Lo Último

Interna Juntos

Radicales buscan cobrar su apoyo a Frigerio

Lo bancaron en la interna del año pasado. Y prometen seguir haciéndolo en la que viene para 2023. Los radicales que no enfrentan internamente a Frigerio se organizan para negociar en mejores condiciones el armado electoral y su participación en un eventual gobierno. No quieren correr la misma suerte que la UCR con Macri en 2015.
Pablo Bizai
Por: Pablo Bizai
pablobizai@gmail.com

Medio centenar de dirigentes de distintos espacios internos de la UCR se reunieron este lunes en Larroque con el propósito de organizar lo que tienen en común: su apoyo a la candidatura a gobernador del líder del PRO, Rogelio Frigerio.

Fue la primera reunión que involucró a todos los espacios internos del radicalismo que terminaron trabajando por la 502A, la identificación que llevó la lista de Frigerio en la interna de Juntos por Entre Ríos de 2021, con Marcela Ántola (de Evolución, el espacio de Martín Lousteau) y Atilio Benedetti (corriente Illia) como principales candidatos por la UCR.

La convocatoria fue de Benedetti, quien ofició de anfitrión. No hubo comunicado oficial ni fotos del encuentro pero, por lo que pudo reconstruir Página Política, la idea es cobrarle a Frigerio el apoyo de la UCR, indispensable para encarar el proceso electoral, desde el reparto de la boleta hasta la fiscalización de los comicios. Algo que el PRO por sí solo no está en condiciones de garantizar.

Las conversaciones abarcan a distintos espacios internos de la UCR, que incluso van a competir entre sí para cargos locales. Por ejemplo Paraná, que estuvo representada por radicales que juegan con el ex concejal del PRO, Emanuel Gainza (los concejales Walter Rolandelli y Francisco Avero); por Evolución (Bruno Sarubi, Bruno Frizzo) que impulsan la candidatura de Leandro Brasesco, actualmente en sociedad con la diputada del PRO Ayelén Acosta, otra posible candidata; Miguel Rettore, que también es parte de ese espacio.

También viajó Roberto Sabbioni, otro postulante a la intendencia por la UCR;  la diputada provincial Sara Foletto (del espacio que lidera Fabián Rogel); el diputado Eduardo Solari y su hermano Sergio, quien ha venido militando junto a la diputada Gracia Jaroslavsky, presente también en Larroque.

En el plano institucional, en este espacio están el presidente de la UCR, Jorge Monge (corriente Illia) y el presidente del Congreso de la UCR, Ricardo Labarba (de otro sector importante de la UCR, Convergencia, que lidera Jorge Lacoste).

Una forma rápida de identificar a estos dirigentes sería llamarlos “radicales con Frigerio”, porque lo apoyaron en 2021 y lo seguirán haciendo en 2023 dentro de la interna de Juntos por Entre Ríos. Pero en el grupo resisten ese apelativo, porque temen que se asimile a la idea de un “seguidismo” con el líder el PRO.

“Todos creen que el candidato va a ser Frigerio. Pero nadie tiene ganas de regalar radicalismo”, resumió uno de los participantes de la reunión.

 

 

Como en 2015, pero distinto

La idea es, entonces, unir fuerzas para participar del armado de manera activa, en el marco de un proyecto de poder que tenga a la UCR como “columna vertebral”.

Pretenden demostrar que representan a un radicalismo que quiere gobernar. Que tiene su base en el espíritu frentista de la Convención Nacional de Gualeguaychú de 2015. Que pone por encima de las cuestiones doctrinarias a la necesidad de terminar con 20 años consecutivos de gobiernos peronistas en Entre Ríos, del mismo modo que en 2015 la UCR resolvió aliarse al PRO para ganarle al kichnerismo.

Pero quieren evitar que se caiga en los mismos vicios de la gestión de Mauricio Macri, donde el radicalismo fue relegado y no hubo un gobierno de coalición.

Lejos de hacer seguidismo, aseguran que los mueve la voluntad de disputar poder. Para eso se juntaron en Larroque.

Para Frigerio sería mejor que sus socios radicales no se organicen y de ese modo podría arreglar en condiciones más ventajosas con cada uno de los dirigentes por separado. “Queremos ser un bloque de poder desde la UCR para ser parte activa si nos toca ser gobierno y no sólo tener algunas participaciones aisladas como hizo Macri, que llamó a dos o tres radicales amigos y nada más”, explicó otro participante del encuentro.

 

 

Ser parte

Es obvio que esa disputa se dará, como primer e ineludible paso, en el armado de las candidaturas. Pero, aquí también, los que no quieren ser identificados como “radicales con Frigerio” se ponen incómodos con la idea de aparecer interesados sólo en el reparto de espacios de poder. Insisten en que los mueve la voluntad de llegar al gobierno. Que siempre fue esa la motivación y que por esa razón apoyaron y apoyan al candidato que creen más competitivo para desalojar al peronismo de la Casa de Gobierno.

En esa lógica y en la de la necesidad de “fortalecer” al radicalismo, inscriben las reuniones programáticas que el partido lleva adelante con la participación de todos los sectores internos a fin de ocupar un rol en un eventual gobierno a cargo de Frigerio, pero con las ideas que siempre tuvo el radicalismo. “Queremos ser parte de un proceso de poder y no esperar que Frigerio nos tire con algo”, resumió un dirigente.

Fuente: Página Política
Notas más
leidas
© 2022 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad