Con desempate de Villaruel, se aprobó en general la Ley Bases.

Lo Último

Ajuste

La Universidad, una bandera que habilitó a todos a marchar

La consigna en defensa de la Universidad convocó a sectores disímiles y tuvo la potencia que otras temáticas sociales no han tenido. Una organización que mostró unidad. Nuevas presencias en las marchas de Paraná.
Luz Alcain
Por: Luz Alcain
@luzalcain

La multitudinaria marcha en Paraná, en defensa de la Universidad pública, encontró en las calles a dos o tres generaciones de la militancia estudiantil: la de los 90 en tiempos menemistas; la del 2000 que provocó entonces la renuncia de Ricardo López Murphy a la cartera de Economía de Fernando De la Rúa; y esta tercera generación, aletargada por la pandemia y sacudida por el ruido de la motosierra que recortó en un 70 por ciento el presupuesto a las instituciones de educación superior.

Los estudiantes de esta nueva generación hicieron gala de la unidad lograda y la exhibieron encabezando la gruesa columna que unió Plaza de Mayo, transitó calle Corrientes y Laprida para arribar a Plaza Mansilla, frente a Casa de Gobierno. Las agrupaciones se hicieron notar con banderas y remeras. Referentes de Redes, el MST, el MNR, la FJC, el FUP, Franja Morada, la CEPA, la Ulloa, Patria Grande, se turnaron en el uso de la palabra al dar lectura al documento que tuvo un párrafo también para el gobierno de Rogelio Frigerio al que le pidieron que acompañe el reclamo ante Nación. Los investigadores del Conicet, con sus representantes; los docentes universitarios de Sitradu y Agdu, también fueron parte de la elaboración y lectura del documento.

La Universidad estuvo presente institucionalmente, además. Se identificaron con banderas las facultades de la UNER, y estuvieron la vicerrectora Gabriela Andretich; y el decano de Agropecuarias, Pedro Barbagelata; por la UADER, marcharon la decana de Humanidades, María Gracia Benedetti, junto al vicedecano Daniel Richard, y el titular de la Facultad de Ciencias de la Vida y la Salud, Aníbal Sattler. Por la Facultad Regional Paraná de UTN encabezó una columna el decano, Alejandro Carrere.

 

Partidos y presencias

El reclamo en favor de la Universidad tuvo la potencia de convocar a sectores bien disímiles que, por distintos motivos, no habían encontrado hasta aquí razones para ser parte de una movilización por las calles de Paraná en los últimos tiempos. Es el caso de la dirigencia radical y también de la dirigencia del peronismo que después de 20 años no gobierna ni está en el blanco del reclamo social.

Al calor de lo que pasa también a nivel nacional y con un posicionamiento partidario, hoy fueron parte de la marcha los diputados radicales Atilio Benedetti, Marcelo López, Fabián Rogel, Gabriela Lena, María Elena Romero; el presidente de la UCR, Fuad Sosa; la exdiputada Lucía Varisco; Sergio Solari; Gustavo Curvale; y Bruno Frizzo, Leandro Brasesco y María Laura Renoldi, referentes de Evolución, un sector interno con una pata fuerte en la vida universitaria.

También marcharon el exintendente y excandidato a gobernador, Adán Bahl; el senador Martín Oliva; la senadora Claudia Silva; los diputados Laura Stratta y Juan José Bahillo, Silvia Moreno. Estaban, entre otros, el viceintendente David Cáceres, los concejales Luisina Minni, Sergio Elizar, Ana Ruberto, del peronismo; y el edil Pablo Donadio de Juntos.

Participó también el diputado socialista, Juan Rossi, acompañado por otro referente del PS y de la militancia universitaria como Marcelo Haddad; el funcionario municipal y extitular de la Federación Universitaria de Entre Ríos (FUER), Nicolás Mathieu; y el exconcejal y expresidente de FUER, en los 90, Guillermo Mondejar. Hubo representantes del Poder Judicial, las juezas federales Lilia Carnero y Noemí Berros.

El PJ de Paraná fue parte de la marcha con una bandera. Una columna que se ha hecho presente en buena parte de las últimas convocatorias sindicales y políticas en contra de las políticas de ajuste, encabezada por el titular, Jorge Kinoto Vázquez.

El reclamo por la Universidad pareciera haber sido la consigna que supo amalgamar sectores distintos. Pero además logró concitar el interés de gente que llegó a la marcha por su cuenta, más en base a vivencias personales y familiares en torno a la educación superior que por la invitación de sector alguno.

Fueron parte de la movilización los trabajadores de la cultura, los movimientos sociales, agrupaciones políticas, las organizaciones feministas, el movimiento ambientalista. ATE, UPCN, Agmer, el Polo Obrero, La Cámpora, la CEPA, el PTP, el MST, el PC, entre otras organizaciones.

 

Un proyecto de país

El documento al que se dio lectura en Plaza Mansilla dejó en claro el posicionamiento de las organizaciones convocantes: el recorte del presupuesto universitario se enmarca en un proyecto de país. Se afirmó que el Pacto de Mayo, la Ley Ómnibus y el DNU Nº 70 constituyen la base de una Argentina que cede su soberanía, “enriquece a las grandes corporaciones” y profundiza “la desigualdad social”.

“El presupuesto universitario está en los niveles más bajos de su historia. No se puede garantizar el funcionamiento de nuestras instituciones”, se reclamó en el documento que advirtió además sobre la imposibilidad de desarrollar políticas de bienestar estudiantil (becas, comedores, residencias) en un contexto de fuerte deterioro del salario y aumento del costo de vida.

También se puso el acento en el derrumbe del sueldo docente universitario y preuniversitario; y en el vaciamiento de las instituciones de investigación y desarrollo científico técnico. Párrafo aparte hubo para las medidas de “criminalización de la protesta” y particularmente se cuestionó el “protocolo antipiquetes” de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

Se le pidió a Frigerio “que haga todo lo que está a su alcance” en favor de la defensa de la universidad y de la ciencia al servicio de la sociedad.

“Esta gran marcha universitaria es un puntapié inicial. Vamos a continuar movilizados camino al 1º de mayo y al paro nacional del 9 de mayo convocado por la CGT contra el plan hambreador y represivo”, continuó el texto que reiteró el clamor por “la alianza obrero estudiantil” con una evocación histórica planteada en el cántico más escuchado a lo largo de la manifestación: “¡Que cagazo, obreros y estudiantes, como en el Cordobazo!”

Otra estrofa se reeditó en Plaza Mansilla. Histórica también. Ahí va.

 

Voces

Nahuel Ripari. Redes. Facultad de Ciencias de la Educación (UNER). “Esta marcha muestra el poder de la universidad pública de concentrar esta masividad. Venimos de experiencias políticas muy distintas los estudiantes. Acá están militantes del peronismo, la izquierda, Franja Morada, el MNR. Nos une algo la lucha por la universidad pública. Se equivoca Milei. La gente no votó esto. La gente quiere universidad pública y eso quedó demostrado hoy en la Argentina. El pueblo defiende la Universidad porque es patrimonio nacional y un estandarte de nuestro país. El gobierno tiene que entender que esto no se negocia”. 

Alejandro Carrere. Decano de la Facultad Regional Paraná. UTN. “Mucha emoción de ser parte de esta movilización. Hay una gran convocatoria. Está visto que valió la pena el esfuerzo que hemos hecho para explicar las razones que han motivado esta movilización. Estas razones han calado. Hay un gran acompañamiento de la gente”.

Gabriela Andretich. Vicerrectora de UNER. “Hoy en la marcha venía pensando. Hace mucho tiempo que no veíamos una manifestación así, mucho tiempo que los estudiantes no protagonizaban una expresión como esta en la calle. Eso es fundamental, es básico. Esta marcha me retrotrae a otros momentos, otras manifestaciones históricas. Pero hubo un momento de gran desmovilización. Esto de hoy es muy bueno porque aviva al movimiento universitario y en este momento es clave”. 

David Cáceres. Presidente del Concejo Deliberante de Paraná. “Hoy marchamos para oponernos al terrible ajuste del Presidente Milei, no solo a la educación pública. Pensábamos que era un debate saldado en la Argentina el resguardo a la educación. Me emociona ver tantos pibes defendiendo sus derechos. Estoy acá para defender los derechos de mi hijo que estudia en la universidad pública y los derechos de los hijos y de las hijas de los trabajadores que encuentran en la universidad una herramienta de igualación. Y estoy aquí por coherencia histórica. Fue Perón el que impulsó a la UTN, el que quitó el arancelamiento y el que recuperó las luchas de 1918”.

Fuente: Página Política
Notas más
leidas
© 2024 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad