Lo Último

campaña

Cambiemos apuesta a la supervivencia

La coalición se muestra más organizada para la elección de octubre. No lo hacen por Macri, a quien ya dan por terminado. Piensan en lo que viene.
Pablo Bizai
Por: Pablo Bizai
pablobizai@gmail.com

Cambiemos exhibe por estos días un mayor grado de organización en Paraná, donde se viene reuniendo una mesa de coordinación de las actividades de campaña para las elecciones del 27 de octubre que aglutina a todas sus expresiones internas.

Es una reacción de supervivencia política a la derrota electoral y está motivada por la idea de que el resultado puede, si no revertirse, al menos mejorarse sustancialmente en la ciudad. No es lo mismo perder por tres o cuatro puntos que hacerlo por 15.


Es que, ya con los cargos provinciales y locales definidos en junio, la elección de octubre –que esperan sea la última del año porque no divisan la posibilidad de un balotaje- va a dejar un mapa de la oposición en términos de desarrollo político. Qué caudal electoral, qué liderazgos, qué proyectos de poder en cada territorio. En suma, quién queda en condiciones de disputar poder para lo que viene. Esa es la motivación de esta campaña para la dirigencia local y provincial.

En este contexto ¿contribuye que venga Macri a hacer campaña a Paraná? “Yo creo que no va a cambiar nada. Salvo que se mande un moco como lo del glifosato en Gualeguaychú (en la campaña para las PASO de abril). Porque la gente que vota hoy a Cambiemos no lo vota a Macri, vota en contra de la posibilidad que regrese Cristina. No encontrás a nadie que diga que lo quiere a Macri. Eso se terminó. Lo que te dicen es ‘no puede ser que estos tipos vuelvan. Hagamos algo’. Es el único argumento”, explica a Página Política un dirigente de Cambiemos con manejo del territorio en la capital provincial.

Así las cosas, la consigna para acompañar una eventual caravana o acto público del Presidente en Paraná -en su plan de visitar 30 ciudades en 30 días- no sería otra que “evitar que el kirchnerismo sea el poder absoluto en Argentina” y, por otro lado, “quedar lo mejor parados posible como para reconstruir poder desde diciembre”.

Desde el llano

Desde diciembre, Cambiemos perderá el control del gobierno nacional y de la municipalidad de la capital de Entre Ríos. Rogelio Frigerio no tendrá la caja del poderoso Ministerio del Interior para disciplinar intendentes y dirigentes con cargos. Y ya no habrá (o no debería haber) listas “oficiales” en la interna ni exclusiones para pegados de boletas.

En el llano, la competencia es (o debería ser) más franca. Debería pesar más la práctica política pura; cobrar más importancia los liderazgos que se apoyen en el contacto con la gente y en un proyecto de poder que no se contente con bancas para la minoría. Es (o debería ser) un buen momento para una renovación, en la provincia y en Paraná.


Por lo pronto, en la capital provincial Cambiemos se muestra movilizado para la elección de octubre. A nadie le conviene una derrota por goleada. No es Macri el tema de discusión, sino quien va a ser la oposición de lo que viene. Cómo evitar que el peronismo invente sus propios anticuerpos y limite el desarrollo de una alternativa para representar a una porción del electorado no peronista que históricamente ha sido importante en la ciudad y se ubica por sobre la media provincial.

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad