Lo Último

Justicia

Habrá un impasse y el jury se retomará en febrero con nuevos integrantes

Los actuales integrantes del Jurado de Enjuiciamiento, aquellos que decidieron abrir causa contra Cecilia Goyeneche, cesan en sus funciones el 31 de diciembre y los encargados de continuar con el proceso aún no han sido designados. Mientras tanto, corren rumores inquietantes sobre quién oficiará de acusador.
Por: Redacción de Página Política

Ninguna novedad traerá enero en el proceso contra Cecilia Goyeneche, sometida a un jury de enjuiciamiento por haber tenido, presuntamente, una conducta incompatible con las funciones a su cargo y mal desempeño.

Es que los actuales integrantes del Jurado de Enjuiciamiento, aquellos que decidieron abrir causa contra la procuradora adjunta, cesan en sus funciones; los encargados de llevar adelante el proceso aún no han sido designados y recién prestarán juramento ante la Cámara de Senadores después del 15 de febrero en que se inicia un nuevo período de sesiones ordinarias de la Legislatura.

Recapitulemos: el Jurado de Enjuiciamiento está integrado por tres miembros del Superior Tribunal de Justicia (STJ), un senador, un diputado y dos representantes del Colegio de la Abogacía de Entre Ríos; y duran dos años en sus cargos. Los actuales mandatos vencen el 31 de diciembre y la ley prevé una prórroga solo en caso de que el proceso hubiera avanzado hasta el momento de dictar sentencia. Nada más lejos.

Puede no haber cambios en la composición del jury. O puede que sí. De hecho, hay cinco miembros que han sido recusados: Martín Carbonell, Daniel Carubia, Claudia Mizawak, Sonia Rondoni y Armando Gay. Esos planteos, por ahora, están en stand-by y el único movimiento se produjo este lunes, con la jura de Juan Ramón Smaldone, en reemplazo de Emilio Castrillón, como suplente en representación del STJ.

La ley establece también que las designaciones deben hacerse antes del 30 de octubre del año anterior a la renovación, pero la disputa institucional que se produjo a partir del proceso contra Goyeneche ha dejado todo en una especie de nebulosa.

A decir verdad, en el círculo rojo consideran que este impasse que impone la feria judicial puede servir para bajar los decibeles en las diputas palaciegas que quedaron expuestas como nunca antes en estas últimas semanas, luego de que el procurador Jorge Amílcar Luciano García anunciara que denunciará penalmente a quienes votaron por el apartamiento del Ministerio Público Fiscal del jury a su segunda; la velada amenaza de Goyeneche a la dirigencia política de que habría pruebas para subir en la cadena de responsabilidades en la causa de los contratos truchos; y el contraataque de la Sala Penal con un polémico fallo que pretende poner plazos en las investigaciones penales invocando un artículo del Código Procesal Penal al que, parece, nadie le había prestado atención en quince años. Es necesario poner paños fríos.

En esa clave debe entenderse la demora en que ha incurrido el STJ para realizar el sorteo de quienes integrarán el jury en el bienio 2022-2023 y que tendrán la misión de juzgar a Goyeneche, nada menos.

No menos complejo se avizora el escenario en el Colegio de la Abogacía de Entre Ríos. Se convocó a elecciones para el 18 de febrero de 2022. Pero el panorama en este estamento también es incierto. En la entidad todavía no cicatrizan las heridas que dejó el proceso de renovación de autoridades y el consenso que ha primado históricamente para la designación de representantes ante el Jurado de Enjuiciamiento es una utopía. Las listas cierran en una semana y hacia el interior de la entidad se especula con la posibilidad de que haya cuatro propuestas: el oficialismo a nivel provincial, la oposición que conduce la Sección Paraná, un sector del radicalismo y otro grupo alineado con el PRO, en una reedición de la disputa que aqueja a Juntos por el Cambio.

En la Legislatura está todo más claro. Hace unos días, se oficializó a sus representantes y casi no hay novedades: en representación de la Cámara de Senadores continuará Armando Gay como titular y Daniel Olano asumirá como suplente, en lugar de Francisco Morchio; mientras que la Cámara de Diputados ratificó a Gustavo Zavallo y Silvia Moreno, como titular y suplente, respectivamente.

Solo cuando los nuevos integrantes del jury hayan jurado se podrá seguir con el proceso, y eso no ocurrirá hasta mediados de febrero.

En este escenario, lo único que podría alterar esta especie de tensa calma que se vive hacia el interior del country es que en los últimos días que gasta diciembre aparezca alguien dispuesto a asumir el rol de fiscal ad-hoc en la lista de conjueces. Sobre eso, hay rumores, inquietantes rumores; y una sola certeza: los jefes de la Procuración General insisten en que solo uno de ellos puede juzgarlos.

En el medio, la sociedad, ajena a las disputas palaciegas.

 

 

(Informe Juan Cruz Varela, para Página Judicial)

Fuente: Página Política
Notas más
leidas
© 2022 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad