Lo Último

Lo que viene

Orduna, en un lugar clave para la Hidrovía

El concordiense jugará un rol en el control de la vía navegable por el que circula el 75 por ciento de las exportaciones. El ex vicegobernador tiene un posicionamiento claro sobre el tema. El segundo nombre que aporta la provincia.

El artículo 1°, con carácter “ad honorem”, designó a Hernán Darío Orduna como vicepresidente 1º del Consejo Directivo del Ente Nacional de Control y Gestión de la Vía Navegable. Lo que se conoce como Hidrovía Paraná Paraguay.

El entrerriano ocupará un lugar clave en el organismo que creó el Ministerio de Transporte de la Nación para controlar la vía fluvial en representación del Estado.

El área – según el mismo decreto 214/2022 – tendrá “la misión de velar por la calidad y adecuada prestación de los servicios, la debida protección de los usuarios y las usuarias, el resguardo de los bienes de dominio público y privado del Estado nacional y el cumplimiento de las leyes, reglamentos y marcos contractuales y regulatorios mediante el ejercicio de la actividad de auditoría, control, inspección, regulación y seguimiento de las materias administrativas, ambientales primarias, económico-financieras, legales, determinación y/o modificación de traza, tarifarias y técnicas de los contratos de concesión de obra pública y otros que pudieran realizarse para el desarrollo de trabajos de modernización, ampliación, operación y mantenimiento del sistema de señalización y balizamiento, de dragado y redragado, control hidrológico y/o de actividades complementarias a aquellos, sobre la vía navegable troncal comprendida entre el kilómetro 1238 del Río Paraná, punto denominado Confluencia, hasta la zona de aguas profundas naturales, en el Río de La Plata exterior, y de aquellos sectores que el Poder Ejecutivo Nacional le asigne en el futuro”.

Orduna se suma a una estructura en la que Entre Ríos aportó otro nombre en un lugar sensible. Leonardo Esteban Cabrera Domínguez se convirtió en subsecretario de Puertos y Vías Navegables de la Nación y quien estampó la firma al llamado de licitación de la Hidrovía. Página Política trazó un perfil del funcionario argentino, propuesto por Gustavo Bordet, y nacido en la República Oriental del Uruguay:

La ganadora de la primera etapa de la licitación corta fue la empresa belga Jan de Nul, operadora actual y quien está a cargo de las obras y mantenimiento durante los últimos 26 años. Los otros tres contendientes quedaron descalificados.

Hace un año, cuando se terminaba la concesión,  Jorge Taiana presentó un pedido de informe tras la marcha atrás de Alberto Fernández de que la administración y mantenimiento sea exclusivamente por el Estado. El senador nacional hizo saber que por la vía fluvial circulan cada año 4.600 embarcaciones que transportan alrededor de 125 millones de toneladas de producción, lo que significaría el 75% de las exportaciones argentinas, y por la que se recauda 190 millones de dólares por año dejando ganancias por la tercera parte de esa cifra.

La nacionalización, que luego se dio marcha atrás, implicaba una administración en conjunto con las provincias de Entre Ríos, Buenos Aires, Chaco, Corrientes, Formosa, Misiones y Santa Fe. El 51 por ciento de las acciones serían de la Nación y el 49 por ciento a las provincias. Entre Ríos era poseedora del 7 por ciento.

 

Posicionamiento

El ingeniero Orduna estuvo a la firma del Presidente en febrero del año pasado, pero para poner la atención en otro río, cuando fue designado como delegado argentino ante la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU).

El ex intendente y ex vicegobernador tiene una posición contundente sobre la Hidrovía. En pleno debate, el año pasado, participó de un debate con la socióloga Alcira Argumedo, semanas antes de fallecer. Fue en el ciclo La raíz del grito, que se emite los lunes en Radio UNER.

Orduna subrayó el “claro problema de soberanía” que tiene la Argentina al decir que “un buque que viene de Bahía Blanca o de Ushuaia para ir a Rosario, Paraná o Corrientes, tiene que desviarse hacia el Uruguay para recién después volver a los ríos argentinos. Es decir que se está partiendo la Argentina marítima de la Argentina Fluvial”.  Enseguida apuntó al puerto de Montevideo donde opera logísticamente la armada inglesa y pesquera “que roban nuestros recursos en el Mar Argentino”.

El concordiense citó otro “problema de soberanía, quizás más grave”. Y describió: “En las barrancas del Paraná se ven pasar los trenes de barcaza con soja paraguaya y brasilera que no pagan peaje, mientras que la soja de Entre Ríos, Córdoba, Santa Fe sí lo hacen. Con lo cual, la falta de control está subsidiando la competencia de la producción argentina. Ya no es un problema de soberanía política, sino económica. Es muy grave”.

La desinformación en el tema Hidrovía esconde los intereses en juego, sobre todo en torno al modelo agroexportador, cuyos actores están dispuestos a salir a la calle ante cualquier disidencia a una medida gubernamental.

 

 

Dossier

Fuente: Página Política
Notas más
leidas
© 2022 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad