Lo Último

24 de Marzo

La Multisectorial decidió “ocupar la calle” con sus consignas

Tras suspender la marcha en 2020, en plena Fase 1, se decidió volver a marchar con cuidados. “La derecha avanzó en el espacio público con sus prácticas de odio”, advirtieron las organizaciones. La Hidrovía, la tala en calle Racedo, la violencia policial y un duro reclamo a la Justicia fueron ejes del documento de este año.
Por: Redacción de Página Política

A 45 años del golpe de Estado de marzo de 1976, la Multisectorial de Derechos Humanos decidió volver a marchar en reclamo de Memoria, Verdad y Justicia.

Lo hizo fundamentando, en primer lugar, la decisión de “ocupar la calle” en una evaluación de lo que ha implicado resignar el espacio público ante la cuarentena por Covid que obligó a suspender la marcha el año pasado, cuando la Argentina toda atravesaba la Fase 1.

El documento señaló “el particular fenómeno” planteado en 2020 cuando “sectores antipopulares han salido a ocupar la calle, bajo gran cobertura de los medios de comunicación hegemónicos”. “Son aquellos sectores que pregonan el ‘sálvese quien pueda’; que pretenden sostener sus privilegios de clase aun a costa de miles de vidas y embanderados desvergonzadamente bajo los símbolos patrios”.

“Durante este tiempo la derecha avanzó en el espacio público con sus discursos y prácticas de odio, con el objetivo de atacar a un gobierno nacional y popular. Y para eso movilizó sus estructuras políticas, económicas, mediáticas y judiciales”, afirmaron las organizaciones políticas, estudiantiles, sindicales y de Derechos Humanos que año a año rubrican el documento.

“Por eso volvemos a marchar, porque ocupar la calle, del modo responsable en que hoy lo hacemos, también es una acción política con sentido solidario. Es una necesaria manifestación de que apoyamos las decisiones que cuidan la vida, reclamamos la profundización de un modelo económico de lucha contra la pobreza y rechazamos que la crisis la paguen los más vulnerables. No disputar la calle con nuestras consignas es seguir relegando nuestro lugar histórico de lucha al programa de la derecha, que busca más exclusión y más muerte. Por eso marchamos”, arrancó el texto.

La marcha tuvo un recorrido nuevo pero volvió a unir la Plaza Sáenz Peña, desde el Monumento a la Memoria; hasta Plaza Alvear en la que se sostiene, aunque con daños, la placa que recuerda a las víctimas del terrorismo de Estado de Entre Ríos. El palco se montó sobre calle Buenos Aires y se ocupó más extensamente la plaza para evitar aglomeraciones excesivas de gente.

Volvió a repetirse el cierre en dos actos. Los partidos de la izquierda, el MST y el Partido Obrero, convocaron a cerrar con un documento propio frente a Casa de Gobierno. Plantearon el rechazo a “la impunidad, el ajuste y la represión de ayer y de hoy” y pusieron el acento en las críticas al peronismo en los gobiernos nacional y provincial.

Reivindicaciones

Entre otros asuntos, el documento fijó posición respecto a la licitación de la Hidrovía Paraná Paraguay: “Sostenemos la urgente necesidad de establecer los mecanismos que concreten la operación y control pleno de la hidrovía Paraná-Paraguay y sus puertos por parte del Estado nacional y los estados ribereños, hidrovía por la cual circula el 70% de las exportaciones nacionales y que en la actualidad es administrado por un puñado de empresas transnacionales”, apuntó la Multisectorial que consideró “imperioso” que se recupere la administración por parte del Estado del comercio exterior “y una flota mercante de bandera que permita lograr mayor soberanía económica y política”.

Los dardos más gruesos fueron para la Justicia. Además de la postura de las organizaciones, que denuncian la existencia de lawfare en la Argentina y en América Latina, se puso el acento en la ineficacia para detener la ola de femicidios por parte de un poder judicial “aristocrático, clasista y patriarcal”.

Se apoyaron los proyectos de reforma a un poder del Estado organizado en “estructuras mafiosas” y que “se descompone dia a dia ante la mayoría de la sociedad que descree, como nunca antes en la historia, del servicio de justicia en la Argentina”.

Se advirtió además sobre las consecuencias sociales y económicas de la pandemia, que en el documento son leídas como un añadido al contexto que dejó en 2019 el gobierno de Cambiemos. Se puso el acento en la situación de la salud y la educación y se marcó la existencia de “sueldos de pobreza” que sostuvieron el sistema.

Se denunciaron casos de violencia institucional y al respecto se afirmó: “El Estado Entrerriano, en sus tres poderes, debe comprometerse con los principios democráticos de seguridad, debe sancionar y condenar la tortura y el asesinato por parte de los funcionarios de nuestras fuerzas de seguridad. No existe en el Ejecutivo Provincial ninguna política pública que tenga como función principal el trabajo contra la violencia institucional y en la prevención de estos delitos”.

Se enmarcó en este contexto la intervención policial ante la protesta en calle Racedo de ambientalistas y vecinos en contra de la tala de árboles: “Lo ocurrido días atrás en Avenida Racedo demuestra que la represión no puede ser el modo de intervenir en los conflictos sociales. Por eso le exigimos a la Municipalidad de Paraná y al Poder Judicial que privilegien el diálogo para la resolución del conflicto y garanticen el derecho a la legítima protesta de la ciudadanía, respetando la integridad de quienes reclaman”.

Además, se exigió a la Legislatura que integre la Comisión Bicameral de Derechos Humanos, para conformar el Mecanismo Provincial para la Prevención de la Tortura y otros Tratos inhumanos, crueles o degradantes.

El documento completo

Descargar Documento 24.3.21.docx

 

El documento del MST y el PO

Descargar documento 24MEMVJ.docx

Fuente: Página Política
Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad