Lo Último

De Ángeli

De Angeli, los radicales y un acuerdo en pañales

El sector interno del radicalismo no rechazó con contundencia el ofrecimiento del benedettismo al ruralista. No cuestionaron el lugar sino la forma en que se hizo. El referente de Federación Agraria – dicen en el PRO – podr&

Los tiempos apremian. Y los gestos también. La Corriente Illia, espacio que tiene como referente a Atilio Benedetti y que conduce el radicalismo, dio el primer paso: ofreció la primera diputación a Alfredo De Angeli. No hubo un rechazo del ruralista. Sólo se expresó Osvaldo Chesini, actor menor en la película. El ex legislador subrayó un dato que en el PRO también lo destacan ante cualquier consulta acerca de la negociación en puerta: el referente de la Federación Agraria mide más que cualquier dirigente radical. Algo de eso debe haber. Hace un mes, el federado era cuestionado por bustistas y radicales.

La jugada del benedettismo no cayó mal en el otro sector interno de la UCR. Si bien desde el Movimiento Irigoyenista cuestionaron que el ofrecimiento haya sido a un dirigente (De Angeli) y no a una fuerza, la crítica sólo fue por una cuestión institucional. Debería haber sido de partido a partido, dijeron. También se quejaron que no se haya convocado al Frente Amplio Progresista (FAP). Las manifestaciones de la oposición radical sonaron a chicana. ¿Por qué Benedetti convocaría al GEN cuando Osvaldo Fernández divulga “cartas abiertas” cuestionando al presidente del congreso radical Juan Carlos Arralde? No hay nada firme y sustentable en las encuestas como para una invitación pomposa.

Los irigoyenistas, en privado, se mueven diferente que en público. Son ellos quienes llaman a dirigentes del PRO prometiendo llevar al congreso de este sábado en Concordia donde se definirán las estrategias electorales la mejor oferta para el macrismo: que es que De Angeli sea el candidato a senador. En la Illia resistirán. Para afuera podrían decir –como ya lo anticipó el fin de semana – que están entregando un lugar de privilegio que bien podría ser ocupado por un correligionario. De no aceptar el ruralista, podría ser acusado de hacerle el juego al gobierno al dividir la oposición. Algo de eso se desprendió de la asamblea donde surgió la propuesta.

En el PRO entrerriano no ven descabellado que De Angeli termine acordando. “Su candidatura a senador es una cuestión personal, no de Mauricio”, aseguró una fuente macrista a Página Política. Para aceptar, sólo quedaría convencer al jefe de Gobierno porteño.

Los gurúes de Capital Federal monitorean permanentemente todos los territorios donde tienen candidatos. En Entre Ríos –según el macrista consultado por este medio– Sergio Urribarri tiene 40 puntos. Está solo y cómodo, evalúa. En segundo lugar De Angeli con 20. Sumando a Benedetti ambos podrían convertirse en una molestia para el gobernador, analiza el macrista. Y hasta se entusiasma con un batacazo.

¿Por qué Benedetti y no Jorge Busti? Con el radical no habría un techo, mientras que el ex gobernador no garantiza llevar agua para el mismo molino. Por el contrario, compartirían electorado con De Angeli. Las conversaciones en las primeras líneas entre el bustismo y el PRO están frenadas, pero siempre habrá una vía de comunicación a través de Luis Leissa, abogado de De Angeli.

El sábado la UCR Y el PRO definen en simultáneo qué van a hacer de caras a las elecciones legislativas. Para los macristas será una jornada para cumplir con cuestiones formales. En Concordia se espera un largo congreso.

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad