Lo Último

Radicalismo

El mapa varisquista para el 2023

Después de la elección del 2021, cuando se postuló a Lucía por afuera, el MUR arrancó la ronda de conversaciones con referentes radicales. Premisas: juntar enfrente de Frigerio, tocar puertas a nivel nacional, bordear de cerca la construcción de Galimberti. Paraná, la base. Entrevista con Humberto Varisco.
Luz Alcain
Por: Luz Alcain
@luzalcain

La diputada provincial Lucía Varisco pilotea el liderazgo de un espacio político heredado, con asiento en Paraná y en constante transformación de cara al 2023.

Luego de plantar bandera por fuera de Juntos por Entre Ríos, en la elección legislativa de 2021, al otro día mismo de los comicios, el MUR rumbeó el barco en retorno a la vida institucional de la UCR lo que en todos los casos supone el marco de la coalición con el PRO y la CC.

Con un discurso proselitista crítico hacia el referente de Juntos, el precandidato y diputado nacional Rogelio Frigerio, Lucía Varisco mostró lo que tenía: el 3,1% de los votos a nivel provincial, un capital aunado en torno a alguna identidad radical no expresada en Juntos, más el caudal heredado de los exintendentes de Paraná, su padre y su abuelo, aun cuando referentes de indubitable identidad varisquista no la acompañaron en la aventura por afuera.

En votos, el 3,1% fueron 24.217 voluntades. Más de la mitad (13.662) fueron conseguidas en Paraná. La boleta del partido FE fue quinta fuerza a nivel provincial y tercera fuerza en la capital entrerriana.

Al otro día de la elección de noviembre, comenzaron las conversaciones con distintos sectores del radicalismo, lo que hoy se plasma, como primer paso, en una alianza con la Lirer, el grupo interno del radicalismo que fundó Sergio Montiel, histórico adversario interno. Pero también se apuesta a los contactos con la dirigencia a nivel nacional, consolidados por los Varisco en tantos años de liderazgo de la UCR en Paraná.

Mientras esas conversaciones suceden, pasó el tiempo sin que la UCR fije posición respecto del pedido de sanción a la diputada por haber jugado en contra de la boleta radical en la elección pasada. Tampoco hubo expulsión del bloque. Y Lucía no perdió el tiempo: buscó una silla en la organización de la juventud a nivel nacional, se acercó a Martín Lousteau puenteando a los referentes locales, encabezó un homenaje a su padre en la sede partidaria en un acto en el que no faltó nadie. O casi nadie: el presidente del Comité Capital, Ramiro Pereira no estaba, al igual que la dirigencia de Evolución. Ese día, descubrió junto a autoridades partidarias una placa en el pasillo de la casa radical de calle San Martín en la que se recuerda a Sergio Varisco, como “víctima del lawfare”, consigna polémica, esgrimida por el kirchnerismo y el urribarrismo en su disputa con la Justicia en la que han tramitado causas por corrupción.

 

De vuelta

“Estamos en un proceso de acercamiento con distintos sectores del partido, de los que están y de los que se fueron”, contó Humberto Varisco, hermano de Sergio, hijo de Humberto Cayetano, tío de Lucía. “Incluso con Rubén Villaverde, antes de que se complicara su salud tuvimos largas conversaciones. En algún momento nos juramos que íbamos a estar juntos (la Lirer y el MUR), sabiendo el lío que armaríamos en ese caso”, dijo. Villaverde falleció el 15 de mayo de 2021; Sergio Varisco, doce días después, el 27.

“Quedó todo dormido ese proceso hasta que nos reencontramos con el Flaco (Enrique) Carbó. Avanzamos en las conversaciones y hemos resuelto apostar a un proceso de reconversión del radicalismo, olvidando viejas estructuras internas para caminar juntos como grupos que coincidimos en la necesidad de que el radicalismo no deje de tener candidatos propios en cada una de las opciones que se presenten”, afirmó ante Página Política. Ha habido acercamientos también con los exdiputados Enrique Fontanetto y Ana D’Angelo que acompañó un encuentro político el sábado pasado en Paraná. También Lucía tuvo conversaciones con Fabián Rogel.

A nivel provincial, el contacto es con el diputado Gustavo Cusinato, de la Corriente Arturo Illia, aliado del precandidato a gobernador, Pedro Galimberti. “Estamos previendo algunas actividades juntos, con la idea de que nos acompañen algunas personalidades a nivel nacional”, contó Varisco y adelantó, dando cuenta de sus contactos, “probablemente en poco tiempo estén por aquí Gerardo Morales, Facundo Manes que tiene necesidad de fortalecer su conocimiento como figura en Entre Ríos. También hemos estado con el hermano, Gastón Manes (presidente de la Convención Nacional de la UCR), apostando a un proceso que concluya en fórmulas con presencia radical”.

 

Paraná

Un acto el sábado pasado fue presentado como un encuentro de elaboración de una propuesta municipal con la diputada Varisco como figura. A nivel provincial, entiende el MUR, “ya está lanzado lo de Galimberti y no es nuestra intención interferir ahí. Si esa es la fórmula, la acompañaremos”, dijo el dirigente de Paraná.

“Sabemos que Galimberti tiene un compromiso con la candidatura a intendente de Jorge Izaguirre, que es un gran militante, una gran persona”, constató y explicó la construcción de su espacio: “Es muy difícil para nuestro grupo hablar de candidaturas sin que esté el apellido Varisco para Paraná. El grueso de nuestros militantes así lo exige pero no es una condición sin equanon. Si se necesita una candidata a vicegobernadora, todo se puede conversar”, deslizó.

 

Veredas

Varisco coincide con otras voces que apuntan que la construcción de Rogelio Frigerio, como referente provincial, “es un amontonamiento de gente que no tiene otro fin que sumar candidatos que le sumen a él. Está juntando la biblia y el calefón”, opinó.

–¿Podría terminar siendo Lucía otra de las propuestas bajo el paraguas de Frigerio?
–No hay nada que nos pueda unir. Muchos creen que nuestra oposición tiene que ver con lo que le pasó a mi hermano (con relación a la imputación que hacen a Frigerio de impulsar la causa de narcotráfico en contra de Sergio Varisco que finalmente fue condenado). No vamos a negar que eso tiene su peso. Pero ideológicamente estamos en las antípodas. Frigerio fue un menemista de lo más acérrimo que hubo. Recuerdo cuando mi viejo asume la intendencia en el ‘95, con el despiole del Banco Municipal, teníamos que negociar con Frigerio al Banco Central para que se nos permitiera una alternativa para sostener el banco. José Cáceres no me va a dejar mentir quien como representante del gobierno municipal de Julio Solanas participaba de esas conversaciones. Frigerio es el menemismo y la actuación del menemismo fue la reencarnación de la política económica de la dictadura, una política de entrega de la que no se salva ningún peronista.

–¿No hubo contactos con el entorno de Frigerio?
–Una persona de su círculo nos hizo su análisis según el cual si Lucía quiere ser intendenta tendrá que partir de su apoyo a Frigerio. Sin el paraguas de Frigerio no podría ganar la interna. Pero no se trata de ganar porque si no más. Acá el peronismo tiene un pacto de no agresión con Frigerio. Infinidad de cosas lo demuestran. Jamás le van a marcar sus cuestiones ideológicas, jamás lo van a asociar con la década menemista y las privatizaciones a mansalva. Ese silencio con nosotros no lo van a tener nunca.

Fuente: Página Política
Notas más
leidas
© 2022 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad