Lo Último

historia y politica

Conflicto con Santa Fe por la cabeza de Ramírez

La Junta de Estudios Históricos de la vecina provincia invalidó la hipótesis según la cual los restos del caudillo están en una iglesia santafesina. Pero además, impugnó la investigación del Equipo Argentino de Antropología Forense en el edificio. Busti salió al cruce y defendió “el derecho a la identidad” de los entrerrianos en este procedimiento.
Por: Redacción de Página Política

La hipótesis que señala a la Iglesia Nuestra Señora de los Milagros, de Santa Fe, como lugar en que fue enterrada la cabeza del caudillo Francisco Ramírez, avanzó en su investigación hasta el punto en que el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) tiene previsto un estudio en el histórico edificio descartar o confirmar esta posibilidad.

Ante esta novedad, la Junta santafesina de Estudios Históricos puso el grito en el cielo, desestimó la hipótesis a la que no dudó de calificar como errónea y fustigó que en el marco de la conmemoración al caudillo entrerriano, ante el bicentenario de su muerte, se hagan “innecesarias intervenciones en el patrimonio histórico” santafesino.

El exgobernador Jorge Busti salió al cruce de este posicionamiento. Desde la gestión y desde fuera de la misma, ha impulsado siempre la investigación sobre el destino final de los restos de Francisco Ramírez. En los últimos tiempos, reactivó este rol como autor de un libro sobre el caudillo y como titular de la Comisión Permanente para el Estudio de la Vida, Obra y Legado de Ramírez fundada por el Gobierno entrerriano.

 

La versión santafesina

El documento de la Junta santafesina de Estudios Históricos atribuye a “una confusión” la teoría según la cual la cabeza de Ramírez fue enterrada en la iglesia mencionada.

El texto, que presentaron a las autoridades del Colegio Jesuítico en el que se encuentra la capilla y al ministro de Cultura de Santa Fe, Jorge Llonch, afirma que “la cabeza del gobernador de Entre Ríos, muerto a consecuencia de su invasión a las provincias de Santa Fe y Córdoba, fue enterrada en el cementerio público de La Merced, que servía de campo santo a la Iglesia Matriz, tal como lo expresa con toda claridad Urbano de Iriondo en sus ‘Apuntes para la Historia de la Provincia de Santa Fe’ espacio que se había habilitado como necrópolis de la ciudad en 1813 sobre las ruinas del antiguo Templo de los padres Mercedarios, abandonado por la orden hacia 1792”.

El documento recuerda la muerte de Ramírez en combate y la decisión del santafesino Estanislao López de exhibir la cabeza del entrerriano en la Iglesia Matriz. Un religioso ordenó luego sepultarla en el cementerio de La Merced y se cita como fuente a este historiador cuyo texto “ha servido de fuente confiable a los historiadores desde Bartolomé Mitre hasta hoy”.

Los historiadores de la vecina provincia apunta que el cementerio en cuestión ocupaba parte del cuarto de manzana que actualmente hace esquina en 9 de Julio y Monseñor Zaspe.

La “confusión” de la hipótesis entrerriana tendría origen en que la iglesia en la que se buscan los restos de Ramírez tenía la misma denominación del cementerio en el que “realmente se hizo el enterramiento”. “Los dos se denominaban de La Merced”, remarca la Junta que descalifica el testimonio de un descendiente del embalsamador de la cabeza de Ramírez que señaló, en 1988, el altar de la iglesia de los Milagros como el sitio de la sepultura. “Es fantasioso e inconsistente”, se cuestiona en el documento publicado por el vespertino El Litoral.

Se afirma además que en lo que era entonces el cementerio se enterró no sólo a Ramírez sino también a otras víctimas de aquel combate en el que se dio muerte al entrerriano. Se explica que “todas estas tumbas se perdieron con la desaparición del cementerio en 1825 y las sucesivas edificaciones de la cuadra”.

 

Derecho a la identidad

Eludiendo el tono confrontativo, Busti remarcó que “encontrar los restos mortales de Ramírez es una cuenta pendiente para Entre Ríos, que hace al derecho a la identidad provincial” junto con la repatriación de los mismos.

“Afianzar nuestra identidad es el objetivo que nos moviliza”, dijo el exmandatario que expresó que “nuestro deseo es que Ramírez resida para siempre en su tierra, que se de el duelo que la historia requiere y que sus restos encuentren paz eterna en su patria chica, donde fue y es idolatrado. Bajo este faro emprendimos esta búsqueda de los restos mortales del caudillo”.

Tras citar al Papa Francisco, en un cruce entre la identidad, la historia y la pertenencia, Busti remarca la necesidad de una “identidad histórica que hermane nuestras provincias” lo que deviene relevante en el bicentenario del fallecimiento del Supremo Entrerriano.

Defendió Busti la hipótesis cuestionada que es “el resultado de una investigación que se hizo hace casi 20 años y que como toda investigación histórica de este tipo es una hipótesis, la cual necesariamente requiere de una confirmación. Esta, como cualquier otra hipótesis sobre el destino de los restos mortales de Ramírez, requiere de una confirmación”.

Dijo que se trata de una “investigación seria” realizada por el esfuerzo conjunto de la provincia y del Consejo Federal de Inversiones (CFI); que se basó en “una amplia bibliografía y estudios previos”. “No podemos hablar de certezas matemáticas sobre el lugar donde estarían los restos (que son impropias de las ciencias sociales), dejando abierta la posibilidad de que estén en otro lugar. Por esto, además de por respeto a quienes laboriosamente hicieron la investigación, solicitamos que abordemos con seriedad la hipótesis y su posibilidad de corroboración”, reclamó.

“Para poder validar esta hipótesis coordinamos con las personas más capacitadas que existen en el país, por ello buscamos -y encontramos- el generoso acompañamiento del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), una organización al extremo especializada en la materia que tiene prestigio y reconocimiento en todo el mundo por su labor en materia de Derechos Humanos y cuestiones históricas, la cual se ofreció a ayudarnos en esta investigación”, destacó Busti que aclaró que en esta primera etapa de investigación del EAAF “no implica intervención alguna en la infraestructura del sitio histórico”.

“Descartamos de plano que la investigación con geo radar y/o tecnología análoga que implementaría el EAAF en esta primera instancia implique intervenir en el inmueble, realizar excavaciones o reformas en la construcción de cualquier manera”, detalló.

“Con la mayor humildad, entendemos que la negativa a permitir que se realice esta primera etapa de investigación en la Iglesia es irrazonable ante los derechos que están en pugna. Decimos esto en la lógica de que desde el EAAF -con todo su prestigio que lo avala- está garantizado de que no existirá intervención alguna en la infraestructura del sitio histórico”, insistió el exmandatario que subrayó que “a los fines de nuestra búsqueda, validar o descartar una hipótesis del lugar de los restos mortales de Ramírez significan un avance fundamental”

Concluyó en su réplica que “cualquier negativa u obstáculo institucional que exista para a avanzar con nuestra investigación no desalentará esta búsqueda, sino que, al contrario, nos dispondrá a redoblar esfuerzos y gestiones para poder hacerla. Como entrerrianos y entrerrianas entendemos que es nuestro derecho encontrar y repatriar los restos mortales de Francisco Ramírez”.

Fuente: Página Política
Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad