Lo Último

Elecciones 2021

El cuadro, según el oficialismo

Una crónica sobre las expectativas y análisis que circulan en el Frente de Todos. Algunos números y especulaciones en un proceso que el oficialismo la ve desde atrás.

Toda campaña tiene su estrategia en el plano del mensaje, construcción y control de daño. En esta ocasión, quizás, lo que respecta a las variables ajenas es lo que más atento tiene a quienes trabajan en el laboratorio proselitista del oficialismo. Los que miden el día a día el devenir de la campaña.

El Frente de Todos parte de un dato incontrastable, que es el de estar peleándola desde atrás. Esa es la foto actual. Pero aún con ese dato asoma la expectativa a partir de un comportamiento hacia adentro de la coalición. Dejó de sobreponerse la sensación de derrota asegurada que se respiraba hasta hace unas semanas.

Los números que manejan en el oficialismo indican que el Frente por Entre Ríos, en la suma de sus tres expresiones, está entre cinco y siete puntos arriba. En las filas de Frigerio mencionaron entre ocho y 10.

¿La boleta de Enrique Cresto cómo está ante la del ex ministro? “Arriba por unos puntitos” es la respuesta que dan en el bunker y se apoyan en “el electorado histórico del peronismo”.

En la alianza opositora Frigerio se impone hoy con comodidad. Lo sigue la lista que encabeza Pedro Galimberti. Según el seguimiento que se viene haciendo en el oficialismo, el intendente de Chajarí estaba muy abajo en el inicio, pero con el correr de las semanas creció sostenidamente hasta posicionarse en un lugar expectante para quedarse con el tercer lugar por la minoría. Ese proceso se estancó e incluso hasta retrocedió. Hoy son más las dudas que las certezas sobre el 25 por ciento necesario para llegar a la general. Siempre según los datos del peronismo.

En el Frente de Todos miran con atención los movimientos que se producen en los otros campamentos. En el suyo –por estar en el Estado- el cuadro de situación se controla con más facilidad. Los intendentes han salido a la calle a repartir la boleta y han recibido a los candidatos en sus distritos. Un poco eso lo genera Cresto, un dirigente al que no le cabe la pregunta y éste quién se cree que es. Con el apellido y un proyecto para el 2023, el concordiense se para desde otro lugar. Y, el aparato, acompaña. El escenario es diferente a la elección de 2017, cuando Gustavo Bordet tenía reelección y gobernaba el macrismo la Nación.

Los números del oficialismo – otorgados por consultoras nacionales y locales – le muestran un importante desconocimiento a Galimberti. El jefe comunal de Chajarí debe dar la interna a un ex ministro que tuvo una notable presencia en Entre Ríos durante la administración de Mauricio Macri y que ahora, además, cuenta con una estructura en cartelería y publicidad en redes muy superior. Por eso todo lo que saque el radical será lo más genuino y meritorio.

Más allá de las fotos con referentes nacionales que muestran de uno y otro lado de la interna cambiemita entrerriana, el electorado en general no vive en un clima de campaña. Esto deja otro dato en las encuestas: el 20 por ciento se encuadra en el ítem indeciso.

Se espera que la mayoría de los votos de la lista del chajariense vaya a Frigerio en la general. ¿Pero qué mayoría? ¿De cuántos puntos estamos hablando?

En el peronismo creen que puede llegar a escaparse algunos votos con la activación de la ambulancia de Lucía Varisco, que va por afuera. Sería el radicalismo anti Frigerio. Para eso la diputada provincial deberá alcanzar el 1.5 de los votos que, según los trabajos de opinión en el PJ, los estaría alcanzando sin inconvenientes.

La decisión del sector de Roberto Sabbioni de sumarse a las huestes de Frigerio desinfló la propuesta de la hija del intendente fallecido que tiene, básicamente, su anclaje en Paraná. Son peleas de aparatos y aparatitos, pero todo suma o resta. Se verá cuánto. En esta elección (en las PASO y en la general) lo interesante no es sólo esperar quien gana y pierde, sino por cuanto se gana y se pierde si so lo mira en perceptiva del 2023.

La final será el 24 noviembre. El tiempo que transcurra hasta ese día, para el oficialismo, es otro elemento que lo pone en la columna de la expectativa. Entienden que algunas variables económicas y programas como el Ahora 12, el Pre Viaje y los créditos a tasa cero para monotributistas cambiarán el humor del electorado blando.

Después está Alberto Fernández y su incontinencia verbal pese a ser presidente. Eso también se verá.

Fuente: Página Política
Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad