Lo Último

Fuego amigo

Carrió insiste en vincular a Frigerio con el peronismo

La líder de la Coalición Cívica volvió a criticar a Frigerio, a quien viene culpando de haber jugado con los gobernadores peronistas cuando fue ministro de Macri. Esta vez fue en el marco de la era Massa. Cuestionó la “campaña escandalosa que está haciendo en Entre Ríos” y advirtió: “Guarda porque la gente puede terminar votando lo mismo con buenas caras”.
Pablo Bizai
Por: Pablo Bizai
pablobizai@gmail.com

Elisa Carrió volvió a pegarle a Rogelio Frigerio. En una entrevista con TN, la líder de la Coalición Cívica habló de los vínculos del nuevo ministro de Economía, Sergio Massa con dirigentes de Juntos por el Cambio.

Dijo que Frigerio había apoyado a “candidatos massistas en las provincias” y “denigrando a candidatos de Juntos por el Cambio en las elecciones provinciales de 2019. Lo vi yo y se lo dije a Macri”, relató.

Afirmó que como ministro del Interior de Mauricio Macri, el actual diputado por Entre Ríos ayudó a los gobernadores para que no tuvieran déficit en sus provincias, dándoles “todos los fondos de Infraestructura Federal”.

“Hay muchos escondidos para el neoperonismo”, dijo y apuntó especialmente a Emilio Monzó. “¿De qué vive Monzó? Tiene una casa en Martindale y un piso en Montevideo”.

Advirtió también por “la campaña escandalosa” que está haciendo Frigerio en Entre Ríos.  “Guarda porque acá la gente puede terminar votando lo mismo con buenas caras”.

 

Carrió es una dura enemiga de Frigerio en la interna de Juntos por el Cambio. Lo ve como una quinta columna dentro de la coalición opositora, que juega su proyecto personal en el que el aliado principal es el peronismo.  Lo acusa de haber hecho su propio juego político desde el Ministerio del Interior en su relación con gobernadores e intendentes. “Frigerio esconde muchas cosas, además nos entregó en toda la Nación. Hizo a candidatos del PJ candidatos del Gobierno”, dijo durante un acto de campaña para las elecciones de 2019.

Había dicho también que al ministro del Interior del gobierno de Mauricio Macri “sólo lo veo con gobernadores peronistas”. Y Frigerio le respondió desde el más puro sentido común, se podría decir, incluso, republicano: “Me pagan para generar consensos. Tenemos pocos diputados y senadores, y solo cinco gobernadores de nuestro espacio ¿Cómo no me voy a juntar con la oposición si necesito sacar adelante leyes para transformar el país? Es mi trabajo”.

Después de la derrota electoral de octubre de 2019, Carrió insistió: “Muchos de Cambiemos le entregaron la victoria al PJ, incluso ministros”.

 

La fuente entrerriana

Dicen que una de las fuentes que usó Lilita para acusar a Frigerio fue Roberto Niez, el principal socio político de los radicales Pedro Galimberti y Darío Schneider en la interna de 2021, que puso a la candidata número dos de la lista de las PASO, Mariana Salinas.

Niez había sido la apuesta de Frigerio en Concordia. De la mano del entonces ministro del Interior terminó al frente de la Comisión Técnica Mixta (CTM) de Salto Grande. Fue dos veces candidato a intendente.  Pero en la segunda se terminó peleando con Frigerio. Lo responsabilizó de su derrota a manos del peronismo, por la buena relación que el ministro de Macri había entablado con el entonces intendente Enrique Cresto.

Niez es el dirigente del PRO de Entre Ríos que más ha cuestionado el liderazgo de Frigerio. Su encono hacia el ex ministro impidió el consenso en la interna para la renovación de la conducción partidaria que el PRO tuvo en noviembre de 2020. Pero esa rebelión no logró reunir apoyos importantes entre la dirigencia entrerriana.

Las críticas de Carrió a Frigerio no evitaron que el candidato del PRO se imponga en la interna de 2021. En agosto de ese año, la líder de la Coalición Cívica recibió a Galimberti y Schneider en su casa de Exaltación la Cruz. Envió un mensaje a los entrerrianos: “Voten esta lista. Miren que hay uno que los va a traicionar”, dijo en alusión a Frigerio.

La Coalición Cívica no tiene presencia en la provincia y nadie olvida el último discurso que diera Raúl Alfonsín en el salón del Comité Provincial de la UCR de Entre Ríos cuando la definió como “enemiga de la Unión Cívica Radical” e “hipócrita” y carente de “estabilidad emocional”.

Carrió perdió gravitación en el territorio provincial a partir de 2006, cuando el actual diputado de extracción peronista, Juan Domingo Zacarías se fue del ARI y retiró su gente. Aunque está lejos de ser el constructor político de entonces, Zacarías es hoy un soldado de Frigerio.

Carrió carece de estructura en la provincia y no es querida en el radicalismo. Pero su prédica puede ser escuchada por una porción del electorado independiente de una provincia en la que viene ganando Macri desde 2015, en base a un discurso casi tan antiperonista como antikirchnerista.

Fuente: Página Política
Notas más
leidas
© 2022 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad