Lo Último

Uader

El día que Mingo y Aguilar se cartearon

La ex rectora acusó al vicerrector de haber agraviado “su buen nombre” en una de las asambleas más importantes del año al haber insinuado un comportamiento deshonesto. En respuesta, la actual autoridad de la Uader lo

La caldeada Asamblea Ordinaria del Consejo Superior de la Universidad Autónoma de Entre Ríos (Uader), que se desarrolló el 30 de marzo, casi termina en Tribunales. En aquella ocasión, en Rectorado, consejeros, rector y vicerrector sacaron trapitos al sol y se acusaron de haber actuado deshonestamente. (Ver nota y videos) Fue en el marco de un importante encuentro del que las instalaciones de la unidad académica se colmaron de estudiantes.

En el encuentro se resolvió anular la resolución del rectorado Nº187 que permitió a los docentes argumentar su amparo para suspender el cronograma electoral hasta tanto se realicen los concursos de los que iban a participar.

Sebastián Aguilar, al hacer uso de la palabra, acusó a la consejera Graciela Mingo de Bevilacqua por haber realizado contratos, entre otras cosas, cuando se desempeñó como rectora normalizadora.

El vicerrector leyó resoluciones en que la ex rectora se había autodesignado dos horas cátedras; designado a Mario Ignacio Bevilacqua y se había tomado licencias.

Cada uno de los puntos fueron contestados y explicados por Mingo, pero a través de una carta documento, enviada el 18 de abril.

En la misma, intimó a Aguilar para que en el plazo de 72 horas se retracte de “los agravios” por “idénticos o similares medios en que fueron realizados, a fin de dejar a salvo el buen nombre”.

La respuesta del vicerrector llegó el 21 de abril, también por carta documento. “En ningún momento agravié a ninguno de los presentes de la Asamblea y mucho menos a la señora Graciela Mingo”, escribió Aguilar. Y agregó: “No debo rectificar situación que no existió. Entiendo que en el desarrollo de mi alocución resulta inverosímil haber afectado el buen nombre, suponer una conducta deshonesta y falta de transparencia de persona alguna, pues en el marco de mi exposición solo procedí a leer de manera textual tres resoluciones”.

Sobre el final Aguilar sostuvo que no existió “manifestación alguna que pusiera en duda su honorabilidad y buen nombre”.

Claves

Notas más
leidas
© 2021 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad