Lo Último

Entrevista

“Vamos a tratar de disputar la mayor cantidad de candidaturas a intendentes”

Es la posición  que tiene el sector que fundó Lousteau en Entre Ríos. Uno de los constructores del espacio habló de Frigerio, Milei, los emergentes en la UCR y la territorialidad.

Evolución, el sector radical que fundó Martín Lousteau, formó parte del acuerdo con Rogelio Frigerio en las elecciones del año pasado. En un hecho inesperado para la dirigencia, por lo menos durante el proceso antes del cierre de listas, logró ocupar el segundo casillero con Marcela Antola. Uno de los armadores del espacio en Entre Ríos es Bruno Frizzo, un dirigente que ya no suele estar en la superficie y muchos menos en las listas. En una conversación con Página Política analizó las posibilidades de Juntos por el Cambio de gobernar Entre Ríos, el marco de alianzas y las prioridades del grupo al que pertenece al momento de construir una propuesta electoral.

 

-El 2023 aparece en un horizonte más cercano, según la certeza de toda la dirigencia sobre el adelantamiento de las elecciones en Entre Ríos. ¿Evolución se mantiene en el espacio que estuvo el año pasado con Frigerio como conductor o puede haber una reformulación en la estrategia electoral?

-Como sector emergente dentro del radicalismo tuvimos el honor de compartir la boleta con los espacios más importantes en la provincia, es decir con el de Rogelio Frigerio y Atilio Benedetti. Todo el desarrollo político y la campaña fueron muy enriquecedores para el espacio. Así como digo que son los dirigentes más importantes, también hay que decir que hay un montón de emergentes cuya mayoría salen del radicalismo. Creo que el más gravitante es (Bruno) Sarubi (intendente de La Paz). En ese contexto lo que queda para adelante es agrandar nuestro espacio. En esa dirección vamos. Agrandar Juntos por el Cambio con nuevos actores y sumar voces que no se han incorporado.

-¿Qué sectores no se incorporaron? ¿Javier Milei, el Partido Socialista?

-Creo que Juntos tiene el desafío de ampliarse lo más posible, preservando, por supuesto, los extremos ideológicos. Si te tengo que responder como radical, es muy difícil con Milei, mientras que con el socialismo aparece como natural. Venimos de experiencias exitosas en el pasado. Sería muy satisfactorio. Pero bueno, estamos en una coalición política en la que es complejo, porque los matices ideológicos se discuten adentro de los frentes, ya no se hace como se hacía tradicionalmente, anteponiendo los posicionamientos a la conformación de los frentes. Esto es lo que sucede en todo el mundo. Claramente lo de Milei pondría a los radicales en una situación incómoda. Hoy es una expresión más de Buenos Aires. De todos modos hay cuestiones que tienen que ver con la intuición, pero cuando se hacen las alianzas te encontrás con que dirigentes que uno lo tenía de una manera y no termina siendo como pensabas. Con el PRO, por ejemplo, nos encontramos con dirigentes de todo tipo. Lo mejor es avanzar primero y sentarse a conversar sobre puntos comunes después.

 -Sacando el sector de Construir, con la dupla Pedro Galimberti y Darío Schneider, aparece como indiscutible la precandidatura de Frigerio. De ahí para abajo, la UCR estaría dispuesta a discutir todo. ¿Es así?

-Primero hay que fortalecer el espacio para construir un triunfo y después para llevar adelante las reformas que la provincia necesita. Como decía recién, discutir matices no vale la pena. Claramente hay un liderazgo de Frigerio. No es que está o no en discusión. Los entrerrianos demostraron que confían en él, por qué razón vamos a hacer algo contrario cuando tenemos una oportunidad de dar vuelta la página en Entre Ríos.

-Hay como un reverdecer del radicalismo con nuevos actores. ¿Cuál es el aporte que le hace el partido a Juntos por el Cambio en Entre Ríos y de cuánto depende el proceso nacional?

-Nosotros tenemos el desafío de darle un programa de gobierno distinto al actual para cambiar la historia en la Nación y la provincia. Acá entendemos que Frigerio tiene amplitud para la construcción de un espacio. El radicalismo tiene extraordinarios dirigentes y emergentes, en donde se puede inscribir a Galimberti y Schneider, Rafael Cavagna, Paul Reiniso en Maciá, Lorena Aguilar en Concordia, Luis Hadad en Uruguay, José Dorati en Gualeguaychú y Leandro Brasesco, a quien proponemos para la ciudad de Paraná. Podría nombrar otros tantos de Evolución y también de otros espacios. Tenemos una cantera enorme de hombres y mujeres dispuestos a dar la pelea y garantizar gobernabilidad. Frigerio escucha a todos y eso es muy importante en un liderazgo.

-¿Esos nombres que das deberían dar una interna o el aporte debería ser a partir de acuerdos?

-Eso se va a ver después. Acá lo importante es el desarrollo político y territorial que se está haciendo. ¿Cómo? Con aportes para gestiones locales y lo programático para lo provincial. Por supuesto que nuestros nombres están dispuestos a ser candidatos si es necesario. Nosotros vamos a tratar de disputar la mayor cantidad de candidaturas a intendentes.

-Frigerio ha dicho que le gustaría que haya tres o cuatro candidatos por ciudad, pero también, más en off, se empezó a plantear el problema de la dispersión. ¿Qué opinás?

-Los melones se van a empezar a acomodar solos, como dice el dicho. Para el cierre de listas falta mucho. Durante todo ese tiempo la realidad nos va a ir marcando quién es competitivo y quién no, cómo serán los acuerdos. En el sector de Frigerio y Benedetti se demostró que hubo capacidad de acuerdo. En ese caso Evolución es de la idea de preservar esa cualidad, que es el acuerdo. Somos dialoguistas.

-Sin embargo fue el único espacio de la UCR que fue a interna partidaria cuando una mayoría pedía lista de consenso.

-Había muy poco margen para ponernos de acuerdo en el caso de Paraná, donde salíamos del gobierno (de Sergio Varisco) con los problemas que sabemos, y absolutamente atomizado con una crisis muy grande, entonces nos pareció que no cabía otra que romper esa atomización preguntándole a los afiliados. Esto no quita hacer acuerdos políticos con diferentes sectores si lo amerita y disputar si es necesario.

-Frigerio se ubica bajo el paraguas nacional de Horacio Rodríguez Larreta. ¿En qué parte de la boleta lo ves a Lousteau en el 2023?

-Me encantaría que sea candidato a presidente, aunque Martín es un candidato natural en la Ciudad. El tiempo y las circunstancias dirán. Ha demostrado capacidad de adaptarse a los escenarios más difíciles y acordar generosamente.

-¿Cuánto tiene el radicalismo, al momento de contar los porotos, en comparación con la territorialidad mediática, que parece tener Frigerio con la presencia en los medios?

-No sé si se puede analizar linealmente la cuestión de la territorialidad. Implica un determinado arraigo que hace raíces en determinado lugar. Frigerio no tiene intendentes como sí los tiene el radicalismo, pero lugar por el que pasó consiguió adhesiones de dirigentes y cristalizó una síntesis. Es un fenómeno interesante. Consolidó organizaciones que le aportaron. La tan mentada territorialidad es importante en tanto haya un programa al que la gente adhiera, suscriba y milite. Ahora si no tenés programa y no tenés liderazgo, la territorialidad empieza a temblar.  Apelar a la cuestión del lugar de nacimiento roza, te diría, a algo medio facho. Amadeo Sabattini nació en la provincia de Buenos Aires y fue gobernador de Córdoba; lo mismo (Ramón) Mestre, que nació en San Juan; el tano (Pablo) Verani fue gobernador de Río Negro y nació en Italia,  y (Jorge) Obeid fue un extraordinario gobernador de Santa Fe y era diamantino.

Fuente: Página Política
Notas más
leidas
© 2022 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad