Lo Último

Justica y política

Los vocales trinan, el PJ calla y Medina avanza 

Los integrantes del STJ están enojados porque la presidenta del cuerpo se cortó sola en un delicadísimo momento electoral, en los que hay que definir cuestiones de esa índole. El peronismo brilla en su silencio. La doctora juega fuerte en política. 

La foto de Susana Medina y Rogelio Frigerio hizo estallar a los demás vocales del Superior Tribunal de Justicia (STJ). La presidenta recibió, el viernes pasado, al candidato a gobernador de Juntos por Entre Ríos. Pretendía ser un encuentro institucional, pero la soledad de ambos anula una interpretación en ese sentido. 

Medina es en la actualidad la presidenta del Tribunal Electoral de la provincia que tiene, entre otras cuestiones, resolver las impugnaciones a la candidatura de Mauricio Davico, el hombre más competitivo de la coalición opositora que se impuso en la interna de Gualeguaychú, distrito que más empujó a Frigerio el 13 de agosto. 

La presidenta del STJ y del organismo electoral difundió una foto que alteró a los impugnadores. Sobre todo a los libertarios. La candidata a diputada nacional, Liliana Salinas, puso el dedo en la llaga en medios gualeguaychuense al decir que espera que no haya connivencia de Frigerio con Medina. La Libertad Avanza es una de las fuerzas que impugnó. 

Davico, sin embargo, recusó al juez Héctor Vassallo que debe resolver su situación por ser esposo de la concejal justicialista Selva Chesini. 

En Juntos por Entre Ríos están despiertos. En el peronismo no. Raro, porque el oficialismo no es de escatimar en asesores. Asesores que no asesoran. En otros casos en los que hubo disputa política judicial perdieron por goleada. Interesante mirar lo que ocurre en el Consejo de la Magistratura. Un fiscal de baja estatura jurídica y desconocido recorrido los tiene a maltraer.   

Pero la foto de Medina – que sepultó cualquier posibilidad que los judiciales cobren el incremento pandémico del 26% que reclaman en puerta- alteró la convivencia en la comunidad judicial. 

Medina difunde en su encuentro con Frigerio también un mensaje a la Corte Suprema de Justicia de la Nación y a la Procuración General, con quien en el oficialismo electoral (Adán Bahl) se jactaban de tener buena relación con su jefe: Jorge Amilcar Luciano García. Con el jefe de los fiscales, de todas maneras, no habría inconvenientes en un supuesto gobierno de Frigerio. García es un peronista auténtico. Acompaña, pero hasta la puerta del cementerio, y luego pega la vuelta. Es oficialista siempre. 

La Asociación de la Magistratura y la Función del Poder Judicial debería tomar nota. La entidad organizó una jornada para escuchar en boca de todos los candidatos su visión y propuesta sobre la Justicia, pero Medina le ahorró a Frigerio ese esfuerzo. En resumen: monopolizó la relación con un posible gobernador. 

Seguramente la presidenta del STJ – sospechan en el alto cuerpo- pretenderá abrir las puertas del salón principal de tribunales para que expongan los candidatos para licuar un poco el enojo.

El lugar de actos tenía pautada una actividad organizada por la Unión de Empleados Judiciales de la Nación, la organización sindical que conduce Bibiana Starck y le pelea la representatividad a la histórica Asociación Judicial de Entre Ríos (AJER). La invitación era para escuchar a Frigerio. Fue suspendida. Era mucho. 

Los tribunales y la comunidad judicial se consolidaron, en el último tiempo, como el laboratorio para observar las disputas de poder. El peronismo abulta sus filas con personas en la estructura, que poco resultados han obtenido en el campo de batalla. 

Fuente: Página Política
Notas más
leidas
© 2024 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad