Lo Último

2023

Casaretto, el precandidato que eligió adversario

De entre los nombres del peronismo para la Casa Gris, sólo el diputado elige hacer política poniendo enfrente a Frigerio, el precandidato más instalado de la oposición. El alineamiento con Alberto. Disputa de mediáticos.
Luz Alcain
Por: Luz Alcain
@luzalcain

No hay candidatos formalmente lanzados para suceder a Gustavo Bordet. Pero son públicas las aspiraciones de un puñado de dirigentes que sostienen sus pretensiones en un contexto adverso como el que dejó la derrota peronista del año pasado.

Allí figuran, por lo menos desde 2019, los nombres del intendente Adán Bahl; de la vicegobernadora Laura Stratta; el del titular del Enohsa Enrique Cresto; el del intendente de Gualeguaychú, Martín Piaggio. Además, nunca baja de cartel, José Lauritto. Y siempre está anotado, si hiciera falta, el diputado nacional Marcelo Casaretto.

Si algo dejó la elección de 2021 en el tablero de la política entrerriana es la sensación firme de que el 2023 puede venir con desalojo del peronismo de la Casa Gris. Las urnas, además, pusieron en el centro del ring a un dirigente, el diputado nacional Rogelio Frigerio que llevó a la boleta de Juntos por Entre Ríos a un triunfo aplastante con 22 puntos de ventaja.

Aun así, el peronismo entrerriano no se ha decidido a poner al exministro del Interior como eje de su discurso. Tanto el gobernador Gustavo Bordet, como los anotados para sucederlo, fustigan la era macrista al medir las consecuencias del impacto de algunas de sus políticas en la provincia. Pero no hay nombres. Aun cuando decir “Frigerio” es decir, a la vez, los tiempos de Cambiemos en la Rosada y nombrar a quien podría destronar al PJ del Ejecutivo después de 20 años.

Salvo Cresto en la pulseada dura que libró en campaña, para las legislativas del 2021, el nombre de Frigerio no aparece en el discurso oficial. Y el legislador del PRO pareciera agradecerlo, eligiendo referenciarse en la agenda nacional casi exclusivamente, apuntando contra “el kirchnerismo”, sin matices.

Es aquí, en la agenda nacional, donde resuena la voz de Casaretto que sí elige como adversario al precandidato a gobernador de JxER. Lanzado de antemano, si al peronismo “le hiciera falta”, Casaretto juega y con las reglas más comunes de la política imponen: posicionarse en un lado (la defensa del gobierno de Alberto Fernández) y disparar enfrente (el gobierno de Macri y el exministro del Interior).

En los últimos días, se ocupó de poner de relieve la ausencia de Frigerio en el recinto de la Cámara baja, al momento de votar el proyecto que asigna recursos por 50 años al cine, las bibliotecas populares, el teatro y la música.

También golpeó Casaretto cuando tuvo dictamen un proyecto de ley para llevar a 59.500 millones los fondos para asignar subsidios al transporte para el interior del país. “El gobierno de Mauricio Macri y Rogelio Frigerio eliminó los aportes nacionales al interior en 2018 y pasó el problema a provincias y municipios”, recriminó.

Lo había hecho antes, entre otra serie de oportunidades, cuando estimó que Entre Ríos perdió 8.900 millones de pesos por asignaciones previstas en el Presupuesto, rechazado por la oposición en la Cámara baja.

En esta decisión de no obviar el nombre de Frigerio para fijar posición y para asentar sus críticas, el legislador peronista juega en dos canchas en las que se mueve como pez en el agua.

De un lado, el Congreso de la Nación en el que ha ido ganando preponderancia como alfil del gobierno del Frente de Todos, fundamentalmente en asuntos de la agenda económica, presupuestaria y de desarrollo productivo. Frigerio, allí, no es solo integrante del bloque del PRO sino referencia indubitable de la gestión anterior.

Pero además, Casaretto es el peronista entrerriano con más minutos en la pantalla nacional. Si Frigerio supo aprovechar que allí le abrieron la puerta grande para hacer campaña en Entre Ríos, Casaretto lo corre de atrás. No sólo en los medios afines al gobierno de Fernández. Accesible, didáctico para explicar temas complejos, vistoso y polemista, es el invitado puesto para la televisión nacional.

El diputado machaca contra el opositor mejor posicionado en Entre Ríos. Esto supone “sacar la cabeza” para el escenario del 2023. Si hiciera falta, ya está anotado para largar. Para el resto no es tan fácil. Prima la consigna de desensillar hasta que aclare.

Fuente: Página Política
Notas más
leidas
© 2022 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad