Lo Último

Interna Juntos

¿Será Galimberti o será Schneider?

Uno de los dos radicales enfrentará a Frigerio en la interna de Juntos por Entre Ríos. Algunos apuran la definición y otros creen que se puede esperar. Todos dicen que, en cualquier caso, el espacio no se romperá porque “no hay competencia entre los dos”. Las ventajas de uno y de otro. Lo que arriesgan.
Pablo Bizai
Por: Pablo Bizai
pablobizai@gmail.com

Con todos los que se hable dentro de Entre Ríos Cambia se llega a la misma conclusión: la relación entre los dos aspirantes a la gobernación por la UCR que conviven en el espacio es buena. Nadie prevé una ruptura y todos creen que, como pasó en 2021, se podrá resolver por consenso quien de los dos será el precandidato que enfrentará al líder del PRO, Rogelio Frigerio, en la interna de Juntos por Entre Ríos.

No hay, en cambio, coincidencia sobre el momento en el que esa central definición debe darse.

Cerca del diputado Pedro Galimberti se afirma que no hay una fecha fijada y que tampoco hay apuro. Estiman que se podrá esperar al segundo semestre de 2022, más cerca de fin de año, como para dar tiempo a que cada postulante pueda desplegar su trabajo territorial. Recién después de eso vendrá la discusión interna para resolver quién está mejor posicionado, de acuerdo al nivel de conocimiento y la aceptación que obtenga dentro de la militancia del espacio. Mientras tanto, se trabajará en el armado de los 83 municipios entrerrianos, en los que ya avisaron que jugarán.

En cambio, en el entorno del intendente de Crespo, Darío Schneider, entienden que cada postulante no tiene más de dos o tres meses para caminar la provincia y armar con los referentes locales. Que para mayo, o a más tardar junio, debería estar definida la primera candidatura, en base a una previa medición de imagen.

Hay incluso quienes creen que el candidato a gobernador tiene que estar resuelto cuanto antes. Si fuera posible, la semana que viene. Mientras eso no suceda  –argumentan–  cada dirigente, cada militante va a ir tomando posición por uno u otro. Y, a mitad o a fin de año, se podría perder el apoyo de los que jugaron con el candidato que no resultó electo, que encontrarían un justificativo para irse con Frigerio.

 

Juntos y por acuerdo

Sea quien sea el que encabece la propuesta electoral, la idea en el espacio es repetir la estrategia de 2021: que los dos sigan saliendo en la campaña como principales referentes, porque, explican, “se complementan y se potencian”.

Aunque no hay estudios que lo midan, todos perciben que, en el plano territorial,  Galimberti tiene mayor predicamento en el norte provincial y en la zona de Concordia, mientras que Schneider gravita en el departamento Paraná y en la ciudad capital, además de Diamante, Victoria y Nogoyá.

Ambos cultivan estilos de conducción y perfiles personales distintos. Schneider es más metódico y más urbano. El candidato de las alpargatas rosa de 2021 es, en cambio, más pasional y vinculado al interior profundo. “No hay competencia entre ellos, se complementan bien y han logrado buena sintonía personal”, dice un dirigente del espacio que, a pesar de estar más cerca de uno de los dos, asegura a Página Política que arma para ambos.

 

Especulaciones

Entre los dos y en debate con la mesa de conducción del espacio, van a definir “de manera acordada” quien encabeza. En 2021 fue así. Galimberti estaba más confiado en las posibilidades de hacer un buen papel y había cobrado más protagonismo. Schneider no estaba convencido de dejar la intendencia de Crespo si le tocaba ser diputado.

Galimberti tomó el riesgo, en un momento en el que muchos pronosticaban que no iban a llegar ni al 10% de los votos de la interna. No sólo obtuvieron la minoría del 25% que le dio derecho a integrar la lista para las elecciones generales, sino que sumaron casi 33 puntos.

La jugada de 2021 le aportó a Galimberti un plus para 2023. Sumó posicionamiento por encabezar la lista de la interna; por entrar en la general y hacer campaña junto a Frigerio; por desembarcar en Buenos Aires y aparecer como un nuevo rostro de la UCR entrerriana. La relación con la conducción nacional de la UCR ha sido un activo de peso en el armado electoral de los últimos años en Entre Ríos. Atilio Benedetti puede dar fe.

De cara a 2023, el que tomaría más riesgo con una candidatura a gobernador sería Schneider. Si pierde, Galimberti seguirá siendo diputado. En cambio, para el intendente de Crespo sería un salto al vacío.

Con esos elementos sobre la mesa de la definición, algunos creen que Schneider se inclinaría más por encabezar la lista de diputados provinciales, o ir como senador por el departamento. Depende como salgan las cosas, podría incluso ganar más a futuro. La Legislatura provincial sería un espacio de poder muy importante para el radicalismo en un eventual gobierno de Frigerio.

Pero, sea quien sea el gobernador, en el grupo de los intendentes no están pensando en un gobierno parcial o de sectores. En un eventual gobierno de Juntos por el Cambio “nos vamos a necesitar todos”, vislumbra un referente del espacio que repara en la necesidad de contar con cuadros políticos para cubrir las primeras líneas del gobierno provincial (no menos de 300 funcionarios), sin descuidar los municipios y la Legislatura.

Fuente: Página Política
Notas más
leidas
© 2022 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad