Lo Último

Radicalismo

Sabbioni se apura. Es el primer radical anotado para Paraná

“Largamos para ponernos a consideración de la gente con tiempo”, dijo el dirigente del FRI que desde ya descarta acuerdos con Gainza, anotado por el PRO. Un armado que busca nutrirse del varisquismo, fuerza potente sin liderazgo. Buenas y malas de “poner la cara” en momentos de vacío de la gestión.
Luz Alcain
Por: Luz Alcain
@luzalcain

Roberto Sabbioni jugó primero. Se convirtió en el primer nombre del radicalismo para disputar la Intendencia de Paraná en 2023.

Mueve la ficha en un escenario particular. Por primera vez desde 1983 no hay una conducción clara en el varisquismo, la agrupación más importante del radicalismo local que puso en el municipio a Humberto Cayetano Varisco y a Sergio Varisco, en cuatro períodos en total.

En esos períodos, Sabbioni fue parte importante del funcionamiento municipal, en torno a las áreas bien propias de la gestión, los servicios públicos.

Aliado siempre del MUR (Movimiento de Unidad Radical), hoy su espacio se nutre parcialmente de quienes han sido referentes de ese espacio, como César Cuenca, Elsa y Oscar Ermácora, Pablo Palleiro y Orlando Blasko. El titular del FRI también espera que su paso por las gestiones varisquistas terminen por serle una ventaja a la hora de pedir el voto en Paraná.

“No tengo bendición de Humberto Varisco (h) ni de Lucía Varisco. No la he pedido tampoco. Pero tengo muy buena relación con ellos y cuando terminamos la gestión fuimos adelantado que desde nuestro grupo iba a salir un candidato”, dijo a Página Política.

“Seguramente habrá conversaciones, nos abriremos a distintos sectores que por supuesto ya hay en la UCR. No me cabe la menor duda que el grupo de Varisco es importante para poder charlar y aunar criterios”, añadió y se explayó luego en la situación actual de Humberto y de Lucía que son hoy quienes, sin ser candidatos, comandan a su modo el espacio desde el fallecimiento de Sergio Varisco, el 27 de mayo pasado.

 

Acuerdo Paraná

Sabbioni marcó distancia del MUR en clave interna. Mientras los Varisco buscaban la unidad, él eligió armar Acuerdo Paraná y disputar el Comité Capital junto a la Lirer (Línea Radical de Entre Ríos fundada por Sergio Montiel) y a Evolución (pata local de Martín Lousteau) que terminó por poner a Ramiro Pereira al frente de la UCR de Paraná.

Explica que la coalición no fijó condiciones para las elecciones generales. Cada grupo tendría sus candidatos. “Nosotros lanzamos esta candidatura desde el FRI para no tener que dar explicaciones a nadie. En su momento, hablamos de que pudiéramos tener la libertad de tener candidatos que empezaran a caminar y, al final de la canción, se evalúe quién tiene más posibilidades”, repasó.

“No es que porque largamos no podemos conversar. Evolución tenía a Leandro Brasesco como nombre, y la Línea no ha planteado nada todavía pero estamos trabajando juntos”, planteó Sabbioni que inaugura una promotora a metros de la sede radical, en la intersección de San Martín y Colón.

 

Llamalo a Sabbioni

El final de la gestión Varisco, fundamentalmente luego de la derrota electoral de Cambiemos en Paraná, estuvo fuertemente marcada por un vacío de poder, falta de respuestas al reclamo de las vecinales, ausencia de funcionarios, falencias en la prestación de servicios públicos.

Sabbioni se constituyó un poco en el encargado de poner la cara aunque en muchos casos no tuviera soluciones a la demanda ciudadana. No sabe qué implicó ese rol para su trayectoria en política: “No lo medí. Uno sabía que se estaba exponiendo pero alguien tenía que salir a dar explicaciones. En ese momento se juntaban la crisis económica, la situación de salud de Sergio Varisco (durante mucho tiempo internado con un problema cardíaco y luego por una fractura de cadera tras un ataque en la vía pública) y la decisión del área de Economía de dejar sin presupuesto a la repartición. Había que sacar plata de los propios bolsillos para reparar los camiones recolectores”, describió el fin de la gestión.

“Ocupar ese papel me dejó conocer la ciudad completa, con todos sus problemas. Llegué a tener 600 llamados diarios a mi teléfono que estaba permanentemente abierto. Iba a todos los lugares, la gente se enojaba y te entendía. Nunca tuve un agravio, ni antes ni después de todos esos problemas que se presentaban”, dijo el precandidato que arrancó una ronda de conversaciones con las vecinales.

 

El nombre del PRO

Sabbioni es el primer nombre de la UCR pero el PRO ya tiene un aspirante al Palacio Municipal, el exconcejal Emanuel Gainza.

Descarta, a dos años de medirse en una interna, la posibilidad de un acuerdo. “Yo no podría gobernar junto con Gainza. Él fue parte de todos los problemas”, aseguró y, pese a las diferencias públicas que han tenido, no disocia a Gainza de Josefina Etienot, la viceintendenta del PRO que protagonizó escandalosos diferendos con Sergio Varisco a lo largo de toda la gestión.

Le recrimina además haber elegido la interna contra el entonces intendente en los comicios de 2019. Asegura que en ese marco “Gainza habló pestes de la gestión, de una gestión de la que fue parte. ¿Cómo podés confiar? Prefiero buscar acuerdos en el radicalismo”, adelantó.

Fuente: Página Política
Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad