Lo Último

efecto Marijuan

Cómo cayó en JxC la indagatoria a Frigerio

Las expresiones públicas de apoyo salieron mayoritariamente del PRO. Entre los radicales dominó la prudencia del silencio. Algunos especulan que Frigerio hasta podría salir fortalecido. Otros lo notan preocupado. Pase lo que pase, creen que la grieta lo terminará lavando.
Pablo Bizai
Por: Pablo Bizai
pablobizai@gmail.com

Más allá del malestar que públicamente transmitió Rogelio Frigerio por el llamado a indagatoria del fiscal Guillermo Marijuan, en su entorno afirman que el precandidato a gobernador de Juntos por el Cambio está tranquilo. “Rogelio sabía que estas cosas iban a venir. Si buscaron manchar a (Atilio) Benedetti cuando era un candidato que no le hacía correr demasiado riesgo, inventándole lo del crédito (durante el gobierno de Cristina), cómo no van a ir contra quien aparece como el favorito para 2023”, razonó un colaborador.

Las expresiones de apoyo y solidaridad hacia Frigerio salieron mayoritariamente del PRO.

No sólo de su círculo más cercano, sino también de dirigentes como Emanuel Gainza, a quien los demás actores de la interna de Paraná mencionan casi como un adversario.

En el radicalismo, en cambio, la mayoría de la dirigencia optó por un prudente silencio, tanto entre quienes lo apoyan como entre quienes le dan la interna. Hubo excepciones que confirmaron la regla, como las del ex diputado Sergio Kneeteman, que es parte del equipo de campaña del candidato del PRO; o Miguel Rettore, que en la interna de 2021 fue el primer radical en expresar su apoyo al ex ministro de Mauricio Macri. Pero la mayoría prefirió no decir nada.

Fuera de registro, algunos dirigentes consultados por Página Política evaluaron que el impacto en la campaña de Frigerio puede terminar resultando positivo si el juez desestima la denuncia. Le serviría, dicen, para presentarse como una víctima de una persecución política.

Y hasta le podría reportar una ganancia electoral presentar todo como una movida del «kirchnerismo» para sacarlo de la cancha. Después del triunfo en Entre Ríos de Macri en las nacionales de 2019, con un duro discurso anti K, a Frigerio eso le quedó bien claro. Por eso es que siempre critica al kirchnerismo y nunca al peronismo, que busca sumar para llegar a ocupar el principal sillón de la Casa de Gobierno.

Pero una cosa es la denuncia de la Oficina Anticorrupción y otra la atención que le prestó el fiscal Marijuan, que puede ser tachado de cualquier cosa, menos de kirchnerista. Algunos afirman que Frigerio no está tan tranquilo como dicen y que su enfado no es impostado para la tribuna. Sabe que el fiscal que investigó a Cristina Fernández “le da sustento a un expediente si ve que hay pruebas”, como advirtió un dirigente radical que apoya a Frigerio.

Por ahora se impone la prudencia del silencio. “Hasta con (Sergio) Urribarri lo hicimos, no sacamos posiciones mientras esté la justicia actuando”, recuerda un diputado radical. “Si lo imputan, diremos que haga lo que hicieron todos los nuestros: que se presente, como hizo (Sergio) Varisco, que se presentó en cada instancia a la que lo llamó la justicia”, acota.

“Marijuan no arma causa si no ve algo concreto para iniciar un proceso. No creo que desestimen tan fácil la denuncia. Para mi lo van a tener un tiempo en la parrilla. Pero no creo que lo afecte, tampoco que le dé para victimizarse”, opina otro dirigente radical, con una extendida experiencia en campañas electorales.

La base de esa afirmación está en el descreimiento que el grueso del electorado tiene hacia la independencia del Poder Judicial. Como en cualquier denuncia, Frigerio saldrá salpicado, pero presumen que la mayoría de la gente ya no cree en nada y puede ver todo el episodio como parte del juego político: como es un buen candidato, será ensuciado por una justicia politizada. La grieta lo terminaría lavando.

“Frigerio no tiene fama de bandido, eso lo salva bastante. Aunque parezca una cosa menor, con esa pinta de muchachito honesto, que le gusta a las viejas porque es lindo, zafa un montón. Entonces dicen: Frigerio no es un chorro, chorro son los peronistas” analiza, mordaz, otro radical con buenos vínculos en el peronismo.

Más en serio, el mismo dirigente pone el acento en las pocas críticas que Frigerio recibió en las últimas horas desde el Frente de Todos. Salieron a cuestionarlo sólo dos diputados kirchneristas, Julio Solanas y Néstor Loggio. Sólo uno de ellos es peronista.  Lo interpreta como una muestra de que en Entre Ríos muchos peronistas «están para votar a Frigerio», porque «prendió la idea de que es peronista».

 

Fuente: Página Política
Notas más
leidas
© 2022 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad