Lo Último

Uader

El candidato de la Asamblea habla de traición

Gustavo Artucio, quien perdió el decanato a manos de Rosario Badano, habló de apoyos prometidos que luego traicionaron por cuestiones personales y de un cierre de filas entre el gobierno provincial y Agmer.

El candidato a decano para la Facultad de Humanidades impulsado por la Asamblea Interclaustros, Gustavo Artucio, emitió un documento en el que destacó que este viernes, con la elección, se concluyó otra etapa en el proceso de normalización de la Universidad Autónoma de Entre Ríos (Uader), ya que se eligieron por primera vez los decanos de las cuatro facultades. No obstante, Artucio hizo notar que fue “un día horrible desde el punto de vista moral y cívico, porque quedaron al descubierto las bajezas humanas, el egoísmo, el desprecio por el trabajo colectivo y la total vigencia del viejo lema del maestro Maquiavelo: el fin justifica los medios”.

“Como integrantes de la Lista 21 sabíamos desde el comienzo que la lucha era difícil y despareja, éramos simplemente un grupo de docentes que apuntábamos al cambio y a la plena vigencia de los principios reformistas: autonomía y cogobierno. Si esta lucha era despareja desde el principio, se acentuó aún más a partir del 30 de noviembre, cuando a la luz de los resultados electorales de las elecciones del claustro docente, donde la lista 15 obtiene sus cuatro 4 consejeros por solo un voto de diferencia (22 a 21), a partir de allí cerraron sus filas el gobierno provincial y el gremio provincial, que hasta ese momento corrían por carriles separados”, denunció. Se refirió así a la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer).

“Nosotros sabíamos, a partir de ese momento, que contábamos sólo con los votos de nuestros consejeros y los de los consejeros estudiantiles con los cuales habíamos compartido las instancias de la Asamblea Interclaustros”, completó.

El candidato de la Lista 21 calificó de “inesperado” el apoyo de la referente de la Lista 7, Angelina Uzin Olleros. Lo que los llevó a pensar que podían “hacer un mejor papel en la elección del decano. La profesora Uzin Olleros no sólo comprometía su voto sino también el de la otra consejera de su lista, Ana Soler, quién, por otro lado, había hablado de corrupción en la gestión (Rosario) Badano durante el debate, situación que hacía creíble dicho apoyo, nunca pactado”, analizó en el texto al que tuvo acceso Página Política.

En la Asamblea – según manifestó su candidato a decano – sabían que “tanto la minoría estudiantil como los consejeros graduados respondían al partido del gobierno, si bien estos últimos habían surgido de una lista única; situación que hacía muy difícil contar con el voto de alguno de ellos. Por el otro lado, el consejero administrativo es hijo de una de la funcionarias de la gestión Badano, y sabíamos que este hecho prevalecía por sobre las decisiones o intereses de su claustro”, señaló Artucio sin dar nombres.

Aprietes

En el texto, el referente de la Liasta 21 contó que con el correr de los días se fueron “enterando de aprietes, presiones de todo tipo, un consejero que se manifiesta independiente pero que teme perder su trabajo; pero el hecho más inesperado y nefasto fue enterarnos, un día antes de la votación, que una consejera estudiante, traicionando a sus compañeros y el mandato recibido, manifiesta que va a votar a la candidata de la gestión”. Y agregó: “Fue lamentable ver como esta consejera estudiantil fue traída en un auto escoltada por docentes de la Lista 15, y del mismo modo, después de la votación, y habiendo traicionado a sus compañeros, partió raudamente de la misma manera. Alentar a los estudiantes para traicionar a sus compañeros y por sobre todo, incumplir con el mandato de los electores, me parece algo totalmente detestable. Si lo que enseñamos a nuestros estudiantes es que los principios y la lealtad son valores secundarios y que por lo tanto se pueden vulnerar sin prejuicio, vamos por mal camino”.

En otro párrafo también marcó “el voto contradictorio de la profesora Soler, que habiendo hablado de corrupción por parte de la gestión Badano y habiendo hecho público su apoyo a nuestra lista, vota por Badano”. “Ese voto, de última, no nos afecta moralmente porque era un voto inesperado, que venía ‘de regalo’, pero creo que sí afecta a la honorabilidad de la docente, ya que bien podría habernos anticipado que no iba a cumplir con su palabra. Parece ser que aquí también jugaban cuestiones laborales de una hija de la docente, pero eso no justifica que lo haya hecho sin avisar”, se quejó.

Para terminar y a modo de conclusión, Artucio sostuvo que se asiste “a un acto en el cual quedó en evidencia la connivencia del poder político y el gremio provinciales, y que para ellos sigue vigente el viejo lema del maestro Maquiavelo: el fin justifica los medios”.

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad