Lo Último

Concejo Deliberante

Arduas conversaciones por el Defensor del Pueblo

No hay todavía candidato que tenga los dos tercios. Tras la audiencia pública, se profundizó, en general, la buena sintonía con la posibilidad de reelección de Garay. Pero Tomassi está en todas las conversaci

Tras la audiencia pública de este lunes, con la exposición de cuatro postulantes a Defensor del Pueblo, se ratificó en general el consenso en torno a la posibilidad de que el Concejo Deliberante sostenga por cinco años más a Luis Garay al frente de la Defensoría.

Su exposición fue clara, contundente, apeló a cuestiones emotivas, a decisiones políticas y celebró, básicamente, la existencia, continuidad y consolidación de la Defensoría del Pueblo como institución de la democracia ganada para la ciudadanía de Paraná.

También dio cuenta del trabajo realizado el defensor Adjunto, Pablo Donadío, que pretende continuidad y se postula como titular. Planteó la necesidad de una propuesta que profundice la “promoción de ciudadanía” bajo la idea que “los derechos se construyen” y que suponen “conocer los derechos y saber peticionar”. Habló de las estrategias de comunicación que impliquen trabajar para “nuevos ciudadanos interconectados” y planteó asuntos en torno a la orgánica y la administración de la institución.

Sebastián Tomassi, que se desempeña en la secretaria Privada de la Intendenta y fue impugnado por tal condición por la Asamblea Vecinalista, ponderó el trabajo de Garay y Donadio. Pero insistió en la necesidad de “un fortalecimiento institucional” que suponga “llegar más a los barrios para un diálogo social” y tener “una actitud proactiva más que reactiva”. Marcó la necesidad de “difundir los valores” y cuestionó que se hace “comunicación para los pares” cuando “hay que llegar con el deporte para prevenir la violencia”. Sin abundar en detalles, mencionó la idea de ocuparse de la discapacidad, de encontrar “posibilidades de autofinanciamiento” y de lograr “que la ciudadanía nos tenga como referencia”.

Propuso abrir “un espacio para el monitoreo ciudadano” de políticas públicas, “espacios de contención” y constituir la defensoría en “un canal de propuestas”. “¡Hay que salir a recolectar las propuestas de la comunidad!”, exhortó.

Maximiliano Gómez, joven de 25 años, estudiantes de Ciencias Políticas, periodista, con trayectoria en asociaciones ambientalistas, presentó propuestas concretas en torno a la descentralización de la tarea de la Defensoría, buscar alternativas a la situación concreta que se plantea hoy con la falta de legitimación procesal del organismo, la institucionalización de un “órgano multiactoral” y la reorganización administrativa que permita ampliar el horario de atención junto con el fortalecimiento de la mediación comunitaria.

Sesión, votos y opciones

La sesión en la que los concejales deben elegir al Defensor y al Adjunto, con dos tercios de los ediles presentes, está convocada para mañana.

Al momento, no hay candidato que cuente con ese caudal de voluntades. Si bien hay un consenso en general en torno al buen trabajo de Garay y a la posibilidad de que pueda continuar al frente del organismo cinco años más –incluso sin objeciones a Donadío como número dos-, la decisión de algunos concejales del riñón de la Intendenta de acompañar la postulación de Tomassi puso un condimento nuevo a las conversaciones. Fue un aliado de la Intendenta, Enrique Ríos, electo por el hallismo, quien presentó el pliego de Tomassi. Los otros tres candidatos recurrieron a otro modo de presentar sus postulaciones: reuniendo el número de avales requerido por la ordenanza.

Donadío, ex concejal del radicalismo, corre con las buenas y malas de ser afiliado a la UCR. Por un lado, su continuidad pende de un hilo cuando la mayoría es peronista y tiene más de un candidato; pero a la vez, su trayectoria en la UCR le da la ventaja de ser garante de lo que sería políticamente correcto, que la oposición tenga un lugar, aunque esos equilibrios partidarios, según la normativa, no tienen que ver con la naturaleza de la Defensoría.

Hay concejales radicales que postulan su nombre, al menos para continuar en el puesto de Adjunto, pero en las conversaciones se les ha planteado que el acuerdo de votar a Donadío supondría acompañar a Tomassi como Defensor. Hay otra opción que circula como posibilidad aunque algunos suponen que sería tragarse un sapo innecesariamente: Garay Defensor; Tomassi Adjunto. Pero no está cerrado, supo Página Política.

De aquí al momento de la sesión del martes persistirán las conversaciones contra reloj. Siempre con la opción de “hacerle lugar” de algún modo, a los cuatro postulantes, como empleados, responsables de algún área o alguna otra modalidad. Mientras tanto, y con la ordenanza en mano, no hay alternativa que tenga garantizados los dos tercios.

Notas más
leidas
© 2022 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad