Lo Último

2023

Un escenario de tercios y la unificación de las elecciones

De lo que dure el efecto Milei Presidente depende buena parte de la decisión de adelantar o no las elecciones. Votar antes que Nación es acortar, también, tiempo en que la inflación se podría acomodar.

Lo que hasta hace unas semanas era irrefutable comenzó a transitar el camino de la duda. La certeza de que las elecciones en Entre Ríos serían desdobladas dejó de serlo. Esto es cierre de listas en febrero, PASO en abril y generales en junio.

Los números de las encuestas que manejan en las principales coaliciones en Entre Ríos coinciden en un dato que alarma a Juntos por el Cambio y entusiasma en parte al Frente de Todos: el crecimiento de Javier Milei empieza a tocar la puerta en la provincia. No llega a convertirse en un tercio, pero supera los 20 puntos según los trabajos de opinión que manejan en ambos campamentos y a los que tuvo acceso Página Política. Hay otra coincidencia: se ensancha el espectro electoral que rechaza a la dirigencia en general.

La avenida del medio no está, de todas maneras, pavimentada por la moderación como se supone, sino por la profundización del rechazo a la política. Por fuera del libertario, quien mejor parece entenderlo es Mauricio Macri.

Según el monitoreo que hizo Ricardo Rouvier y Asociados en la primera semana de junio el 47.5 por ciento de los consultados señala que el parecido de Milei es con el PRO, mientras que con la UCR solo se lo adjudica el 14.6.

Al no haber ballotage en Entre Ríos, en el oficialismo ven la configuración del escenario actual como una oportunidad para salir de la malaria electoral que dicen estar padeciendo. La posibilidad de que la boleta de los libertarios esté en el cuarto oscuro, quien sacaría provecho es el Frente de Todos.

El economista outsider podría ser el Adrián Fuertes y el Sergio Massa del 2015, cuando jugaron por afuera del oficialismo y se llevó 120.800 votos. La mayoría eran opositores. Cuando Fuertes pidió votar por Daniel Scioli en la segunda vuelta, buena parte de su electorado no lo acompañó y en Entre Ríos se impuso Macri.  La pelea entrerriana ya estaba resuelta en la contienda de octubre, en la que el peronismo mantuvo el gobierno por un pelito: 22 mil votos.

La semana pasada gente de Milei se presentó en el Tribunal Electoral de la provincia para iniciar los trámites para constituir el partido en el distrito. Se necesitan apenas 4 mil avales.

Quienes manejan los números de las encuestas le dicen a Gustavo Bordet que no se encierre en la idea de adelantar. El efecto Milei es la variable principal para ir a una elección unificada, aunque aún persiste con fuerza el adelantamiento por otras cuestiones: encapsular la contienda en Entre Ríos (aunque el caso Cecilia Goyeneche prevé que el Gobernador tiene todas la perder mediáticamente en los medios de CABA); y acortarle los tiempos a Rogelio Frigerio en el armado. Pese a ser el gran elector de Juntos por el Cambio, no ven que en las ciudades más importantes tenga por ahora candidatos de peso.

Adelantar también es reducir el tiempo que tendría el gobierno nacional para bajar la inflación, el termómetro social que más influye. Hoy el 78.2 de los consultados cree que en el futuro inmediato no va a disminuir.

El Gobernador no resolverá nada antes de diciembre. Las encuestas y el devenir económico irán moldeando la decisión.

El trabajo de Ricardo Rouvier, con una muestra de 1283 casos de manera telefónica en todo el país, deja un dato inquietante que el director de la consultora no aclara: metió a Scioli en una sub encuesta de 600 casos para indagar acerca de la imagen: 35.9 de positiva; 48.2 de negativa. Ésta última es más alentadora que la de Alberto Fernández, fijada en 62.1; Cristina  Kirchner en 63.1; y Sergio Massa en 62.6.

Al oficialismo le llegó un poco de optimismo.

Fuente: Página Política
Notas más
leidas
© 2022 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad