Lo Último

En foco

Un camporista segunda generación

El perfil de uno de los dirigentes más jóvenes de la lista que inició su carrera política a la vieja usanza. Su recorrido, vinculaciones y logros en su corta vida de rosca.

Para quien sigue la agenda política fue un desconocido hasta el día en que subió al escenario en el Club Paracao para dar una bienvenida al candidato a presidente.

Era 30 de julio de 2019 y Alberto Fernández venía a Paraná en modo campaña. Gustavo Bordet montó un escenario en el que iban a estar todas las expresiones. Pero además era la primera vez en que Jorge Busti y Sergio Urribarri estaban, en un preciso momento, bajo un mismo techo.

Antes que el futuro jefe de Estado haga su discurso, un grupo de jóvenes fue subiendo al escenario para hacer el suyo. Uno de ellos fue Tomás Ledesma.

Con Alberto en el sillón de Rivadavia y el camporista Eduardo “Wado” De Pedro en el Ministerio del Interior, el paranaense se convirtió con 25 años en el coordinador de Municipios de la Región Centro de esa cartera.

Cuando el gobierno de Urribarri y Cristina Kirchner ingresaba en el último año, desde Casa Rosada se anunció el Plan Hogar, una especie de reemplazo del programa Garrafa Social, que consistía en subsidiar a aquellos usuarios del servicio que no estaban conectados a la red. En la provincia esa iniciativa la llevó adelante Ledesma, que por entonces tenía 20 años. Iba a tener a cargo unas 30 personas que realizaban operativos de relevamiento para luego cruzar información con la Anses.

Tomás es hijo de Claudio, designado en esta gestión como director ejecutivo del PAMI Entre Ríos. Antes fue director de Minería, Medio Ambiente y Recursos Naturales de la provincia durante la gestión de Urribarri.

El 20 de mayo de 2014, el sitio oficial de La Cámpora publicó una biografía militante de Tomás donde destaca su labor como organizador del Frente de Secundarios luego de haber pasado por la Unión de Estudiantes Secundarios (UES). Aquí la presentación de la organización.

Su primera incursión en política fue en la Escuela Centenario, institución a la que concurrió la mayoría de los años de esa etapa. Luego pasó al La Salle, en donde presidió el Centro de Estudiantes y comenzó a vincularse más de cerca con la política grande en el marco, precisamente, de la Ley de Centros de Estudiantes. Ahí se vinculó con Lautaro Gervasoni, que era el secretario de Juventud de la provincia.

Desde la organización juvenil que fundó Máximo Kirchner, Ledesma hizo el camino que indica el manual militante. Empezó por la escuela secundaria, pintó paredes, participó de cónclaves políticos y marchó en la calle.  La organización fundada en el seno del poder, pero luego en el llano durante el gobierno de Juntos por el Cambio, nunca dejó de ser un ámbito de relaciones que Ledesma evidentemente aprovechó.

Durante los años del macrismo intercaló militancia en merenderos y estudios en la UNL, donde transita la recta final de Abogacía.

Cuando comenzó el 2021, un funcionario del gobierno provincial le sugirió a Página Política que “siga” a Tomás, porque podría ser uno de los nombres del kirchnerismo que podría ir en la lista. Eran los primeros días de enero. De buena relación con el Gobernador y el gabinete, el candidato a diputado integra la segunda generación de su organización. La que tiene menos de confrontación y más de gestión del Estado.

Con 26 años tiene la posibilidad de ingresar a la Cámara de Diputados si el oficialismo se impone en una elección que la viene viendo de atrás.

Fuente: Página Política
Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad