Lo Último

Interna JxER

La clave del 25%

Es el porcentaje de votos mínimo que se debe alcanzar en la interna de Juntos por Entre Ríos para obtener minoría y derecho a integrar la lista del ganador. Pero ese umbral excede al reparto de cargos. Opera como una base de representación que influirá directamente sobre el modo de conducción de la oposición en Entre Ríos.
Pablo Bizai
Por: Pablo Bizai
pablobizai@gmail.com

Es lo más interesante que ocurrirá en las PASO del 12 de septiembre en la provincia. La interna de Juntos por Entre Ríos (JxER) definirá mucho a futuro para la política entrerriana. Sin grandes diferencias políticas o ideológicas entre las tres listas anotadas, las primarias resolverán quien conduce dentro de la principal alianza opositora de la provincia. El que gane, quedará posicionado como candidato a gobernador para 2023. Sobre todo si, como esperan hasta los peronistas, JxER se termina imponiendo en la elección de medio término de noviembre.

Son tres listas las anotadas para las primarias de JxER.

Una es encabezada por Rogelio Frigerio (PRO), con Atilio Benedetti (UCR) en el tercer lugar de la lista como su principal aliado provincial y Martín Lousteau como su gran aliado nacional, que designó la candidata mujer, Marcela Ántola, en el segundo lugar. Frigerio está anotado para la gobernación y Benedetti nunca dejará de intentarlo.

Otra lista es encabezada por Pedro Galimberti (UCR), con Darío Schneider (UCR) en el tercer lugar. Son los dos intendentes más exitosos del radicalismo, que lideran un espacio nuevo en la UCR, Construir, nacido a fin de 2020 como un proyecto provincial. El principal acuerdo del sector es con el PRO opositor a Frigerio, que lidera el dirigente de Concordia Roberto Niez, quien designó a Mariana Salinas en segundo lugar de la lista. Galimberti y Schneider aspiran a la gobernación.

La tercera alternativa es encabezada por el ex concejal Carlos González, un histórico del varisquismo, que sin embargo está lejos de expresar al que fuera el grupo más importante del radicalismo de Paraná desde 1983 y que tras la muerte de su líder, Sergio Varisco, exhibe una profunda fragmentación. La más importante es la que encarna la diputada Lucía Varisco, hija del ex intendente de Paraná, que decidió presentarse como candidata por afuera de JxER y de la UCR, por el partido Fe, que en otras jurisdicciones integra el Frente de Todos.

Por varias razones, la lista de González es una opción testimonial, pero que aporta a la división del voto de la interna que se opone a Frigerio, el candidato con mayor conocimiento público y por eso mismo, el que en principio aparece como favorito.

En base a esa importante ventaja de conocimiento público (a la que suma Benedetti, el dirigente  más conocido de la UCR) muchos consideran un hecho que el ex ministro de Mauricio Macri será quien se imponga en las PASO de JxER. De ser así, las primarias no estarían resolviendo ya quién conducirá, sino cómo conducirá Frigerio el proceso que llevará a la coalición opositora a buscar la gobernación en 2023.

 

Apostar a ganador

En su campaña iniciada en febrero de este año, Frigerio logró incorporar apoyo radical en base a encuestas que le permitían proyectar para Galimberti apenas entre un 7 y un 10% de los votos de la interna. Una derrota de esa magnitud implicaría un tiro por la culata para el objetivo que se planteó inicialmente Construir: fortalecer la posición radical de cara al armado electoral de 2023 y a la integración del eventual gobierno provincial.

Esas encuestas encendieron una alerta en algunos dirigentes de la UCR. Si Frigerio les ganaba por goleada, estaría legitimando su dominio sobre la UCR por primera vez en las urnas y los radicales devaluarían su principal acción en la sociedad con el PRO: quedaría demostrado que la superior estructura y territorialidad partidaria de los radicales no son definitorias para ganar una elección.

Ese concepto se alteró con los meses, cuando fue quedando claro que enfrente de Frigerio no se armaría una “lista radical”; que la pulseada interna no sería de la UCR contra el líder del PRO más Benedetti. Con el paso del tiempo, Frigerio fue sumando apoyos de dirigentes importantes de la UCR, incluso de algunos que habían sido fundadores de Construir, como el intendente de La Paz, Bruno Sarubi, que formó parte del acuerdo con Lousteau.

Además, el cierre de listas dejó en claro que Construir no logró acuerdos importantes con otras líneas de la UCR. Su lista, más que ser la lista radical, terminó siendo la lista de Construir en sociedad con el PRO opositor a Frigerio.

La dirigencia radical que se sumó o acompaña a la lista de Frigerio cree que el ex ministro Macri es el mejor candidato para llegar al gobierno provincial. Y, entonces, aspiran con su apoyo a ocupar un cargo en el eventual gobierno del líder del PRO.

Otros dirigentes radicales, con idéntica expectativa personal, hacen equilibrio para no quedar mal con las bases de la UCR que acompañan a Galimberti (o, lo que no es exactamente lo mismo, militan para que no gane Frigerio) y con quien podría darles un lugar bajo el sol en el armado de la gestión 2023-2027.

Los radicales que se asociaron a Frigerio creen en aquellas encuestas con las que el ex ministro de Macri empezó a recorrer este año la provincia. Esperan una derrota, quizá no por goleada, pero que deje a Galimberti por debajo del umbral de la minoría.

Los radicales que hacen equilibrio suponen que gana Frigerio, pero no descartan que Galimberti llegue al 25% de los votos y con ello obtenga minoría y derecho a integrar la lista de Frigerio.

Si Galimberti llega al 25% y logra desplazar a Benedetti del lugar 3 de la lista de Frigerio, el escenario será muy distinto al proyectado por los sondeos con los que armó el líder del PRO. De cara a 2023, Frigerio no podría desconocer a la dirigencia de Construir.

Si los opositores a Frigerio sacan el 25% en Entre Ríos; si Facundo Manes se consolida en Buenos Aires; si empieza a jugar Gerardo Morales su proyecto presidencial; si Mario Negri mueve su influencia en Entre Ríos, será interesante observar cómo se paran los actuales equilibristas de la UCR entrerriana. Todos tienen relaciones y deben favores a los referentes nacionales del partido.

Es un escenario posible, que muchos creen probable en la UCR.

Aunque en el terreno de lo estrictamente posible, claro, todo puede ser. Desde que aquellas proyecciones iniciales de Frigerio terminen siendo acertadas, hasta que, como dijo Schneider en una nota con Página Política, el que tenga que estar preocupado por llegar al 25% sea Frigerio.

 

Fuente: Página Política
Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad