Lo Último

Mujeres

La Justicia, el blanco predilecto de este 8M

La contundente movilización de mujeres, lesbianas, travestis y trans exigió una reforma judicial feminista. Todas las demandas que contempló el documento. Gana peso la consigna del pañuelo naranja.
Luz Alcain
Por: Luz Alcain
@luzalcain

“Hartas” fue la consigna repetida en la manifestación del movimiento feminista en el marco del Paro Internacional de Mujeres. En cientos de carteles, en las performance que caracterizan cada año la populosa marcha, en cada párrafo del documento leído frente a Plaza Mansilla se machacó con la sentencia: “Hartas”.

“Justicia es que no vuelva a pasar”, fue consigna de la organización, lanzada a pocas horas de la condena al femicida de Fátima Acevedo. Con el lema, el movimiento feminista marcó que no se trata de llevar otro asesino a la cárcel, se trata de señalar al Estado que no está poniendo a salvo la vida de las mujeres.

Frente a la sede de Tribunales, una intervención urbana dejó planteadas las falencias de la Justicia para dar respuesta al clamor de las mujeres y las disidencias. “Fiscales sin concursos ni muestras de idoneidad”; “fallos sin perspectiva de género”; “procurador ejerciendo defensas corporativas”; “falta de lugares íntimos para realizar denuncias”; “jueces vitalicios en sus cargos sin revocación de mandatos”, fueron algunos de los carteles adheridos al pie de los mástiles de acceso al edificio.

Hubo también carteles reclamando una “reforma judicial feminista” que incluyeron la cita a Cristina Fernández de Kirchner: “El Poder Judicial incide todos los días en la vida de los argentinos, como en las mujeres que masacran en femicidios, y ustedes se quedan sentados como si nada pasara”.

La particularidad que tuvo esta movilización fue la exhibición de los rostros de los femicidas. Se plasmaron en paredes, en fotos blanco y negro, sobre las que se pintó en rojo el “hartas” que caracterizó la jornada. También se usaron las fotos de los asesinos de mujeres, travestis y trans de Entre Ríos en una intervención frente a Casa de Gobierno.

En la lectura del documento, se reclamó en primer lugar, la “emergencia nacional por violencia de género” y se puso en claro que “la deuda es con nosotras”. El texto abrió un amplio abanico reivindicativo que incluyó la adhesión al reclamo de estatales y docentes, el pedido de políticas para las mujeres de la economía popular, se exigió “tierra, techo y trabajo”, y se manifestó el hartazgo por las tareas de cuidado no pagadas.

Se exigió más presupuesto para las áreas del Estado abocadas a la prevención de la violencia de género; se repudió la existencia de profesionales de la salud que buscan impedir la instrumentación de la IVE en la Argentina.

La separación de la iglesia y el Estado, que representa el pañuelo naranja en el país, ganó presencia en esta edición de la marcha feminista. Además, se impugnó el financiamiento estatal a la educación privada confesional.

El documento denunció la falta de Educación Sexual Integral y reclamó acciones más fuertes para impedir el abuso sexual infantil.

Además, se cuestionó la falta de control al uso de agrotóxicos. “Todo tiene veneno”, leyó a su turno la dirigente del MST, Nadia Burgos, que levantó la voz para reclamar “la soberanía sobre nuestros cuerpos y nuestra tierra”. También se exigió el no pago de la deuda externa: «La deuda es con nosotras», finalizó la lectura del documento.

Escuchalo

Las columnas más gruesas de las identificaciones política partidarias fueron las del MST, las del Polo Obrero y el Movimiento Evita. Hubo menos presencia de la dirigencia del PJ en esta ocasión. Quien sí estuvo fue la diputada nacional Blanca Osuna que difundió una declaración para exigir la reforma judicial “con perspectiva de género”.

Finalizando el acto, se iluminó el frente de Casa de Gobierno con el color violeta, en conmemoración de la fecha. Los tambores que caracterizan cada marcha del 8M ya habían dado paso a una conmovedora representación artística de danza, matizada con poesía, olor a incienso y sonidos de pájaros. Cerraba otra potente y dolorida manifestación del movimiento feminista en Paraná.

Fuente: Página Política
Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad