Lo Último

Alberto candidato

La noticia que llegó cuando Entre Ríos estaba en otra cosa

El 18 de mayo, un año atrás, Cristina Fernández modificó el escenario político bendiciendo a Alberto Fernández como candidato a presidente. En la provincia, faltaban 22 días para la elección provincial y buena parte del oficialismo prefirió dilatar definiciones.
Luz Alcain
Por: Luz Alcain
@luzalcain

Hace un año, Cristina Kirchner jugaba la ficha que cambiaría el tablero político, inamovible, desde diciembre de 2015.

El sábado 18 de mayo de 2019, a las 9, la dirigente divulgó en redes sociales el video en el que hacía saber de su repliegue, en pos de una construcción política que asegurara un triunfo que ella no garantizaba. Pero, antes que eso, una alianza para gobernar en tiempos difíciles.

Cristina, la opositora con mayor caudal electoral, desistía de ser candidata a la Presidenta. Hacía saber que sería compañera de fórmula del armador de su espacio, Alberto Fernández.

[{adj:17812} En la Semana de Mayo, reflexiones y decisiones.]

El tablero de la grieta se desvanecía y aparecía en escena un nombre sin votos, sin agrupación propia, un nombre al que el peronismo debía cargar de sentidos a partir de entonces.

Otro viaje

La política entrerriana, mientras, estaba subida a otro tren. Corría el vértigo electoral de los comicios desdoblados. Faltaban apenas 22 días para las elecciones generales provinciales y locales. El Frente Creer Entre Ríos postulaba la reelección de Gustavo Bordet que ya se había alzado con un triunfo holgado en las PASO de abril. Enfrente, Atilio Benedetti era el candidato para la Casa Gris por Juntos para el Cambio.

Bordet, enrolado en lo que se denominaba entonces Alternativa Federal, decidió no correr riesgos. Demoró hasta unos días después de su triunfo la bendición a la fórmula de Los Fernández. Para esa altura la tercera vía a la que apostó, junto con Roberto Lavagna, Juan Schiaretti, Sergio Massa y Miguel Ángel Pichetto se reducía a una escuálida opción para octubre.

Reacciones

“Es una noticia que tiene impacto nacional, pero en Entre Ríos tenemos en el horizonte cercano el 9 de junio, cuando son nuestras elecciones, y para esto venimos trabajando”, se expresó Bordet en conferencia de prensa, horas después del anuncio de Cristina.

Se ocupó de centrar el escenario político en la provincia: “Nosotros estamos focalizados en proponerles a los entrerrianos la provincia que queremos para el 9 de junio, con un fuerte contenido de identidad que le hemos impreso a nuestra gestión. Es muy prematuro. Falta mucho para el escenario electoral nacional y situaciones como esta se irán dando”.

[{art:31583} ]

Hubo otros que, en cambio, se apuraron en alinearse con Alberto, promotor de la unidad alcanzada en Entre Ríos entre el peronismo encabezado por Bordet y el kirchnerismo nucleado en torno a Sergio Urribarri y Julio Solanas. El exgobernador, asiduo visitante del Instituto Patria que comandaba Cristina, no demoró su posición: “Cristina nos muestra una vez más su enorme capacidad de conducción, su coraje y su amor por el pueblo argentino. Esta fórmula será el inicio de la construcción de una coalición mucho más amplia”, manifestó el titular de la Cámara de Diputados.

[{art:31584} ]

De entre los intendentes, primereó Enrique Cresto en un contexto en el que la “bajada de línea” a la dirigencia oficialista era la cautela para “cuidar” el escenario entrerriano.

“Felicitaciones futuro Presidente de todos los Argentinos Alberto Fernández!!”, viralizó el hoy funcionario nacional. “Gran renunciamiento histórico. Primero la Patria, Segundo el movimiento (modelo) y por último los hombres. Gracias Cristina!!! Tenemos fórmula Fernández – Fernández”, manifestó en redes sociales en una foto con Fernández y Santiago Cafiero en un bar de Concordia.

Lo que falta

Hace un año, José Carlos Halle mostró sorpresa por el movimiento hecho por Cristina. Marcó que había tiempo para plantear una negociación con el Peronismo Federal que tenía en Sergio Massa al candidato más firme.

El exintendente minimizó lo alcanzado ese 18 de mayo. “Sólo hay un acuerdo entre sectores de Unidad Ciudadana”, dijo expresando al espacio que conduce el entonces candidato Adán Bahl. Fue Bahl quien había resistido unos meses antes el armado de la unidad entrerriana que había planteado Alberto en arduas negociaciones con Bordet.

[{art:31588} ]

Halle hizo notar que lo relevante sólo se daría con las conversaciones que se plasmaran a partir de entonces. No pasó mucho tiempo: el 30 de mayo un encuentro nacional del Peronismo Federal le liberó las manos a Massa para que fuera a buscar un acuerdo “para ganarle a Macri”.

Pasaron unos días más, medió “el café” de Massa con Alberto, en simultáneo con la diáspora de la Alternativa Federal con Pichetto cambiando de vereda para completar la fórmula de Macri.

Amarillo y celeste

En tanto, Bordet se alzó en Entre Ríos con un triunfo histórico, alcanzando el 58% de los sufragios, el 9 de junio. Tres días después, se sumaba formalmente a las filas de Alberto que centraba su campaña a partir de entonces en su alianza con los gobernadores.

Las listas para las legislativas de octubre se armaron bajo esa coalición. Los nombres intercalaron referentes de Bordet con leales al kirchnerismo. Se sabe cómo continuó la historia: las PASO, el 11 de agosto, aseguraron un triunfo contundente de Alberto en todo el país, también en Entre Ríos. Se convirtió en presidente electo el 27 de octubre con un triunfo en casi todo el país. El viento cambió en la provincia: Juntos por el Cambio se alzó con un ajustado triunfo, el que repitió la fuerza de Mauricio Macri en toda la Región Centro.

El 11 de diciembre, el Presidente llegó a Entre Ríos a acompañar la ceremonia de asunción de Bordet y Laura Stratta. Arrancaba otra etapa.

[{adj:18665} ]

Notas más
leidas
© 2022 Página Política
Términos y Condiciones
Política de Privacidad