Lo Último

ambientalismo

La de Racedo “no es una obra antojadiza y azarosa”

El secretario de Planeamiento y Desarrollo Territorial del municipio, Guillermo Federik, fundamentó la necesidad de la boulevarización de la arteria a lo largo de cuatro cuadras. Aseguró que se trata de un proyecto urbano con más de 60 años y que se trata de “la red vial primaria” de Paraná.
Por: Redacción de Página Política

Tras las protestas y disturbios sucedidos este lunes, en el marco de la tala de árboles para plasmar la obra de ensanche en Boulevard Racedo, desde el municipio se repasaron los fundamentos de los trabajos en marcha fuertemente cuestionados por vecinos y organizaciones ambientalistas.

El secretario de Planeamiento y Desarrollo Territorial, Guillermo Federik, aseveró que se trata de “una obra que viene a completar el primer circuito de doble sentido de circulación que permite canalizar los flujos circulatorios del casco céntrico histórico de la ciudad”.

“Es el único tramo, entre Avenida de las Américas y Avenida Ramírez. Es parte de la red vial jerarquizada primaria de la ciudad. De este a oeste no hay otra avenida que pueda suplirla. Tiene un rol urbano global que supera las eventuales afectaciones que puedan sentir los frentistas que pierden parte de la contravereda verde que se utiliza para estacionar autos. Siempre se previó, por eso el ancho que tiene”, fundamentó Federik en entrevista con el programa Cara y Ceca (Radio UNER).

Remarcó que los trabajos “no se han ejecutado pero forman parte de la cartera de proyectos de las últimas tres administraciones municipales”. Enumeró que fue considerada prioritaria en el estudio que financió el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en el 2015; en el Plan Estratégico Territorial en 2018, que se realizó en conjunto con el Ministeiro del Interior; y en 2020 a través de un estudio de un grupo de expertos que financió el Consejo Federal de Inversiones (CFI).

“No es una obra antojadiza y azarosa. Responde a una lógica sustentada en el planeamiento y en argumentos sólidos sostenidos en estos trabajos”, insistió Federik que pidió “una cuota de racionalidad” y de aval técnico en la postura de quienes se oponen a la obra en ejecución.

Contra lo argumentado por los detractores de la obra, afirmó que “el embudo del tránsito se produce en el centro” por la falta de vías de desplazamiento fuera de las áreas centrales. Mencionó, como ejemplo, que “cualquiera que transite desde la zona de Escuela Hogar, hacia la zona del hipermercado Wal Mart, atraviesa el centro. Por eso hay que canalizar los flujos a través del sistema de rondas urbanas. Ramírez y Racedo constituyen un sistema circunvalar urbano”, describió.

“Esos 400 metros que restan bulevarizar hoy tienen un único sentido de circulación e impiden el desplazamiento de oeste a este. Es una pequeña obra que completa un circuito prioritario”, fundamentó y remarcó que así se planificó “hace más de 60 años”.

Descalificó el término “ecocidio” que se ha usado para definir la tala prevista. “Toda obra que se ejecuta supone la sustitución natural de los distintos componentes para permitir la modernización. El recambio de infraestructura implica en este caso la afectación de estos árboles que deben ser extraídos, que forman parte de la flora exógena de la ciudad. Serán sustituidos por una cantidad mayor de especies autóctonas”.

Fuente: Página Política
Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad