diputados como del Senado. Sólo apareció una posición asilada del senador radical Rubén Dal Molín pidiendo al gobernador Gustavo Bordet que, si decide convocar a elecciones provinciales en forma separa a las nacionales lo haga con boleta única, para al menos achicar los enormes gastos de impresión de boletas sábanas.

Dal Molín pide una suerte de reforma política exprés, que sólo contemple este aspecto. Pero lo que está haciendo es, ni más ni menos, reclamar a Bordet que siga la línea que abrió en 2018, cuando impulsó un nuevo código electoral que contemplaba boleta única de papel, representación de minorías y paridad de género.

La iniciativa, que fue ampliamente debatida ese año, cayó por diferencias en la interna del PJ, pero también porque Cambiemos terminó rechazándola. Lo que se aprobó fue una reforma abreviada, en la que se le daba a Bordet la facultad de desdoblar las elecciones. A cambio, la oposición le achicó los límites de arbitrariedad para la convocatoria y retiró la representación de minorías, que se fijaba en un piso del 15%. El argumento oficial fue que ese criterio del 15% podía ser tachado judicialmente como una intromisión en la vida de los partidos. Pero, en el plano político, los legisladores de Cambiemos se jactaban de haber metido un palo en la rueda para evitar la unidad del peronismo, fuertemente enfrentado entre kirchneristas y bordetistas. La unidad llegaría medio año después y por decisión de Cristina Fernández, sin necesidad de reforma de ley alguna. Pero esa ya es otra historia.

Lo que importa ahora es que JxC no tiene en la provincia una conducción política que coordine posiciones, ni siquiera en un asunto como este, en el que todos están de acuerdo, empezando por su principal referente, Rogelio Frigerio.

Es evidente que los diputados nacionales de JxC buscan un efecto político con su jugada en el Congreso. Una reforma electoral de esta magnitud requiere de un amplio apoyo político, que no puede excluir nada menos que al oficialismo. La sesión especial pedida para este jueves busca obligar al FdT a fijar una posición frente a un sistema que ya rige en Santa Fe, Córdoba, Salta, Rio Negro, la Ciudad de Buenos Aires y que está probado que es mejor que la boleta sábana tanto en el plano institucional y político como en los costos. Por todo eso es que Bordet la impulsó en 2018.

Pero ahora JxC de Entre Ríos deja pasar la oportunidad de pedir a Bordet que sea coherente con lo que propuso y con lo que viene prometiendo en cada apertura de sesiones legislativas.

JxC la tiene picando en el área chica, pero no patea. La explicación puede encontrarse en que mientras en el orden nacional existe una mesa que define los trazos gruesos de las posiciones políticas de la coalición, en Entre Ríos ese espacio nunca se constituyó.

En los años de la presidencia de Mauricio Macri y de la jefatura de hecho que en la provincia ejercía su ministro del Interior, el reclamo venía de parte de los radicales, que veían en la institucionalización de Cambiemos una posibilidad de obtener una cuota mayor de poder dentro del espacio que compartían con el PRO.

Con el pase de Cambiemos a la oposición en 2019 y la consecuente horizontalización de su dirigencia, parecía que la institucionalización sería finalmente un hecho. Pero no pasó nada. En 2021 se abrió una interna para la elección de diputados que ahora juega su segundo tiempo para la gobernación. Y esa es la nueva excusa para postergar el establecimiento de reglas de juego internas para resolución de conflictos. Un instrumento indispensable para una coalición que pretenda ser gobierno y que no le pase lo que por estos días está a la vista en la Nación.

 

Fuente: Página Política
Notas más
leidas
© 2022 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad